Torneos

The Open: Rory (-17); Sergio y Ricky (-15), segundos. Tiger (+6)

 

 

 

 

Ver leaderboard del Open Championship

 

 

 

 

 

Rory McIlroy (-17) confirmó todos los pronósticos y ganó (-17) el 143 Open Championship,finalizado el domingo 20 de julio en Royal Liverpool G. C., par 72. El norirlandés, que avanzaba firme hacia el título, gracias a sus tres tarjetas de 66, 66 y 68 golpes, salió en el partido estelar de la cuarta y última ronda, con seis de ventaja sobre su compañero de partido, el joven Rickie Fowler, que demuestra cada día que es el norteamericano que mejor entiende los links. Tras ellos, a siete golpes, estaba el español Sergio García, que jugaba en el penúltimo encuentro, emparejado con otro norteamericano, Dustin Johnson.

 

Tanto el joven Fowler, como Sergio, se acercaron peligrosamente a las alturas donde reinaba el norilandés, pero su esfuerzo no fue suficiente. Al final, ni las últimas tarjetas del español, de 66 golpes, y la del norteamericano, de 67, lograron superar a McIlroy. Se lo pusieron difícil, eso sí, porque gracias a su buen juego, lograron recortar 4 golpes el norteamericano, y cinco el español. Pero, a pesar de su última ronda de 71 golpes, solo uno bajo el par del campo, McIlroy se hizo recogió la cosecha de la victoria que había sembrado en las tres primeras jorndas, cuando piso tierra de por medio.

 

Queda claro que McIlroy es un digno ganador de este Major que es el tercero que gana a sus 25 años. Ahora solo le falta el Masters para completar la lista de los cuatro, aunque sea en años diferentes. Este premio le supone, aparte del prestigio y de la Jarra de Clarete que se lleva a su casa durante un año el vencedor, un total de 975.000 libras. También el padre del joven McIlroy se llevó su pellizco ya que, hace diez años, apostó cien libras, junto con otros cuatro amigos, a que su hijo ganaba el Open antes de los 25 años. Como así ha sido, aunque esta era su última oportunidad, papá McIlroy ha ganado, igual que sus otros amigos, 50.000 libras, gracias a que la apuesta se pagaba 500 a 1.

 

Solo dos jugadores de la era moderna han ganado tres Majors a la edad de 25: Jack Nicklaus y Tiger Woods. McIlroy se ha unido a ellos al vencer en Royal Liverpool. McIlroy ha igualado varios records, entre ellos el de otros otros dos jugadores que fueron capaces de bajarde 70 golpes en las tres primeras rondas. Lástima que sus 71 de la cuarta jornada le impidan sumarse a los escasos ganadores de Major que han bajado de 70 en las cuatro vueltas. Rory McIlroy con sus 17 bajo par, se ha quedado a dos golpes del récord del campeonato, establecido en 19 bajo par, por Tiger Woods en St Andrews, el año 2000.

 

MAGNÍFICO SERGIO

 

Pero si no hay nada que oponer a la victoria de McIlroy, tampoco a la segunda plaza de Sergio García, único español que pasó el corte, lograda con tarjetas de 68, 70 69 y 66 golpes. El castellonense jugó muy bien de tee a green, recuperando en situaciones críticas cuando su bola se fue al rough, y no sufrió bajo la lluvia que apareció en la tercera jornada y que, a veces, fue muy intensa. El tiempo, en general, salvo el viento en las dos primeras rondas, que no llegó a ser demasiado obstáculo, a pesar de las rachas de 40 kilómetros por hora del viernes, ha dejado jugar y por eso se han conseguido registros tan bajos, con 46 jugadores bajo el par del campo, de los 72 que pasaron el corte. Sergio y Rickie se repartieron la suma del segundo y tercer puesto: 450.000 libras para cada uno.

 

DOS NORTEAMERICANOS EN EL TOP TEN 

 

Además de Rickie Fowler, solo otro norteamericano acabó en el top ten, Jim Furyk, el veterano que fue cuarto (-13). Empatados en la quinta posición (-12), dos australianos, el número 1 del mundo, Adam Scotty y Marc Leishman. También empatados, en la séptima plaza, acabaron (-11) Charl Schwartzel, y el mayor de los Molinari, Edoardo, que después de una temporada de dudas, tras otra de descanso, parece que quiere volver a ser el de antes..

 

El top ten se cierra, en la novena posición (-10), con tres jugadores empatados: Victor Dubuisson .-el francés está demostrando que sus resultados no son flor de un día y que su puesto en la Ryder de Gleneagles, no va a ser ningún regalo para los americanos, Graeme McDowell y Shane Lowry.

 

Phil Mickelson, ganador del pasado año, acabó sin pena ni gloria (-5), en el puesto 23, empatado con Justin Rose y Chris Wood.

 

Destacar la actuación de Tom Watson que, a sus 64 años firmó una cuarta tarjeta de 68 golpes, cuatro bajo par, para un acumulado de +1 y acabar en el puesto 51.

 

TIGER, REGULAR, PASÓ EL CORTE Y POCO MAS

 

Tiger Woods, que empezó con dudas en la primera jornada, que le sumaron dos bogeys en los dos primeros hoyos, supo recuperarse y finalmente firmó otro bogey en el 14, pero sus seis birdies le dejaron (-3) con una tarjeta de 69 golpes, en la novena posición. Sin embargo, su mala segunda tarjeta de 77 golpes le dejó (+2) en el límite del corte, empatado en el pelotón de cola, el puesto 57, empatado, entre otros, con el joven Jordan Spieth y el veterano Tom Watson, que a sus 64 años ha pasado el corte. La tercera jornada tampoco fue buena para el ex número 1 del mundo. Salió del hoyo 10, algo insólito en la historia del Open, donde se decidió que, para evitar la posible tormenta que se anunciaba para la última hora de la tarde, debía salirse desde los hoyos 1 y 10, y de tres en tres. El caso es que el torneo terminó a primeras horas de la tarde y el aparato eléctrico tan temido, no llegó. Sí llegó otra tarjeta sobre el par 72 del campo, de Tiger, que firmó un 73 y terminó en el puesto 58 (+3) y con la televisión mirando para otro lado. ¿Quién lo iba a decir?

 

Y en la cuarta jornada, sin viento, sin frío y sin lluvia, Tiger, desanimado, aunque contento -imagino, por no haberse resentido de sus problemas de espalda tras cuatro meses de su operación- terminó con un 75 que le llevó al puesto 69, tercero por la cola.

 

CUATRO ESPAÑOLES HICIERON LAS MALETAS

 

De los cinco españoles participantes, solo Sergio pasó el corte, establecido en +2 y que superaron 72 jugadores, y con buena nota. El resto se quedó fuera: Rafa Cabrera Bello (+3) por un solo golpe y Jiménez (+4), por dos. Fernández Castaño (+6) y Pablo Larrazábal +8), nunca tuvieron opciones.

 

 

CASI UN MILLÓN PARA EL MEJOR

 

El ganador del Open 2014 (17 – 20 de julio) ganará  975,000 £, de  los 5.400.000 £ en premios que se reparten este año. En esta 143 edición del torneo, la bolsa de premios ha aumentado en 130.000 €, respecto al pasado año, cuando ganó Phil Mickelson. El vencedor de la Jarra de Clarete, tendrá 30.000 £ más de las que consiguió el zurdo californiano la pasada edición.

 

 

Los premios en metálico
Lugar EUR Lugar EUR
1 £ 975.000 36 £ 28,500
2 £ 560.000 37 £ 27,000
3 £ 360.000 38 £ 25,750
4 £ 280.000 39 £ 24,750
5 £ 225.500 40 £ 23,750
6 £ 195.500 41 £ 22,750
7 £ 167.000 42 £ 21,750
8 £ 141.500 43 £ 20,750
9 £ 123.500 44 £ 19,750
10 £ 113.000 45 £ 18,500
11 £ 101.500 46 £ 17,750
12 £ 90,500 47 £ 17,000
13 £ 84,500 48 £ 16,250
14 £ 79,000 49 £ 15,650
15 £ 74,000 50 £ 15,150
16 £ 67,500 51 £ 14,900
17 £ 64,500 52 £ 14,650
18 £ 61,500 53 £ 14,400
19 £ 59,000 54 £ 14,200
20 £ 56,500 55 £ 14,000
21 £ 53,500 56 £ 13,800
22 £ 51,000 57 £ 13,700
23 £ 48,500 58 £ 13,600
24 £ 46,000 59 £ 13,500
25 £ 44,000 60 £ 13,400
26 £ 42,000 61 £ 13,300
27 £ 40,500 62 £ 13,200
28 £ 39,000 63 £ 13,100
29 £ 37,500 64 £ 13,000
30 £ 36,000 65 £ 12,900
31 £ 34,500 66 £ 12,800
32 £ 32,500 67 £ 12,700
33 £ 31,500 68 £ 12,600
34 £ 30,500 69 £ 12,500
35 £ 29,500 70 £ 12,400
Los premios en metálico se distribuirán solo para los golfistas profesionales.
Si más de 70 golfistas profesionales califican para las últimas dos rondas, se añadirá dinero del premio adicional. Los premios en metálico se reducirán en 100 libras por lugar de calificación por encima de 70 y un mínimo de £ 9000.
No clasificados después de dos rondas: 10 golfistas profesionales y empatados £ 3.800; siguientes 20 golfistas profesionales y empatados £ 3.100; restantes golfistas profesionales £ 2,600.
No es posible comentar.