Torneos

PGA: Phil Mickelson (-6) hace historia con 50 años, el jugador con más edad en ganar un Major

En la imagen, bajo estas líneas, una vista de la Casa Club del Ocean Course de Kiawah Island, en Carolina del Sur.

Ver leaderboard del PGA Championship

No podía soñarse un partido estelar mejor para el domingo 23 de mayo, día final del PGA Championhsip: el eterno Phil Michelson (-7) y el especialista en Majors, Brooks Koepka (-6). Un encuentro así era, en principio, dificilmente mejorable, sobre todo dadas las circunstancias de este torneo, el segundo Grande del año, donde se juegan casi dos millones de dólares por la victoria.

Y es que, en Kiawah Island, en Carolina del Sur, donde el fin de semana no estaban todos los que son en el ranking mundial, porque el campo hizo una escabechina entre los mejores del mundo, incluidos los números 1 y 2, Dustin Johnson y Justin Thomas.

Eso, sí, el partido soñado entre el veterano de California y el nacido en Florida, al que lleva veinte años, fue todo un espectáculo en el Ocean Course, par 72) de Kiawah Island, como no podía ser de otra manera.

Mickelson (70, 69, 70 y 73) acabó con un acumulado de -6, con dos golpes por delante del propio Koepka (69, 71, 70 y 74) y del sudafricano Louis Oosthuizen (71, 68, 72 y 73) que acabaron empatados (-4) en la segunda posición.

Al ganar cumplidos los 50 años, Phil Mickelson (16-junio-1970) superó el récord de Julius Boros, quien ganó este mismo PGA Championship, en 1968 a los 48 años.

Con esta victoria el zurdo californiano acumula seis Majors y este de 2021 es su segundo PGA que ganó en su edición de 2005, hace 16 años. Mickelson lleva a la bolsa desde hace algún tiempo a su hermano Tim, que fue el primer entrenador de Jon Rahm, y su primer coach, al que dejó cuando su hermano Phil le pidió que fuera con él de caddie.

ES POSIBLE A CUALQUIER EDAD

Mickelson, que ya ha jugado dos torneos del PGA Tour Senior, y ha ganado los dos, ha demostrado que es posible ganar un Major con cincuenta años; al finalizar el torneo explicó: «he tenido que hacer un poco de trabajo extra, un mayor esfuerzo para mantenerme físicamente y mantener en forma mis habilidades golfística, pero gracias a Dios, al final ha valido la pena. Esta victoria y el Trofeo Wanamaker me producen un sentimiento increíble porque, simplemente pensaba que era posible, aunque todo decía parecia que estaba en contra. Espero que otros veteranos encuentren la inspiración que yo he tenido», concluyó.

BROOKS KOEPKA Y OOSTHUIZEN, A LA CAZA

Para Brooks Koepka, que buscaba su tercer título del PGA Championship en cuatro años, no le hizo mella, al parecer, su lesión de rodilla, pero fueron los problemas con el putt los que no le dejaron llegar hasta la cabeza; aunque presionó al vencedor hasta el final. Brooks, a sus treinta y un años, afirmó sentirse «muy decepcionado y bastante desanimado»: no estoy contento.

Louis Oosthuizen, segundo empatado con Koepka, se mostró satisfecho con su puesto, aunque pensó que le había faltado acierto con el putt en algunos momentos.

EL CAPITÁN HARRINGTON, CUARTO

Tras el trío de cabeza, ganador y dos empatados, destacan cuatro jugadores en la cuarta posición (-2). Dos irlandeses, un inglés y un norteamericano. De los cuatro, el que sorprendió a propios extraños, no solo por sus malos resultados de los últimos tiempos, sino también por su edad ya que si no es cincuentón, los cumple el 31 de agosto, es Padraig Harrington. El capitán europeo de la Ryder Cup de este mismo año, acabó, con mucho mérito, en esa cuarta posición (71, 73, 73, 69) empatado con otro irlandés Shane Lawry, el inglés Paul Casey, dos que podían formar parte del equipo de Europa que capitanea Padraig, y el norteamericano Harry Higgs.

LAS FELICITACIONES DE RAHM… Y DE WOODS

Tiger Woods, quince veces ganador de Grandes, rindió homenaje a Mickelson en Twitter: «verdaderamente inspirador ver a Phil Mickelson hacerlo de nuevo a los 50 años. ¡¡¡¡¡Felicidades!!!!!!!.

Pero el convaleciente ex número 1 del mundo no fue el único profesional que felicitó al cincuentón; fueron muchos los que lo hicieron, por no decir todos y por supuesto, Jon Rahm, que es uno de los «ojitos derechos» de los hermanos Mickelson, Phil y Tim.

Precisamente el español (72, 75, 72 y 68) escenificó una remontada espectacular. A falta de una jornada en el PGA Championship, Rahm (+3) estaba a diez golpes del líder Mickelson, pero sus cuatro bajo par le hicieron remontar treinta posiciones, hasta acabar en el octavo puesto. El vasco se ha convertido en un especialista en firmar sus mejores resultados en las últimas vueltas de los Majors. En cuanto empiece a hacer buenos recorridos al principio del torneo, tendremos posibilidades de felicitarle al final.

SERGIO, DUSTIN Y JUSTIN, FUERA DEL CORTE

Sergio García tenía como compañeros/rivales a Dustin Johnson, número 1 del mundo y el irlandés Shane Lowry, en las dos primeras jornadas; el castellonense (77, 73) no estuvo el fin de semana ya que con su +6 se quedó fuera de un corte establecido en (+5) y que superaron 81 jugadores. Pero tampoco estuvieron el finde su compañero de partido, el número 1 del mundo, ni Justin Thomas, empatado con ellos en +6; con estas ausencias, el número 3 del mundo, Jon Rahm fue el referente en lo que queda de torneo.

No es posible comentar.