Torneos

Nadie le ganó al campo de la PGA en Australia

 

 

 

Ver leaderboard del PGA Australian Championship

 

Tres jugadores al par se jugaron, en play off, el Australian PGA Championship, finalizado el domingo 6 de diciembre en el RACV Royal Pines Resort, par 72, situado en la Gold Coast, en la localidad australiana de Queensland. El campo recién remodelado, es tan difícil como delata el hecho de que ningún jugador pudo ganarle al cabo de cuatro jornadas, y eso que el viento solo se desató en la primera ronda. En la cabeza, empataron al par, los tres pros que salieron al play off: el australiano Nathan Holman, el americano Nathan Warner III y el sudafricano Dylan Frittelli. Ganó Holman, también, con el par, en el primer hoyo del desempate, el 18, par 4.

Los tres españoles que se lanzaron a la aventura australiana, Borja Virto, Scott Fernández y Pablo Martín Benavides quedaron sobre par, de la mitad de la tabla hacia arriba. Era un torneo muy importante para el navarro Virto, que debutaba en el European Tour, tras ganar su Tarjeta en el Challenge, e igualmente para el granadino Fernández, que debutaba como profesional en este torneo australiano, después de no conseguir la Tarjeta del European Tour en 2016, en la Escuela de Clasificación. Pablo Martín Benavides era el tercero de los españoles que viajaron hasta Australia.

Borja Virto fue el primero de los tres (72, 77, 72 y 73) y acabó vigesimoprimero (-6); Pablo Martín Benavides (-7) fue vigesimoctavo (75, 67, 75 y 76), después de haber sido segundo tras la primera ronda, y el joven granadino Scott Fernández (74, 72, 79 y 72) que debutaba como profesional en este torneo australiano, acabó trigesiimoctavo (+9), con tres buenas rondas, pero con un pinchazo en la tercera vuelta que le descolgó de las mejores posiciones de la trabla.  después de dos jornadas, empatado en un grupo de nueve jugadores. Fernández,

A pesar del largo viaje -y de los gastos que les ha supuesto-, los tres españoles han podido sacar provecho de esta experiencia australiana de comienzos de temporada, segundo torneo del European Tour, colocado de mala manera -los patrocinadores siempre tienen razón-, en medio de las pruebas que inician el calendario, y que se disputan en Sudáfrica, a miles de kilómetros de distancia.

El Australian PGA Championship (3 – 6 diciembre) se jugaba por primera vez, compartido por el Tour Australiano y el Europeo, y estaba dotado con 1.750.000 $ australianos, equivalentes, más o menos, a 1.300.000 $ americanos.

Se disputa e

 

No es posible comentar.