Opinión

Madrid, que te quedas sin prensa…

 

 

(En la imagen, Gonzaga Escauriaza, presidente de la RFEG).

 

 

Se disputaron este sábado 30 de julio los Interautonómicos absolutos masculino y femenino. Los chicos jugaron en el Prat y las chicas en el vecino campo abulense de El Fresnillo. Bueno, mis paisanos triunfaron en Cataluña y mis paisanas, que llevaban cuatro años reinando en este campeonato, no pasaron a la final apeadas por las campeonas, Madrid, por un ajustado 5 a 4. Así que, por la parte sentimental, contento, los chicos ganaron y las chicas pelearon dignamente y consiguieron vencer a Cataluña en la final de consolación, y consiguieron un honroso tercer puesto.

Tuve la suerte de seguir el partido final de Ana San Juan contra la catalana Andrea Jonama, un hermoso duelo en el que el marcador osciló hasta el último momento, una arriba, dos abajo, all square, etc. Finalmente, el partido no terminó el 18 porque antes de entrar en green Asturias ya había vencido por 3,5 a 1,5. En ese momento estaban empatadas.

Pero si la parte sentimental era positiva, la parte profesional no tanto. Se jugaba un campeonato importante, el Interautonómico Absoluto y Madrid, junto con Asturias, era una de las favoritas. Periodistas madrileños presentes: ninguno. Allí no estaban ni teledeporte, ni Telemadrid , ni Canal Plus Golf, ni la Niña de los Peines. Lo que dice poco a favor de los medios deportivos y menos aún a los que se dedican a seguir el golf preferentemente.

Tal vez el buen trabajo de Miguel Ángel Caderot ha conseguido “adormecer” a la grey periodística que espera con tanta ilusión como desidia los excelentes informes que sobre cualquier acontecimiento de la RFEG suele ofrecer este atareado y diligente compañero. Nadie crea que me excluyo del pelotón de los somnolientos. Yo tampoco suelo estar en la mayoría de las competiciones porque viajar cuesta dinero y el peculio personal no está para muchos dispendios. Pero este campeonato era aquí mismo, a un hora y poco de la capital. Una lástima.

Total, seamos positivos, una gran jornada de golf en la que pudimos ver a las que mañana serán grandes jugadoras españolas. Mucha ilusión, mucha gente joven, pocos aficionados: la familia, los federativos y poco más. Pero el golf, a pesar de las ausencias, sigue vivo, hay ilusión entre las jugadoras jóvenes y lo cierto es que El Fresnillo presentaba un aspecto inmejorable. Hubiera estado bien, como broche final, la presencia del presidente de la Fede Española para la entrega de trofeos, pero Gonzaga excusó su asistencia. Tampoco estaba, claro, Nacho Guerras, recién reelegido para la de Madrid… Y eso que su equipo, el madrileño estaba en la final… y ganó. Compromisos de su cargo, tanto de uno como de otro, supongo.

No es posible comentar.