Torneos

El Pisha (-11) acabó undécimo en Hawai, a 7 golpes de Duffy Waldorf

 

 

Ver leaderboard del Mitsubishi Electric Championship

 

 

 

 

Miguel Ángel Jiménez, que defendía título en el Mitsubishi Electric Championship, perteneciente al PGA Tour Champions, que es la nueva denominación del Champions Tour norteamericano, en el que participan los veteranos con más de 50 años acabó undécimo en Hawai, a siete golpes del norteamericano Duffy Waldorf.

La segunda posición (-17) fue para el Tom Lehman, y el tercero para el capitán del equipo americano de la Ryder 16, Davis Love III (-5).

El malagueño (66, 70 y 69) que firmó tres birdies y ningún bogey en la tercera y última ronda del torneo, no pudo superar su mal día de putt en la segunda jornada y terminó con once golpes bajo el par del Hualalai G.C. (par 72), en Ka’upulaha-eKona, en las islas Hawai. El Pisha terminó en esa undécima posición citada, empatado con Tom Watson, Olin Brown, Jeff Sluman y Fred Funk.

BERNHARD LANGER Y SU NUEVA FORMA DE PATEAR

En esta competición que enfrentaba a 44 campeones del Champions Tour norteamericano (43 por la retirada de Russ Cochran), ganadores de los años 14 y 15 y de los últimos Majors, también estaba, como no podía ser de otra manera, ya que es uno de los grandes de este Circuito, Bernhard Langer. El alemán (-12) acabó octavo, empatado con Vijay Singh y Mark O’Meara, después de firmar tres tarjetas de 70, 67 y 67 golpes. Langer, que compartía partido con Miguel Ángel Jiménez en las dos primeras rondas, jugaba por primera vez con el putt largo, pero sin anclarlo al cuerpo, ya que está prohibido desde el uno de enero de este año. Como es lógico, está teniendo problemas con su nueva forma de patear: hace la práctica del putt anclando el palo al cuerpo, pero luego lo separa ligeramente -tan poco lo separa que los árbitros no podrán ver nunca si está pegado al cuerpo o no y tendrán que fiarse del propio Langer, que no es de los que se permita ningún tipo de truco- y patea.

La fórmula es complicada y no parecía que le estuviera dando demasiado buen resultado durante la primera jornada, pero ya en las dos siguientes, Langer volvió a ser el que era antes de la norma de la USGA y el Royal & Ancient. En cualquier caso, es pronto para analizar el resultado de la fórmula y será el futuro próximo el que dictará sentencia. Desgraciadamente, parece que la norma se ha creado solo para evitar que Langer siga arrasando en el Circuito de los veteranos de la PGA, ya que ningún otro jugador que anclaba el putt al cuerpo, tenía resultados tan espectaculares.

Además, la fórmula del putt largo es buena para la espalda de los jugadores, sobre todo de los veteranos, que no tenían que inclinarse tanto para patear. Pero, las normas, son las normas… y doctores tiene el golf, aunque algunas veces sean más matasanos que verdaderos médicos.

Los 43 participantes se repartieron 1.800.000 en premios, de los cuales 300.000 $ fueron para el ganador.

No es posible comentar.