Torneos

Cam Davis ganó en Detroit en otro emocionante play off, de cinco hoyos, a Troy Merrit y Joaquín Niemann

Ver leaderboard del Rockete Mortgage Classic

Cameron Davis -Cam para los amigos y el PGA Tour- ganó su primer torneo en el circuito norteamericano, el Rocket Mortgage Classic, tras un nuevo y emocionante play off a tres, entre el australiano, el norteamericano Troy Merritt y el chileno Joaquín Niemann.

Un play off a tres que, después del primer hoyo, se quedó en un duelo entre Merrit y Davis, ya que el chileno, que había terminado sin hacer un solo bogey en los 72 hoyos de la prueba -algo que solo ocurre muy rara vez- hiciera el primero en el hoyo 18 que era en el que se iniciaba el desempate.

Finalmente, después de cinco hoyos, un birdie de Davis le dio al australiano de 26 años, su primera victoria en los Estados Unidos.

La cuarta posición (-17) fue para el sueco Alex Noren y otro norteamericano desconocido para los aficionados españoles, Hank Lebioda, nacido en Florida hace 27 años.

Sexto acabó Bubba Watson, empatado (-16) con su compatriota Brandon Hagy. Bubba ascendió 19 posiciones tras firmar 64 golpes (-8) en la última ronda, en el Detroit G.C. los mismos que Alex Noren y otro norteameriano, Patton Kizire; al sueco solo le sirvió esa tarjeta para terminar cuarto y a Kizire para ascender 45 posiciones y terminar en el puesto 25,

DECHAMBEAU Y CABRERA, FUERA DEL CORTE

Bryson DeChambeau defendía título en esta prueba, dotada con 7.500.000€, donde la noticia estuvo más, durante las dos primeras rondas, en la parte baja de la clasificación que en la alta. Y fue, precisamente porque el cañonero DeChambeau (72, 71), se quedó sin jugar el fin de semana; el norteamericano (-1) se quedó fuera de un corte establecido en -3 y que superaron 77 jugadores.

A la ausencia de DeChambeau el finde, se añadió la de Rafa Cabrera, el único español participante que buscaba puntos FedEx para mejorar en el ranking del PGA Tour y que cada vez lo tiene más difícil para conseguir la Tarjeta del PGA Tour la próxima temporada.

DeChambeau logró, en la pasada edición del torneo, un premio de 1.350.000$ en esta prueba que se desarrolla en el Detroit G.C. en la ciudad del mismo nombre del Estado de Michigan, motor, por decirlo de manera muy gráfica, de la industria automovilística de los Estados Unidos, donde se encuentran las fábricas de los Tres Grandes de la industria automotriz norteamericana: Ford, General Motors y Chrisler. DeChambeau jugaba, jueves y viernes, con Cameron Champ y Kramer Hickok, el perdedor del play off, tras ocho hoyos, en el Travelers de la semana pasada.

A esta cita no han acudido los mejores del ranking mundial, muchos de los cuales piensan ya en The Open, que se celebra en Inglaterra, del 15 al 18 de julio y, algunos de ellos, viajarán la semana antes a Escocia para disputar el Open escocés también cargadito de millones: concretamente 8.000.000$, un torneo perteneciente a las Rolex Series, a la altura económica de los torneos del PGA Tour.

En cualquier caso, la lista de participantes era muy interesante, ya que son muchos los jugadores de calidad en el PGA Tour, aunque fallen los mejores. Solo hay que fijarse en el espectáculo que dieron Harris English y Kramer Hickok, dos jugadores del «montón», dicho con ironía favorable, claro, al disputar un emocionante play off de ocho hoyos, para que English lograra la victoria en el Travelers Championship de Connecticut. Hickok repitió esta semana, pero acabó (-6) el 58; English descansó saboreando su triunfo.

PHIL MICKELSON, EL RAYO QUE NO CESA

El que no falta, y parece increíble, es Phil Mickelson, el rayo que no cesa y que, a sus 51 años no deja de jugar ni una sola semana -igualito que Sergio García, que tiene un calendario de juego con cuentagotas, claro que cada uno es como es-. Phil que tenía como como compañeros las dos primeras rondas, a Rickie Fowler e Hideki Matsuyama, firmó dos tarjetas de 69 y 72 golpes, que le dejaron (-3) en el farolillo rojo de la clasificación; sin embargo, como es un gran profesional, no bajó los brazos y volvió a fimar el par 72 del campo y ascendió siete puestos, hasta el 70, que no es demasiado, pero que demuestra la capacidad del zurdo californiano para no bajar los brazos nunca.

La última ronda le fue peor a Mickelson y con una tercera tarjeta al par, como las dos jornadas anteriores, acabó el 74, con solo dos jugadores por detrás.

MATSUYAMA, FUERA POR COVID

Hideki Matsuyama tampoco está el fin de semana en Detroit, pero por motivos diferentes a los deportivos, tras dar positivo por Covid-19. Menos mal que la infección no afectó a Mickelson y Fowler, sus compañeros de partido durante las dos primeras rondas.

Para los aficionados españoles contaba la presencia de Rafa Cabrera, necesitado de buenos resultados y que tuvo como compañeros los dos primeros días, a los norteamericanos Scott Brown y Cameron Tringale.

No es posible comentar.