Torneos

Grégory Bourdy (-8), ganador del Open de Gales. Remontada de Fernández Castaño (-1) que acabó en el top ten

 

 

(En la imagen, Grégory Bourdy con el trofeo conseguido en Gales. Bajo estas líneas, Liam Bond, líder tras la segunda ronda, el viernes 30 de agosto. Debajo, Espen Kofstad da el golpe de salida en el primer partido de la jornada inaugural, el jueves 29,  del Open de Gales, bajo la atenta mirada de Paul McGinley, su compañero de partido que había dado ya el golpe inaugural de este torneo con el que comienza la puntuación para la Ryder Cup 2014 (Fotos: Getty Images, cedidas por el European Tour). Bajo estas líneas, una vista del Celtic Manor Resort, donde se celebró la Ryder Cup 2010 y donde se disputa el Open de Gales.

 

Ver resultados y clasificación del Open de Gales

 

Grégory Bourdy (-8) se impuso a Peter Uihlein (-6) en el  ISPS Handa Wales Open  que finalizó el domingo 1 de septiembre en The Twenty Ten Course, par 71, en The Celtic Manor Resort, escenario de la Ryder 2010. El joven norteamericano, que inició la temporada en el Challenge Tour y que ya ganó en Madeira, en un torneo cosancionado con el European Tour, y que fue octavo en el Open de España de El Saler, salió líder en la última ronda pero la mayor experiencia del francés le valió la victoria con dos golpes de ventaja.

 

 

De los cinco españoles que pasaron el corte, de los oonce que iniciaron el torneo, el mejor fue Gonzalo Fernández Castaño (70, 75, 69 y 69), con un meritorio octavo puesto (-1), después de haber firmado una segunda ronda de cuatro golpes sobre el par del campo, lo que le llevó a pasar el corte por los pelos. Sin embargo, sus dos vueltas bajo par en las dos últimas jornadas, le dejaron en el top ten.

 

En la decimoquinta posición, al par, finalizaron empatados Rafa Cabrera y Eduardo de la Riva. El catalán sigue con sus buenas actuaciones, mientras Pablo Larrazábal, su compañero del Golf del Prat, no parece levantar cabeza en las últimas semanas, tras su decepción en el PGA Championship. Jorge Campillo terminó el  43 (+5), igual queJosé Manuel Lara.

 

Se quedaron fuera el viernes, Chema Olazábal, Alejandro Cañizares, Nacho Garrido, cada vez más lejos de la tarjeta 2014 y otros tres jugadores que normalmente no andan por los bajos de la clasificación: Pablo Larrazábal y Miguel Ángel Jiménez sumaron +9 en las dos rondas iniciales y Álvaro Quirós terminó con un desastroso +12.

 

CRÓNICA DE LA SEGUNDA JORNADA

 

 

El líder sorprendente, después de dos jornadas, es el galés Bond, Liam Bond, que no tiene nada que ver con James Bond, aunque su liderato sea tan sorprendente como las hazañas del héroe creado por Ian Fleming. Bond (-5) es líder con un golpe de ventaja sobre Tjaart Van der Walt y el líder de la primera ronda, Espen Kofstad. Liam no ha ganado nunca en el European Tour del que tiene la tarjeta desde 2010, cuando ganó la Escuela de Clasificación. Liam tiene 43 años y el mayor premio conseguido en un torneo del Circuito Europeo fue de 19.600 € en 2011.

 

Los otros cuatro españoles que están jugando el fin de semana son Gonzalo Fernández Castaño, Eduardo de la Riva, José Manuel Lara y Jorge Campillo.

 

Se quedaron fuera Chema Olazábal, Alejandro Cañizares, Nacho Garrido, cada vez más lejos de la tarjeta 2014 y otros tres jugadores que normalmente no andan por los bajos de la clasificación: Pablo Larrazábal y Miguel Ángel Jiménez sumaron +9 en las dos rondas iniciales y Álvaro Quirós terminó con un desastroso +12.

 

CRÓNICA DE LA PRIMERA JORNADA

 

Solo Gonzalo Fernández Castaño (-1) está bajo el par del campo, en el puesto decimoquinto, a seis golpes del líder Espen Kofstad. El noruego firmó siete bajo el par del campo y habrá que esperar, por lo menos a la jornada del viernes, para saber si su liderato es firme, o al noruego le sonó la flauta en la primera jornada. Tras Kofstad, dos jugadores, Chris Wood y Richard Green (-5) empatan en la segunda posición, a dos golpes de la cabeza.

 

 

 

 

Precisamente este Wales Open, que está dotado con 1.800.000 libras en premios, es el torneo que tiene el honor de convertirse en la competición en la que empezarán a sumarse los puntos para el equipo europeo de la Ryder 2014. El capitán Paul McGinley fue el encargado de dar el golpe de salida, a primera hora del jueves 29 de agosto, en el tee del uno del recorrido galés, como una prueba más de la implicación del Tour Europeo en la próxima Ryder que se celebrará en el campo escocés de Gleneagles. McGinley (-1) empata con Fernández Castaño en el puesto 15. Y lo curioso es que, con McGinley, a las 07.30 horas de la mañana del jueves 29, salía del tee del 1 del Twenty Ten Course, el joven noruego que acabó líder la primera jornada. ¿Será la inspiración de la Ryder lo que llevó a Kofstad a los siete bajo par que le dieron el liderato?

 

 

 

 

Con Gonzalo Fernández Castaño juega las dos primeras ronda, Miguel Ángel Jiménez, que tuvo un mal día, cosa a la que no nos suele tener acostumbrados. El Pisha es el penúltimo de los españoles, en el puesto 136, con una tarjeta de 78 golpes (+7), solo «mejorada» por Carlos del Moral, que es el 144 +8).

 

Por delante están empatados, al par, en el puesto 27, Rafa Cabrera, Jorge Campillo, Chema Olazábal y Eduardo de la Riva. Los cuatro, junto con Castaño, se han salvado de la quema.

 

Ya sobre par aparecen, en el puesto 69, Lara (+2) y en el 84 (+3), Larrazábal, Cañizares y Garrido. Otro que está en problemas para pasar el corte es Álvaro Quirós, al que el matrimonio no parece sentarle bien, en lo que al golf se refiere, por supuesto. El gaditano es el 125, con seis golpes sobre el par del campo.

No es posible comentar.