Torneos

Luke Donald (-19) arrasó en el Open de Escocia, reducido a tres jornadas. Solo Lara (12) y Del Moral (-11) aguantaron el tipo

Ver clasificación final del Barclays Scottish Open

Luke Donald ha presentado sus credenciales al Open Championship de la próxima semana, al entregar una tarjeta de 63 golpes, nueve bajo el par 72 del Castle Stuart Golf Links, en Inverness, al norte de Escocia, en la tercera y última ronda de un reducido Barclays Scottish Open del que se han disputado solo tres rondas, ya que una de ellas tuvo que ser suspendida por el mal tiempo, lluvias torrenciales y aparato eléctrico, que obligaron a dejar el torneo sin una vuelta. Donald se adjudicó los 550.250 € del premio, del total de 3.000.000 € que se repartían en el torneo.
Con un total de -19 golpes en tres días, lo que demuestra lo benigno del campo, con calles anchas y muy mojado por la lluvia, lo que convirtió a los greenes en un verdadero nido de birdies e incluso eagles, la tercera y última tarjeta del inglés solo pudo ser superada por la del sueco Fredrik Andersson Hed, que firmó diez bajo par, aunque no fueron suficientes para alcanzar a Donald. El sueco fue segundo (-15), a cuatro golpes del ganador. Un ganador que se afianza como número 1 del mundo y de la “Carrera hacia Dubai”, que ha ganado distancia desde el tee de salida, sin perder la rectitud de su juego y que cerca del green y con el putter está viviendo un momento dulce… Y lo está aprovechando.
En la tercera posición, siete jugadores quedaron empatados (-14), entre ellos, dos de habla hispana, el argentino Ángel Cabrera y el chileno Mark Tullo, que con esta clasificación se ha clasificado para el Open Championship, torneo que no ha visto muchos chilenos en sus cuadros finales.
En cuanto a los españoles solo dos de los nueve que iniciaron el torneo han podido terminarlo. Los dos son valencianos y podrían haber mejorado su clasificación, en la que llegaron a estar en posiciones de liderazgo, si no se hubieran topado con sus nervios o la mala suerte en los últimos hoyos de la tercera ronda final. José Manuel Lara, en segunda posición hasta el hoyo 16, el más fácil del campo, al que muchos jugadores tiraban a green desde el tee de salida, no mucho más allá de los 300 metros, firmó un bogey al que sumó otro más en el par 5 del 18, con lo que su puesto final, el 14 (-12) no se corresponde con sus méritos bajo la lluvia de las tres jornadas. Ahí terminó, empatado con nueve jugadores, entre los que se encontraban Lee Westwood, Padraig Harrington y el veterano Barry Lane.
El otro español superviviente en Escocia ha sido Carlos del Moral que ha finalizado el 25 (-11), a pesar de su doble bogey del último hoyo. En cualquier caso, un magnífico resultado para su carrera de rookie este año en el Circuito Europeo, aunque ya haya participado en otras ediciones an teriores del Tour.
 
LOS “AMIGOS” AMERICANOS
 
Patrocinado por Barclays, Mickelson estaba “obligado” a jugar este torneo que, además, le ha servido para irle pillando el tranquillo a los links británicos de cara al Open Championship de la próxima semana. El jueves (73) no estuvo bien, pero el viernes mejoró algo (67), pero en la tercera y última ronda (69) no pudo pasar de un acumulado de -7, para acabar en el puesto 58, empatado con otro de los escasos norteamericanos que llegaron a Escocia para jugar este Barclays Scottish Open.
Del resto de los americanos, que han llegado a Escocia en cuentagotas, el mejor ha sido Matt Kuchar, décimo (-13). Del resto, ni Gary Woodlans, ni Brandt Snedeker pasaron el corte.
Lo mismo que los siete españoles que acompañaban a los dos valencianos supervivientes al empezar el torneo. Los descartados por el mal tiempo… y su propio mal juego fueron: Alejandro Cañizares, Pablo Martín, Nacho Garrido, Rafa Cabrera, Manuel Quirós, Álvaro Velasco y Pablo Larrazábal, al que aún le dura la resaca del triunfo en Munich, hace dos semanas.
No es posible comentar.