Torneos

Adrián Otaegui (-23) arrasó en el Scottish Championship

Ver leaderboard del Scottish Championship

Adrián Otaegui ha obtenido en Escocia su tercera victoria en el European Tour con un vendaval de juego y birdies en el campo de Fairmont St. Andrews, donde arrancaba este domingo,18 de octubre, con cuatro golpes de desventaja respecto del inglés Matt Wallace. Ni el frío ni la competencia fueron obstáculo suficiente para el vasco, que activó el modo arrollador en el Scottish Championship.

La semana de Adrián Otaegui fue prácticamente capicúa: comenzó con un vueltón espectacular de 62 golpes (-10) que le reportó el liderato, continuó con dos 70 (-2) que le relegaron a la tercera posición y finalizó con un imperial 63 (-9). Entre la primera y la última ronda, diecinueve birdies y un único bogey.

El golfista español arrancaba esta cuarta y definitiva manga con la consigna clara y precisa de buscar el birdie con cabeza para intentar cazar a Matt Wallace, su compañero de partido junto a Garrick Porteous. La cumplió en el primer hoyo, en lo que fue un pequeño anticipo de lo que se venía a partir del 5: siete pajaritos en nueve hoyos.

Este ritmo abrumó al inglés, que únicamente en el hoyo 17 consiguió situar su vuelta bajo par. Para entonces, ya era tarde; Otaegui ya se había ido hasta más allá del -20. Con un birdie final marca de la casa -hierrazo y un putt fino-, el español estableció el -23 final, que le reporta un total de 161.925€, del millón de euros que se repartían en premios, muy alejado del -19 de un Wallace que optaba a su quinta victoria en el Tour.

En Fairmont St. Andrews también pasó corte Gonzalo Fernández-Castaño (33, -2), que cedió algunas posiciones en la ronda final.

Esta es la tercera victoria de Adrián Otaegui en el European Tour. Se estrenó en el Saltire Energy Paul Lawrie Match Play y confirmó su estatus de ganador en el Belgian Knockout 2018. De paso, este triunfo es el tercero del golf español en la temporada 2020 del máximo circuito continental: ganaron Pablo Larrazábal en el Alfred Dunhill Championship, primera cita del calendario, y Jorge Campillo en el Commercial Bank Qatar Masters celebrado en marzo.

CRÓNICAS PREVIAS (por Basilio Rogado)

Dicen los británicos que «al golf se juega hasta con sol». Bien está el humor de los isleños, pero ellos, en cuanto pueden, se vienen a España a jugar, a la Costa del Sol, el Levante o las islas, ya sean Baleares o Canarias.

No hay más que ver el video en esta misma página web, en el que se resume la presentación del estudio elaborado por la IE University en colaboración con la AECG /Asociación Española de Campos de Golf) y la RFEG (Real Federación Española de Golf, acerca del «Golf, motor económico de España».

Todo esto viene a cuento del frío que están pasando en St Andrews los 108 jugadores (cuatro de ellos retirados) que terminaron la segunda ronda del Scottish Championship, y que, a buen seguro, estarían encantados de jugar este torneo en uno de los muchos campos del sur de España, islas incluidas, en las que a estas alturas, se juega en mangas de polo.

Y si el jueves 15 de octubre, Adrián Otaegui (-10) pasó mucho frío pero acabó líder, con tres golpes de ventaja sobre sus perseguidores, el viernes, también con frío, aunque con una tarde menos desagradable que la anterior, el vasco mostró una tarjeta de 70 golpes, dos menos del par del campo, para mantenerse en la primera posición (-12), aunque, en este caso, colíder junto al inglés Matt Wallace, con el que jugará el partido estelar del sábado 17.

Otaegui, que no pasó el corte la pasada semana en Wentworth, empezó el torneo que se disputa en el Fairmont St Andrews, situado en la famosa ciudad escocesa, en el entorno del Old Course, con una tarjeta de 62 golpes, diez bajo el par del campo y, aunque no pudo mantener esa racha en la segunda jornada, se agarró al campo y consiguió mantener su puesto de privilegio.

El vasco de 27 años, que cada vez se parece físicamente más a Chema Olazábal, uno de los jugadores que más ha influido en su juego, y que, por lo que se adivina de Adrián, quiere seguir los pasos del Maestro, firmó una de las mejores tarjetas de su vida y eso que salió por la mañana, cuando más frío hacía en la zona y más complicado estaba el recorrido del links escocés.

Tras Otaegui y Wallace aparece (-11) Aaron Rai, el inglés que gana un torneo y a la semana siguiente no pasa el corte, con lo que esta semana, en teoría, le toca estar entre los mejores.

FERNANDEZ CASTAÑO SE CAYÓ DEL TOP TEN

Gonzalo Fernández Castaño que, afortunadamente se asomaba a un top ten la primera ronda, con una tarjeta de 67 golpes, algo que no era habitual en los últimos tiempos, no pudo confirmar sus buenas sensaciones del jueves y el viernes, con 73 golpes, uno bajo par, descendió desde la octava posición hasta la vigesimoctava (-4) y, al menos pasó el corte con facilidad.

Después de terminar cuarto en el Campeonato de España, en Logroño, Gonzalo Fernández Castaño busca otra oportunidad en el Scottish Championship (15-18) y todavía tiene la posibilidad de subir puestos durante el fin de semana.

El tercer representante español -ya que solo han acudido a la fría cita escocesa tres hispanos- era Alejandro Cañizares que se retiró el viernes, después de haberse despedido virtualmente del torneo tras sus 79 golpes sobre el par, del jueves. El corte se estableció en -1 y lo superaron 69 jugadores.

Y EL CIRCUITO EUROPEO BAJÓ DE LOS CIELOS

El European Tour baja de los cielos, después de dos semanas de Rolex Series, en Escocia e Inglaterra, y vuelve a los torneos de 1.000.000€, después de haber repartido 14.000.000$ en el Open de Escocia y en el BMW PGA Championship.

Comentar