Torneos

Jon Rahm (-11) noveno en Arizona. Ganó (-17) Webb Simpson, en play off, a Tony Finau

Ver leaderboard del Waste Management Open

A pesar de no jugar su mejor golf, Jon Rahm (-11) acabó noveno, empatado con otros seis jugadores, en el Waste Management Open, en Phoenix, Arizona, aunque a seis golpes de los colíderes, Webb Simpson y Tony Finau. Los dos norteamericanos (-17) tuvieron que salir a play off y Simpson firmó un birdie en el hoyo 18, par 4, primero del desempate y logró la victorie en el TPC Scottsdale (par 71).

Rahm firmó cuatro tarjetas de 67, 68, 70 y 70, y nunca estuvo tan cerca de la cabeza como para luchar por el triunfo. En cualquier caso, el vasco no se apea del top ten en casi ningún torneo en los que participa. Y eso ya es un mérito para destacar de forma permanente.


Este recorrido es famoso por su Hoyo Stadium, un corto par tres, el hoyo 16 de 130 metros, donde miles de aficionados apoyan con sus gritos a los jugadores y abuchean a los que no consiguen dejar la bola en green. Un torneo insólito pero muy interesante que finalizó solo media hora antes de que se iniciara la final de la Super Bowl, el domingo 2 de febrero, que enfrentó en esta ocasión, en Miami, a los Kansas City Chiefs y a los San Francisco 49ers. con victoria de los primeros por 31 a 20

KOEPKA, JOHNSON, REED Y MICKELSON, AUSENTES

Con la ausencia de tres de los norteamericanos mejores del mundo que prefirieron jugar en Arabia Saudi -ver más información en esta misma página-, además de Phil Mickelson que solía ser un fijo en esta prueba del PGA Tour norteamericano, dotada con 7.300.000$, en el tee de salida estaban, además de Rickie Fowler, ganador el año pasado, con un premio de 1.278.000$, Justin Thomas, que no suele faltar a la cita en Scottsdale y que jugó las dos primeras rondas de este tradicional Waste Management Open, junto a Jon Rahm e Hideki Matsuyama. Thomas fue, finalmente, tercero (-14) empatado con Bubba Watson y Nate Lashley.

Fowler no ha jugado bien y acabó (-7) en el puesto 37, tras la primera ronda empata en el puesto 110 (+3) con Jordan Spieth, otro que ha perdido el norte y no encuentra su buen juego de antaño.

El corte se estableció en -1 y fue superado por 66 jugadores; entre los que se quedaron fuera del fin de semana hay que resaltar a Jordan Spieth (+1), cuyo mal momento de forma se alarga ya demasiado.

La prueba, dotada con 7.300.000$ no gusta a muchos jugadores, algunos de los cuales, como los cuatro top cinco del mundo, han preferido los petrodólares de Arabia Saudi -con sus fijos correspondientes- a los dólares del PGA Tour, que hay que sudarlos. Aunque los premios en el Saudi International son la mitad de cuantiosos que los de Arizona -un total de 3.500.000$-, la «política económica» de los árabes del European Tour ha derrotado, por una vez y sin que sirva de precedente -fijos mediante-, a los millones norteamericanos.

No es posible comentar.