Torneos

Alejandro Cañizares (-9) acabó decimoquinto en Australia, a 10 golpes de Min Woo Lee

Ver leaderboard del ISPS Handa Vic Open, en Australia

Después de una larga travesía del desierto que le ha devuelto al European Tour, desde la Escuela de Clasificación, Alejandro Cañizares (-9), era líder tras la primera ronda del ISPS Handa Vic Open, que finalizó el 9 de febrero en Australia. Después de la segunda jornada, el viernes 7, Cañi (63, 71) era séptimo, empatado con otros cinco jugadores entre los que se encontraba el australiano Geoff Ogilvy.

Sin embargo, sus 76 golpes (+4) del sábado, le hundieron en la clasificación y le llevaron hasta el puesto 29 (-6), empatado con una decena de jugadores, entre los que se encuentra, igualmente, el citado Ogilvy.

A pesar de ir de más a menos (63, 71, 76) Cañi pudo pasar el corte del sábado, que se estableció, precisamente en ese -6 con el que aparecía en la clasificación y que superaron -de manera extraordinaria en este torneo asiático diferente al resto de la temporada- solo 39 jugadores-.

Y el domingo, finalmente, una nueva tarjeta bajo par, de 69 golpes, le colocó, con un acumulado de -9, en el puesto decimoquinto, con unas ganancias de casi 14.000€ que, a buen seguro, le parecerán poco, teniendo en cuenta su magnífico comienzo de torneo, con nueve golpes bajo el par del campo que, al final, no pudo mejorar los tres días siguientes.

El vencedor (-19) fue el australiano Lee Min Woo, que logró la cantidad de 163.000€, seguido, a dos golpes, de su compatriota Ryan Fox.

CAÑI, DE MÁS A MENOS

El madrileño, de 37 años, aunque formado en Málaga, perdió su Tarjeta del Circuito Europeo, después de catorce años y ha tenido que pasar por la Escuela de Clasificación para estar de nuevo entre los Grandes de Europa. Con Cañizares también decidió viajar a Australia otro madrileño, Sebastián García Rodríguez, conocido como «El chino» por sus amigos. Sebas no ha tenido tanta fortuna como su compañero, pero pasó al sábado, en el puesto 57, empatado (-5) en el grupo de 16 jugadores que superó el corte del viernes, establecido precisamente en -5.

Sin embargo, Sebastián acabó el sábado con una tarjeta al par, que le mantuvo en ese -5 y, por los pelos, se quedó fuera del corte del sábado y tendrá que hacer las maletas con escasa renta después de tan largo viaje. Eso sí, por pasar el corte del viernes y finalizar, empatado, en el puesto 39 ganó casi 6.500€ que le servirán para cubrir gastos y poco más.

CAÑI, DE MÁS A MENOS

Cañi terminó la primera jornada, en el recorrido de Creek Course (par 72), en el 13 Beach G.C. donde se disputa la prueba, con 63 golpes, con diez birdies y un solo par, en el hoyo 16. El viernes, en el segundo recorrido (Beach Course) donde también se disputa el torneo, y que es más complicado que el Creek Course, y en el que tuvo que luchar contra el viento, solo pudo hacer un golpe bajo el par del campo, con lo que su -10 acumulado, le dejó en séptima posición.

Precisamente fue, también en el Australian PGA Championship, a finales del pasado año, donde Cañi había empezado a destapar el tarro de sus esencias, cerrado desde hacía tiempo, con un 64 que ha sido una premonición para esta magnífica tarjeta en la ronda inicial, el jueves 6 de febrero, de este torneo.

La prueba que «solo» tiene mucho algo más de 1.000.000€ en premios, se disputa en dos recorridos del campo situado en la localidad australiana de Victoria. La novedad de la prueba, ya iniciada el pasado año, es que a los 144 participantes masculinos, se unen otras 144 jugadoras que juegan por un montante en premios igual al de los hombres. Hombres y mujeres juegan en partidos alternos y tras el viernes hay una selección de 60 y empatados, y el sábado hay otro corte de 35 y empatados, tanto en la prueba masculina, como en la femenina.

ESTOY TRABAJANDO DURO Y MUY MOTIVADO

Cañi expresó, al final del recorrido del jueves 6, sus sensaciones tras la jornada: «No tenía muchas expectativas porque al estar tan lejos de casa no sabes cómo te vas a sentir, pero estoy trabajando duro y golpeando bien la bola; espero seguir en esta línea». El madrileño explicó que sigue muy motivado y que todavía tiene mucha carrera por delante: «hoy ha sido uno de esos días en los que ves el hoyo bastante grande».

No es posible comentar.