Noticias

Las cenizas de Seve reposan bajo su magnolio preferido

Con el hermanamiento de los jóvenes remeros de la famosa trainera de Pedreña, que escoltaron las cenizas de Severiano Ballesteros, de la casa familiar a la parroquia, y regreso, y algunos de los compañeros de Severiano Ballesteros, el mejor golfista español de todos los tiempos fue despedido en su localidad natal y sus cenizas enterradas bajo el magnolio que vigila el par 3 construido en el jardín de su casa familiar, tal y como fue su deseo.
No fue multitudinaria, si exceptuamos los millones que siguieron su funeral por televisión el miércoles 11 de mayo, la despedida a Seve. Igualmente, como él quería. El mundo del deporte y, sobretodo del golf, dijo adiós al mito en la iglesia parroquial de Pedreña, donde se agolpaban trescientas personas, y no hubo muchas más en las afueras del recinto religioso.
Las cenizas de Seve entraron en la iglesia en manos de sus hijos, Javier y Miguel, a los que acompañaba su hermana Carmen y que se relevaron durante el recorrido hasta dejar la urna reposando ante el altar durante el tiempo que duró la Misa de Difuntos. El Cortejo fúnebre fue acompañado durante todo el tiempo por un gaitero escocés, en señal de reconocimiento a un pueblo en el que Seve era considerado como un ídolo, teniendo en cuenta la afición que existe en Gran Bretaña, hacia un deporte que, como tantos otros, ha sido un invento de los británicos.
SIN REPRESENTANTES DE LA CASA REAL, NI DEL GOBIERNO DE ESPAÑA
Aunque hubo ausencias significativas, como las de los representantes de la Casa Real -los Reyes estaban en Suiza- y la de algún miembro del Gobierno de España, que prefirió seguir en campaña electoral y que delegó en el nuevo secretario de Estado para el Deporte, Albert Soler, estuvieron presentes en el acto fúnebre, el presidente del Gobierno cántabro, Miguel Ángel Revilla, y la vicepresidenta, Dolores Gorostiaga, junto a varios consejeros.
También estaba  el presidente del COE, Alejandro Blanco, el exfutbolista Emilio Butragueño, Director de Relaciones Institucionales del Real Madrid, el exciclista Miguel Indurain y el torero Enrique Ponce.
Entre los asistentes figuraba la directora de la Fundación Albéniz, Paloma O’Shea, esposa del presidente del Banco Santander, Emilio Botín, y madre de la ex mujer de Ballesteros, Carmen Botín.
SIR NICK FALDO ENTRE LOS PRESENTES
Además de José María Olazábal, totalmente desconsolado, destacaba la presencia de Miguel Ángel Jiménez y la de los británicos, Sir Nick Faldo, Colin Montgomerie, Sam Torrance, Ian Woosnan y otros compañeros de Seve, con el que compartieron alegrías y tristezas en la Ryder Cup. Chema, Jiménez y Monty viajaban a Palma de Mallorca inmediatamente después del funeral para jugar el Iberdrola Open que se inicia el jueves 12 de mayo.
Sir Nick Faldo, compañero y rival durante muchos años del golfista español aseguró que “se ha ido un hombre de honor que nos enseñó a luchar hasta el final”
El oficio religioso fue concelebrado por el párroco de Pedreña, Juan Cuevas; Pedro Cea, sacerdote de la Iglesia de la Compañía de Santander; y Baldomero Maza, párroco de Suances.
No es posible comentar.