Torneos

McIlroy «regaló» a Morikawa la final de la Carrera hacia Dubai. Arnáus (-11), noveno

Ver leaderboard de la Gran Final de Dubai

Ver ranking final de la Carrera hacia Dubai

Collin Morikawa (-17), ganó el DP World Tour Championship, la prueba final de la temporada del European Tour, y la Carrera hacia Dubai, gracias a Rory McIlroy que le «regaló» tres bogeys en los hoyos finales. El norirlandés que fue líder hasta el hoyo 14 de la última jornada, el domingo 21 de noviembre, firmó tres bogeys en los cuatro últimos hoyos (15, 16 y 18), para terminar con un acumulado de -12 y descender hasta la sexta posición, empatado con Ian Poulter y Dean Burmester.

Mientras tanto, el norteamericano, que tenía asegurada la victoria de la Carrera hacia Dubai solo con figurar entre los primeros clasificados, acabó con cinco birdies en los siete hoyos finales y acabó (-17) ganando, no solo la Gran Final, por la que se embolsó 2.640.975€, sino que, además, logró «llegar» el primero de la Carrera hacia Dubai, o lo que es igual, líder del ranking europeo.

Lo curioso es que Morikawa ha ganado este título del European Tour, sin haber pisado el Viejo Continente. Su presencia en los cuatro Grandes y los Cuatro Campeonatos del Mundo, que puntuaban tanto para el PGA norteamericano, como para el European Tour, sumados a su participación en julio, en el Open de Escocia y, posteriormente, en The Open -Europacon Brexit, pero Europa todavía, aunque no continental- le han hecho acreedor a título conseguido.

Morikawa, a sus 24 años, acabó (68, 68, 69 y 66) con tres golpes de ventaja sobre el sueco Alexander Bjork y el inglés Matt Fitzpatrick, que empataron (-14) en la segunda posición. El inglés era el único que podía haber ganado la Carrera hacia Dubai y que fue colíder durante buena parte del último día, firmó dos bogeys consecutivos (hoyos 16 y 17) y terminó arrojando la toalla.

ADRI ARNÁUS (-11) EL MEJOR DE LOS ESPAÑOLES

Adri Arnáus (-11) acabó noveno y el primero de los tres españoles participantes. El catalán, Sergio García y Raga Cabrera empataban (-5) en el puesto 23, a falta de una jornada en el torneo que se ha disputado en el Earth Course del Jumeirah Golf Estates dubaití (par 72).

Los tres españoles salieron el domingo sin ninguna posibilidad de victoria y con muchas dificultades para poder terminar en el top ten del torneo. Con ese acumulado de cinco golpes bajo el par del campo, estaban situados a ¡¡¡nueve!!! golpes del líder, Rory McIlroy.

Sin embargo, uno de los tres estuvo a punto de terminar en el top ten. Y ese no fue otro que Adri Arnáus. El catalán (75, 68, 68 y 66) tuvo una mala primera jornada el jueves 18, con tres golpes sobre el par del campo, producto del estrés provocado por sus problemas físicos en una muñeca; Arnáus tuvo que viajar a Barcelona, el lunes 15, en la misma semana del torneo, para tratarse de los dolores en la muñeca pero, afortunadamente la revisión médica fue positiva y los galenos le dieron permiso para jugar el torneo; sin embaro, entre el rápido viaje, la falta de entrenamiento y los problemas mentales que conlleva siempre el «recuerdo» de una lesión, la primera ronda estuvo a punto de suponer su derrota anticipada, ya que finalizó en los últimos lugares; pero Arnáus supo reponerse en las tres siguientes rondas, especialmente en la última con sus seis golpes bajo el par 72 del campo, para terminar undécimo, empatado con otros cinco jugadores: Sam Horsfield, Paul Casey, Shane Lowry, John Catlin y J. B. Hansen, ganador de la pasada semana, también en Dubai.

De Sergio García, desgraciadamente, cabe destacar la tercera jornada, por lo negativa. El castellonense (68, 69, 74 y 68) salía en esa tercera jornada ronda en la octava posición, con siete golpes bajo el par del campo y a solo tres golpes de la cabeza. Sin embargo sus dos golpes sobre el par del sábado, le hicieron descender quince posiciones, hasta situarle en la vigesimotercera posición, donde empataba en un grupo de ocho jugadores entre los que se encontraban los otros dos españoles.

Sergio, que jugaba la Gran Final del European Tour con una invitación ya que no estaba clasificado, no solo entre los cincuenta primeros de la Carrera hacia Dubai, sino que no había cumplido el número de torneos que se deben jugar para figurar en el ranking del European Tour, estaba bien situado de cara al fin de semana, y después de los primeros nueve hoyos del sábado, en los que firmó 34 golpes, se acercaba a solo tres de la cabeza; pero empezó la segunda vuelta con dos bogeys, en los hoyos 10 y 11, y aunque firmó un birdie en el par 4 del hoyo 15, volvió a hacer tres bogeys seguidos, en el 16, 17 y 18 y eso le costó despedirse de la lucha por la victoria final.

El domingo firmó 68 golpes, pero solo le sirvieron para terminar (-9) en la decimosexta posición, empatado en un grupo de cinco jugadores.

En cuanto a Rafa Cabrera, el canario (70, 70 y 71 y 73) ha seguido una línea regular durante las cuatro rondas, pero su actuación ha sido, también regular, y fue de más a menos. Un acumulado de -4 le alejó hasta el puesto 39 al terminar el torneo.

No es posible comentar.