Noticias

Asia, objeto de deseo del golf europeo: el Royal Trophy y la Eurasia Cup se tiran los trastos (palos de golf) a la cabeza

 

(En la imagen Chema Olazábal y Miguel Ángel Jiménez, capitanes de los equipos europeos del Royal Trophy 2013 y de la Eurasia Cup 2014, que se encuentran, sin comerlo ni beberlo, en medio de la polémica que enfrentar a los dos torneos).

 

Chema Olazábal ha logrado repetir el “milagro de Medinah”, con su victoria en el Royal Trophy, el torneo creado por Severiano Ballesteros en 2006, en Tailandia, y que ha celebrado su séptima edición, finalizada, el domingo 22, con una laboriosa y vibrante victoria de Europa (ver información en esta misma página) en la competición disputada en China.

 

Fue Ballesteros, hace ya ocho años, quien tuvo la idea visionaria de crear un enfrentamiento, con la fórmula de la Ryder Cup, entre jugadores de Europa y de Asia que, ya entonces, iniciaba el despegue en el mundo del golf, cosa que no pasó inadvertida para el fallecido jugador cántabro.

 

Seve consiguió que fuera Tailandia, y su máximo dirigente, el Rey Bhumibol Adulyadej, el que se convirtiera en el primer patrocinador del torneo y donara un  trofeo de plata maciza, de 16 kilos de peso, con motivo de su 60° aniversario en el trono y el primer encuentro se celebró, con la presencia de Severiano como jugador y capitán y enfrentando a dos equipos de ocho jugadores cada uno,  en la segunda semana de enero de 2006 en el Amata Spring Country Club de Bangkok, y terminó con la victoria de Europa por 9&7.

 

En enero del 2007 se jugó el Royal Trophy en el mismo lugar, volviendo a ganar Europa por 12½ & 3½ puntos.

 

Esta competición no se celebró en 2008 porque Tailandia estaba de luto nacional por el fallecimiento de la hermana del rey, Galyani Vadhana y al año siguiente, en 2009, Asia ganó por primera vez 10 & 6 puntos, con Chema Olazábal como capitán, que sustituía a Seve, tal y como le había pedido el cántabro, debido a la enfermedad de Ballesteros que, finalmente, acabaría con su vida.

 

Europa volvió a ganar en los dos años siguientes, pero en 2012, ya fuera de Tailandia, en Brunei, Asia superó a Europa, después de empatar a 8 y jugar un play off de dobles foursome, que cayó del lado asiático. Y en 2013, ya en China, Europa logró una brillante victoria (8.5 & 7.5) como ya es sabido.

 

LÍOS ENTRE BASTIDORES

 

Está claro que el golf en Asia ha ido adquiriendo una importancia fundamental, especialmente para Europa y para el Tour Europeo, que tiene en el continente asiático un filón fundamental para el desarrollo del Circuito. Gracias a los acuerdos con los Emiratos Árabes y la expansión asiática, el European Tour ha conseguido un potencial que, de seguir solo en el Viejo Continente, le habría alejado años luz del Circuito Americano. A pesar de eso, la PGA norteamericana es mucho más fuerte que la europea, pero las cifras de unos y otros se han ido acortando en las últimas temporadas, gracias, sobre todo a los cuatro torneos de China, el Volvo China Open y el BMW Masters, amén de los dos de las Series Finales, en Shangai, que reparten solo entre estos dos últimos 15.500.000 $.

 

Sin embargo, con ser China tan importante para el golf europeo profesional, resulta que las relaciones entre los responsables del Tour y la China Golf Association, federación que ha decidido abrir las puertas de su país al PGA Tour con la creación del nuevo PGA Tour China, un circuito de promoción para el Web.com Tour, no pasan por su mejor momento.

 

Y en esas estamos cuando el European Tour viaja a Malasia, en el mes de marzo, para inaugurar la Eurasia Cup, que se celebra en Kuala Lumpur, del 27 al 29 de marzo, con 4.000.000 $ en premios.

 

¿PARA QUÉ UNA EURASIA CUP?

 

Y aquí vienen las disputas. ¿Para qué es necesaria una Eurasia Cup, un nuevo enfrentamiento entre Europa y Asia, si ya existe el Royal Trophy? Esa es la pregunta que se hacen muchos jugadores y, entre ellos, Chema Olazábal, capitán europeo del Royal Trophy. Dice Chema: “No necesitamos otro enfrentamiento entre Asia y Europa en el que solo juegan veinte jugadores como máximo cuando ya tenemos el Royal Trophy, que está afianzado.

 

Chema tiene razón cuando asegura, además, que lo que necesita el Tour son torneos en los que participen más número de jugadores y no solo dieciséis o veinte como en el Royal Trophy o en la futura Eurasia Cup. Sin embargo, no tiene toda la razón al decir que el trofeo que ideó Ballesteros está afianzado. Porque si se llama estar afianzado a sus siete ediciones disputadas, podría ser, pero el caso es que cada vez son menos los jugadores importantes que van a defender a Europa a este torneo que, con Ballesteros de capitán contaba con los mejores y que, año tras año, ha ido bajando de categoría en cuanto a jugadores se refiere.

 

 

Hay preguntas en el aire y respuestas que se intuyen, pero que no terminan de aclarar la situación. Para empezar, el Tour Europeo se ha desmarcado del Royal Trophy y se ha unido al Asian Tour para la creación de la Eurasia Cup –también con formato Ryder- y le ha dado la espalda al Royal Trophy. Y lo curioso es que George O’Grady, director ejecutivo del Tour, declaraba no hace mucho que “al Royal Trophy le esperaba un gran futuro”. Al poco tiempo, el futuro del torneo ya no está tan claro y se crea uno nuevo, la Eurasia Cup, “cuyos beneficios -según el propio O’Grady- irán a parar a la Fundación Seve Ballesteros”.

 

Y eso, ¿cómo se explica? ¿Se deberá a presuntas discrepancias entre los regidores del European Tour y el actual responsable del Royal Trophy, Ivan Ballesteros, que es el responsable del Royal Trophy, y que trasladó su residencia a Hong Kong, después de haber dejado -o de que le hayan dejado ante notario- la presidencia de la Fundación de su tío, que ahora llevan los tres hijos de Seve y, especialmente, Javier, que es el nuevo presidente?  Lo curioso, además es que el Royal Trophy, que ya no tiene el apoyo del European Tour, ni del Asian Tour, si lo tiene del OneAsia Tour, principal rival en la región del Asian Tour.

 

El hijo de Seve  Javier Ballesteros, que estuvo en el acto de presentación de la Eurasia Cup, comentó: «como el Tour Europeo continúa su expansión en Asia, es lógico que el nombre de Seve esté ahora asociado formalmente con su sueño de una competición por equipos entre los dos continentes, Europa y Asia.»

 

Del Royal Trophy, que es la verdadera creación de Seve, ni una palabra. Y mientras, el sobrino del campeón, Iván Ballesteros, buscándose la vida en Hong Kong para mantener viva la primera idea de su tío, pero sin el respaldo de la Fundación Ballesteros, ni del European Tour. 

 

CHEMA OLAZÁBAL, EN MEDIO DE LA TRIFULCA

 

Chema Olazábal, que asumió la capitanía del Royal Trophy, a petición de su gran amigo Severiano cuando éste ya se encontraba enfermo, ha salido a la palestra para pedir a las partes implicadas en el tema que se sienten a negociar.

 

“Sé que el European Tour sancionó durante dos años el Royal Trophy y luego se produjo la ruptura por algún motivo. Creo que deben sentarse con la gente del Royal Trophy y resolver sus diferencias, dado que es un asunto importante”, explicaba Olazábal. “El Royal Trophy seguirá adelante aunque no lo sancione el European Tour porque cuenta con un gran apoyo del Japan Golf Tour, de la China Golf Association y de otros socios asiáticos importantes, pero sé que los organizadores quieren resolver este problema y yo pido a ambas partes que se sienten para resolverlo”.

 

 

Pero las cosas no parecen tan fáciles y, por lo pronto, la primera edición de la Eurasia Cup, patrocinada por DRB-Hicom y con 4.000.000 $ en juego, ya está en marcha. Para empezar, el capitán europeo será Miguel Ángel Jiménez quien, en el medio, pero al margen de la trifulca,  ya ha indicado a los cuatro primeros jugadores seleccionados para disputar esta competición enel Golf y Country Club Glenmarie, en Kuala Lumpur, del 27 al 29 marzo 2014 . Por su parte, Thongchai Jaidee será el capitán del equipo asiático.

 

 

Graeme McDowell es la baza más importante del equipo, al que acompañarán Jamie Donaldson, Victor Dubuisson y Gonzalo Fernández -Castaño , que han asegurado su puesto en el equipo gracias a su posición final en la Carrera a Dubai 2013 y que han dado ya su conformidad a participar en el torneo.

 

FERNÁNDEZ CASTAÑO, ENCANTADO

 

Gonzalo Fernández -Castaño , ganador del BMW Masters en octubre pasado, está saboreando la oportunidad de jugar bajo la batuta de su amigo Miguel Ángel Jiménez .

  

«Será un honor representar a Europa y una semana muy especial por tener a Miguel  como capitán», dijo Fernández -Castaño . » Los jugadores españoles tenemos una gran tradición en torneos de este tipo, tanto en la Ryder Cup como en el Seve Trophy y es agradable poder formar parte de esa historia.

  

«La EurAsia Cup, añadió Gonzalo, es una idea fantástica y podría convertirse en algo muy especial. Este podría ser el comienzo de una nueva época para el golf de Asia y Europa y es genial estar implicado el primer encuentro, ya que, repito, será una ocasión histórica » .

 

DRB- HICOM SERÁ EL PATROCINADOR

 

DRB- HICOM Berhad ( » DRB- HICOM «), patrocinador principal de la Eurasia Cup,  es uno de los principales conglomerados empresariales de Malasia , con negocios en la Industria Automotriz ; sectores de la construcción y de la Propiedad , y de Activos y Servicios. Con más de 80 empresas y más de 52.000 empleados en todo el grupo , el objetivo de DRB- HICOM es continuar agregando valor e impulsar el desarrollo de la nación. En el sector automotriz , DRB- HICOM está implicado en la fabricación, montaje y distribución de vehículos comerciales , incluyendo la motocicleta nacional. En Servicios, DRB- HICOM está involucrado en varios negocios, incluyendo la concesión y servicios financieros relacionados . En el sector de la Construcción, DRB- HICOM participa en desarrollos residenciales y comerciales.

 

Más información en: www.drb-hicom.com
 

No es posible comentar.