Torneos

Alejandro del Rey (-18) -a pesar de sus 58 golpes- acabó décimo en el Swiss Challenge

Ver leaderboard del Swiss Challenge

Con cuatro tarjetas de 74, 58, 68 y 70 golpes, Alejandro del Rey no pudo sacarle todo el partido necesario a sus ¡¡¡58!!! golpes de la segunda jornada (-14) el viernes 1 de octubre en el Golf Saint Apollinaire (par 72) en la localidad francesa de Michelbach – Le – Haut y acabó en la décima posición, empatado con otros cuatro juugadores entre los que se encontraba Scott Fernández. Con cuatro golpes bajo el par, el sábado, y dos el domingo, lo que hacían un acumulado de -18, el madrileño terminó a siete golpes del danés Marcus Hellilgkilde (-25).

En cualquier caso, la hazaña de Alejandro fue de tal calibre que, si no está en la lista del Open de España sería un tremendo error de la organización. Son muchas las voces de profesionales que han pedido su presencia en el Club de Campo Villa de Madrid y está claro que los aficionados quieren ver en acción a este madrileño de record… aunque no se convalide por una de esas reglas absurdas, de las muchas que tiene el golf. Es curioso, pero esa proeza de 58 golpes (29+29) solo le sirvió a Alejandro para ganar 3.840€ y subir ocho puestos en el ranking Challenge, hasta la posición 52, muy lejos del objetivo de lograr la Tarjeta para el European Tour de la próxima temporada.

Volviendo al Swiss Challenge, el ganador, con cuatro tarjetas de 65, 67, 62 y 69 terminó con un golpe de ventaja sobre su compatriota Nicolai Kristensen que empató (-24) en la segunda posición con el inglés Jonathan Thomson. Con su victoria, Hellilgkilde logró una bolsa de 32.000€ de los 200.000€ que se repartían en premios y ascendió a la cuarta posición del ranking Challenge, Road to Mallorca.

La hazaña del viernes de Alejandro del Rey eclipsó el resto de noticias, aunque hay más españoles en este Swiss Challenge. De los once españoles que iniciaron la prueba, siete pasaron el corte. Empatado con Alejandro terminó, como queda dicho, Scott Fernández; en el puesto 40 (-11) terminó Iván Cantero; en el 47 (-9), Emilio Cuartero; en el 54 (-8) se quedó Ángel Hidalgo, que se aleja hasta el puesto 20 del ranking de quince primeros que consiguen la Tarjeta del European Tour.

David Borda (-7) finalizó el 56; Javier Sainz (-6), el 59 y Jordi García (+1), el 65.

Fuera del corte, establecido en -4 y que superaron 66 jugadores, se quedaron Samuel Del Val, Edouard Rousaud, Lucas Vacarisas y Borja Virto.

El Swiss Challenge es un torneo que reparte 200.000€ y que no se juega en Suiza, a pesar de su nombre, sino en la localidad francesa de Michelbach – Le – Haut, en el Departamento del Alto Rhin, en Alsacia, a diez kilómetros de la frontera suiza.

PRIMERO DE OCTUBRE: UN DÍA PARA RECORDAR

Alejandro del Rey firmó un 58 de record -¡¡¡14 bajo par!!!-en la segunda jornada -el primer día de octubre de 2021- del Swiss Challenge, que se celebra en Francia, pero solo es segundo, a dos golpes del alemán Michael Schneider. El español es el primer jugador en la historia del European Tour que consigue lograr un 58 (14 bajo par) en un torneo oficial.

El líder (61, 69) sumaba un total de -14, mientras el madrileño (74, 58) empataba, con un acumulado de -12 en la tercera posición, igualado con otros cuatro jugadores, ya que sus dos golpes sobre el par, en la primera ronda, le impidieron coliderar la prueba. Del Rey, de 23 años, es un jugador que mide 1.70 metros pero que alcanza distancias con el driver que no tiene nada que envidiar a jugadores más altos y ya conocidos en los Circuitos profesionales.

En los tres primeros primeros hoyos, tras salir por el tee del 10 y firmar un birdie, en el hoyo 10, par 4) y dos eagles, uno en el 11, par 4 y otro en el 12, par 5, no bajó la guardia y terminó firmando una primera vuelta -en lo que era el segundo recorrido del campo- de 29 golpes.

A partir del hoyo 1, firmó cinco birdies en seis hoyos y acabó con otro eagle en el hoyo 9 -par 5 y último de su vuelta, para asegurarse otros 29 golpes y terminar con un acumulado de 58 golpes, 14 bajo el par del Golf Saint Apollinaire (par 72) en la localidad francesa de Michelbach – Le – Haut.

UN RECORD NO CONVALIDADO

Desgraciadamente este 58, que pasará a la historia del golf, no se registrará como resultado oficial ya que, debido al barro acumulado en las calles del recorrido francés, la bola se colocaba y, en estos casos, no puede proclamarse oficialmente como el record que, en realidad, es. De esta forma sus 58 no se verán reflejados en la lista oficial de records del golf mundial, donde hubiera acompañado, a Jim Furyk, que firmó esos mismos golpes, en un par 70, en el PGA Tour.

Del Rey, que juega sin caddie -la economía de los jugadores del Challenge Tour suele estar bajo mínimos-, lo que hace más meritorio su resultado, aseguró, al final del recorrido, que cuando iba -7, tras sus primeros cinco hoyos, pensaba que su resultado era de +6 para no relajarse y seguir concentrado en el juego.

No es posible comentar.