Noticias

A Ross Fisher, la penalización por juego lento en Gales le impidió luchar por el triunfo

Cuando en el hoyo 12 del Twenty Ten Course, en The Celtic Manor Resort, donde se ha jugado el Open de Gales, el jefe de los árbitros del European Tour, penalizó con un golpe al inglés Ross Fisher, cuando iba con seis golpes bajo el par del campo, y segundo a un solo golpe de la cabeza, estaba cumpliendo un reglamento que suele ser muy laxo para los profesionales -en el Volvo Match Play de Finca Cortesín se tardaba un mundo en jugar los partidos con solo dos jugadores-, pero que se critica mucho en los jugadores aficionados, cuando suelen jugar en torneos sobrados de participantes y no tienen nadie que les busque las bolas ni les rastrille los bunkers, aunque bien es verdad que muchos los dejan en las condiciones que se los encontraron.

Después de la penalización a Ross Fisher, jugador al que conoce desde que era pequeño, en Wentworth, John Paramor explicó su decisión de multar y poner un golpe de penalidad al inglés.

"El partido de Ross perdió distancia desde muy pronto. Al salir del tee del 6 les dije que llevaban retraso y habían perdido distancia con el partido de delante, que a su vez iba con retraso, y que tenían que acelerar. Cuando terminaron el 10 llevaban 28 minutos de retraso. El partido de delante, que estaba siendo cronometrado, ya les había sacado mucha distancia. Así que no tuve más remedio que empezar a cronometrarles a ellos.

"En el 11 Ross tardó 55 segundos en dar el segundo golpe, 15 más de lo permitido, y le di un primer aviso de mal tiempo sin sanción. El segundo golpe del 12 era complicado, así que ese no lo conté. Pero luego en el 14 tuvo un putt de unos cuatro metros y volvió a tardar 55 minutos, cuando el límite son 40. Por eso tuve que multarle, desgraciadamente, y penalizarle con un golpe.

"En Gales hemos cronometrado a bastantes grupos. Andy McFee y yo tomamos la decisión de mejorar la aplicación de las normas contra el juego lento y llevamos haciéndolo las últimas semanas. Algunos jugadores se han extrañado al no recibir los avisos adicionales que se les había dado en el pasado, pero pensamos que ya hemos dado bastantes avisos y que tenemos que pasar a la acción. Eso es lo que estamos haciendo.

"No es que estemos cronometrando a muchos más jugadores, sino que en este caso concreto le ha ocurrido a un jugador que tenía la oportunidad de ganar. En el Tour Europeo se lleva penalizando por juego lento con regularidad, aunque no recuerdo a casi ningún jugador con opciones de victoria que haya sido penalizado últimamente. Pero las reglas son igual para todos.

"Cuando cronometramos podemos dar un margen a los que van luchando por el título, sobre todo si hay mucho movimiento de público u otros elementos de distracción, pero eso hoy ya lo habíamos considerado todo. En muchas ocasiones hemos cronometrado a los últimos partidos y siempre han respondido bien.

"Lo malo es que hoy este partido no solo no aceleró sino que retrocedió. Empecé a cronometrarles cuando llevaban 26 minutos de retraso y terminaron con 38 sobre el tiempo estipulado, que son 4 horas y 35 minutos.

"Es verdad que hacía mal tiempo, pero el partido de delante había entregado ya las tarjetas cuando este partido no había llegado al tee del 17. Eso no es bueno."

No es posible comentar.