Noticias

El día que el European Tour convirtió los euros en puntos

 

 

 

(La imagen de los euros está tomada de Wikipedia),

 

Quizás como somos europeos y muy finos, nos molesta hablar de dinero,  no como a los americanos, que no tienen empacho en contar lo que ganan y en presumir de ello. El caso es que en la nueva temporada, el European Tour parece que ha encontrado una fórmula para indicar, en puntos, lo que antes se indicaba en euros. Y en eso intenta seguir la estela de los americanos que -al contrario de su interés por aparentar y por tener al Dios dinero como ídolo en casi todas las actividades sociales- también ha cambiado los dólares por puntos al hacer las cuentas de la FedEx Cup. Quizás tengan algún pudor, que lo dudo, por hacer menos notorias las cantidades, que para muchos pueden resultar exageradas. de los premios que se reparten en los torneos del PGA Tour.

 

Hasta ahora, la clasificación del Circuito Europeo tenía como líder al que más euros llevara ganados a medida que fueran sucediéndose los torneos de la temporada. Y, lógicamente, la cantidad en euros era la que figuraba al lado del puesto en el ranking. A partir de ahora serán puntos los que se contabilicen. Pero mira por donde, tras el primero de los torneos del año 2015, aunque el de Sun City se ha disputado todavía en 2014, la clasificación se cuenta en puntos, pero no en euros. ¿Y cuál es la diferencia, el sistema que se utiliza para cambiar los euros en puntos, como si fuera dinero del Monopoly -o del Palé, como se llamaba en España en los años 80 -del siglo pasado, claro- cuando se jugaba con las calles de Madrid y no con las de Manhattan u otras ciudades del mundo-.

 

Así que en el ranking que aparece en la web del Tour Europeo (ver al comienzo de estas líneas) después de Sun City, el primero de la lista es Danny Willet que suma 864.976 puntos. Y ¡qué curioso! los puntos son los mismos que los euros que se embolsó el inglés tras su victoria en el Nedbank Challenge: 864.976 €.

 

Igual ocurre con el segundo clasificado, Ross Fisher (576.650 puntos y €)… y así hasta el 29 que son los que participaron en el torneo sudafricano que abría la temporada 2014/15 -eran treinta pero Jamie Donaldson se retiró tras la primera vuelta y no ganó nada-.

 

Por ejemplo, Miguel Ángel Jiménez, que acabó sexto, ocupa, lógicamente, esa misma posición con 181.645 puntos y euros. Y Pablo Larrazábal, decimosexto, tiene 70.063 puntos y euros.

 

TRAS EL SEGUNDO TORNEO, LAS COSAS SIGUEN IGUAL

 

Podría pensarse que, según avance la temporada, las cosas no seguirán así y el cambio obedecerá a algo más que a un simple «cambio de imagen», para que no parezca que los golfistas profesionales -los buenos, claro, porque los del montón tienen que buscarse la vida como cualquier hijo de vecino- ganan tanto dinero como ganan.

 

Pero al finalizar el segundo torneo del European Tour, el Alfred Dunhill Championship, en Leopard Creek, que ganó Brendan Grace, el sudafricano aparece en la lista de ganancias, actualizada tras el segundo torneo, con una cifra de 233.750 puntos, que, como no podía ser de otra manera, se corresponden a los euros obtenidos por su triunfo el domingo 14 de diciembre.

 

Así que todo sigue igual. Danny Willet, por ejemplo, primero en la lista de la Carrera hacia Dubai, tiene ya -con su primer puesto en Sun City y el tercero en Leopard Creek, un total de 932.776 puntos, o lo que es lo mismo, una cantidad exacta en euros, si sumamos los 864.976 € obtenidos en el torneo que ganó la pasada semana, y los 67.800 € que le correspondieron en el torneo de esta misma semana.

 

Con los tiempos que corren, es mejor disimular y no airear demasiado los signos externos de riqueza, deben pensar los dirigentes del European Tour -como los del Circuito norteamericano que también cambian dólares por puntos, aunque allí no les duelen prendas al hablar de dinero-. O puede que haya alguna otra razón poderosa que tenga como finalidad hacer las cuentas más operativas; pero si la han dicho, yo no la he entendido bien. ¡Que alguien me lo explique!

Un comentario

No es posible comentar.