Rimas

El grip de Tiger (soneto)

Como ya sabemos, Tiger Woods, ha sido internando en una clínica para curarle su adición al sexo. Si mi padre y los de su generación, levantasen la cabeza, no entenderían nada. España ha sido, y es, un país adicto al sexo, al menos de deseo.
Yo entiendo que los alcohólicos, drogadictos o ludópatas se quieran curar y para ello van a un especialista que les ayuda a dejar de beber, a dejar de drogarse o a dejar de jugar pero ¿Y cómo curan a un adicto al sexo? ¿Dónde está el limite de la curación? ya que si le dejan sin volver a practicar el sexo… pues no tiene gracia.
Como nuestro director se ha convertido en un prolífico del romance, yo me limito al soneto:
Un soneto me manda hacer Rogado
y a su orden, diligente, me someto.
Me pongo a elaborar este soneto
esperando que pronto esté acabado.
Volver sobre Tiger parece obligado
ya que se encuentra internado y sujeto
al más estricto y rotundo asueto
por ser en el sexo un desenfrenado.
Le impiden que se pueda masturbar
y vigilan tardes, noches y mañanas,
pues intentan que se olvide de folgar,
al menos, en las próximas semanas.
Y quieren que su grip intente suavizar
y no se agarre a él con tantas ganas
No es posible comentar.