Noticias

Jiménez ha decidido: “Jugaré en Glenagles para asegurar mi puesto en la Ryder y no iré a la boda de mi sobrino”

A sus 46 años Miguel Ángel Jiménez sabe que ésta puede ser la última oportunidad de participar en el equipo español de la Ryder Cup, clasificándose por sus propios méritos. Aunque en este momento, y a falta de un solo torneo clasificatorio, el Johnny Walker Championship que se juega en Gleneagles, Escocia, del 26 al 29 de agosto, el malagueño está clasificado en el noveno y último lugar de los jugadores que formarán parte del equipo por sus resultados, todavía no es segura su presencia en el País de Gales, el próximo octubre, ya que sus inmediatos seguidores acudirán al campo escocés, situado en un magnífico Resort con tres campos y un hotel de cinco estrellas, y tienen posibilidades de sacarle de la lista.
Es difícil, pero es posible, por lo que Jiménez decidió, después de su séptimo puesto en el Czech Open, donde el sueco Peter Hanson le quitó la octava plaza con su victoria, acudir a Gleneagles para defender su posición y no ir a la boda de su sobrino. Jiménez, además, quiere quitarse la espina de la pasada edición de la Ryder en Valhalla, en los Estados Unidos, cuando Miguel Ángel perdió un punto decisivo en la última jornada.
Aunque sus rivales en la clasificación lo tienen difícil para superar al malagueño, no son imposibles: los ingleses  Ross McGowan, vencedor del Abierto de Madrid en 2009, con una segunda plaza en Escocia y Simon Dyson, con una victoria, podrían desplazar a Jiménez de su novena plaza. Incluso con una victoria en Gleneagles, el gaditano Álvaro Quirós, podría sustituir al malagueño.
Para las tres invitaciones del capitán Montgomerie, suenan los nombres de Sergio García, los ingleses Paul Casey y Luke Donald y el irlandés Padraig Harrington. Sergio se ha tomado unas vacaciones hasta el Castelló Masters de octubre y no va a participar en los play offs de la FedEx Cup y, a no ser que le elija Monty, no va a cambiar su decisión. En cuanto a Casey, Donald y Harrington han preferido seguir en los Estados Unidos para jugar The Barclays Championship, el primer torneo de los playoffs de la FedEx Cup, en el que se juegan 7.500.000 $ y que no puntúa en la lista para el equipo europeo, antes que venir a Escocia a jugar el Johnny Walker, dotado con 1.400.000 libras.
En el equipo europeo son fijos los ingleses Lee Westwood, Ian Poulter y Ross Fisher, los norirlandeses Rory McIlroy y Graeme McDowell, el alemán Martin Kaymer, el sueco Peter Hanson y el italiano Francesco Molinari, con lo que solo falta conocer la última plaza de acceso directo y las tres invitaciones disponibles para el capitán.
No es posible comentar.