Noticias

Mensaje de Jon Rahm, al que Jorge Campillo sustituirá en los JJ.OO. de Tokio

(En la imagen, Jon Rahm, junto a Adri Arnáus, que ya no será la pareja que dispute el torneo de los JJ.OO de Tokio)

Adri Arnáus no estará solo en los JJ.OO de Tokio, ya que será Jorge Campillo, que llegará a Tokio el miércoles 28 tras realizarse todas las pruebas anticovid que exige el protocolo de los Juegos, quien sustituirá a Jon Rahm, positivo en Covid-19, que no por lo que no podrá disputar el torneo de los Juegos Olímpicos de Tokio que comienzan el jueves 29.

A pesar de tener el tiempo justo para cumplir el protocolo citado, Campillo, fue finalmente aceptado por la Federación Internacional de Golf

¿POLÉMICA O CHAPUZA?

La Federación Española de Golf, que parecía renunciar a llevar a otro jugador español a los Juegos porque el proceso burocrático no permitía llegar a tiempo a ningún golfista, ha terminado enviando a Jorge Campillo, que se había puesto a disposición de la RFEG, ya que era el siguiente en el ranking tras Arnáus, y teniendo en cuenta la renuncia de los que estaban por delante, Sergio García y Rafa Cabrera Bello.

El problema es que el extremeño, con las prisas, llegará a la capital japonesa en la tarde del miércoles y la competición empieza el jueves. Entre el jet lag, los problemas sanitarios, la burbuja y la ansiedad del golfista, no parece la mejor idea enviar a un jugador para que participe en el torneo en esas condiciones.

Además, la elección de Campillo terminará creando problemas a la Federación Española, ya que no actualizó la lista de cinco jugadores que entregó en marzo al CIO, ni amplió la lista de posibles participantes, por si ocurría alguna incidencia como la que ha dejado fuera a Jon Rahm. En la RFEG pensaron que no habría problemas de ningún tipo y ahora resulta que hay otros jugadores que están por delante de Campillo en el ranking mundial.

Desde entonces la clasificación mundial ha variado y hay dos jugadores que han superado a Campillo en el ranking mundial: Santiago Tarrío, 138 del mundo, y Adrián Otaegui, 148. El extremeño es, en la actualidad, el 199, pero si se le hubiera incluido en marzo, sería el sustituto normal.

La federación reconoció su error de no incluir a más jugadores e incluso se ha disculpado con el gran perjudicado, Santi Tarrío y, se supone, que también con Otaegui. El caso es que habrá que esperar a saber si Campillo logra tener una buena actuación que será lo que haga olvidar lo que no debería haberse convertido en una polémica innecesaria.

EL CASO DEL EXTRAÑO POSITIVO

El positivo se ha detectado al someterse a una tercera prueba PCR consecutiva, obligatoria para todos aquellos que hayan estado recientemente en Reino Unido, como es el caso de Jon Rahm, que acaba de disputar The Open.

Las dos primeras pruebas PCR dieron negativo y en los análisis del español se han dado una serie de coincidencias que bien pueden calificarse de extrañas.

Tras conocerse la noticia, Jon Rahm ha enviado un mensaje a todos los españoles, haciendo especial hincapié en su apoyo a los atletas que representan a España en Tokio:

SENTIDO MENSAJE DE JON RAHM

«He tenido la suerte de representar a mi país y ganar campeonatos en todo el mundo. Jugar en Tokio me habría dado la oportunidad de ganar una medalla para mi país. Me hubiera encantado ser uno de los primeros medallistas españoles, pero el destino tiene otros planes para mí. Este es un gran recordatorio para todos nosotros de que todavía estamos en una pandemia, las cosas no han terminado y todavía tenemos que luchar juntos para superar esto lo mejor que podamos. Les deseo mucha suerte a todos los grandes atletas que representan a España en los Juegos de Tokio, los estaré observando y animando desde casa. Dios los bendiga».

PRIMER POSITIVO EN JUNIO

Rahm ya dio positivo a principios de junio, a peesar de estar vacunado, y tuvo que retirarse en The Memorial, cuando solo le faltaba una ronda para finalizar la prueba en la que era claro favorito.

Ahora, tras el nuevo positivo, tras dos pruebas negativas, se intenta explicar el resultado en la superior exigencia de Japón con personas procedentes del Reino Unido: no se les exige una PCR sino varias. Las dos primeras dieron negativas, pero la tercera es la que ha dado positiva. Sin embargo, las dudas surgen sobre si realmente se trata realmente de un segundo positivo -porque el virus detectado fuera «diferente» del anterior- o de restos genéticos del positivo original.

Según un informe del Colegio Oficial de Médicos de Madrid, «las técnicas de recuperación de genoma vírico pueden seguir siendo positivas hasta casi tres meses, siendo restos inviables para la trasmisión». En dicho informe se explica que «la reinfección pasado este periodo de tres meses es poco frecuente, inferior al uno por ciento, pero posible y su curso sería asintomático o muy benigno.

No es posible comentar.