Rimas

España, 0; Suiza, 1: el romance de la decepción. ¡Siempre nos quedará el US Open!

 
El romance que Basilio Rogado le dedica a la derrota de España (0 – 1) ante Suiza, en el Mundial de Fútbol, se mueve entre la decepción y la esperanza. Hasta que llegue Honduras (lunes, 21, 20.30) disfrutemos del Open USA
 
 
¡Qué bochorno, que tristeza!
¿quién nos lo iba a decir?
Eramos los favoritos
para el Mundial decidir
y resulta que ahora somos
de todos el hazme reír.
Tanto jugón, tanto ataque,
jugadores de postín
no tuvieron ocasión
de un golito conseguir.
Se defienden los suizos,
todos por un mismo fin,
lograr el empate a cero
para poder sonreír
y tener la puerta abierta
para en el Mundial seguir.
Ellos sí que lo alcanzaron
y aunque no iban en esquís,
tuvieron tanta fortuna
que hasta nos pueden hundir.
Hay que ganar dos partidos,
tenemos que subsistir
y no valen los jugones,
porque para resurgir
hacen falta dos cojones,
un palito y ganas mil.
Una cura de humildad
bien les habría de venir
¿No es un deporte para hombres?
pues si ganan en la lid
de dos épicas victorias
noticia tendréis aquí:
cuando ganemos a Chile,
aunque nos cueste sufrir
y derrotemos a Honduras
de uno a otro confín
del pueblo sudafricano
que se puede permitir
el lujo de organizar
un Mundial sin pedigree.
Volvemos el veintiuno
y no podemos consentir
que nadie nos haga un gol
Y si Honduras lo consigue
bien podríamos admitir
que la selección no vale
lo que gasta en existir.
Volveríamos para casa
sin comernos un colín
con el rabo entre las piernas
y una decepción sin fin.
Pero podríamos ahorrarnos
muchísimo dinerín
si no hubiera que pagar
las primas, ese botín
que tendrían los jugadores
si pudieran, es un decir,
ganar el Mundial de Fútbol.
Y podríamos escribir
¡Viva el fútbol y su gloria!
que mejor le iría al País,
conocido como España
el triunfo del borceguí.
 
 (Foto de la Eurocopa 2008, ganada por la Selección Española de Fútbol. Archivo Wikimedia Commons)
No es posible comentar.