Torneos

Garrick Higgo (-27) se coronó en las Islas Afortunadas y ganó en Tenerife, tras su victoria en Gran Canaria

(En la imagen, bajo estas líneas, una vista general del Gold Costa Adeje, en Tenerife).

Ver leaderboard del Canary Islands

Los golfistas sudafricanos “invaden” Canarias. Dos semanas después de ganar el Gran Canaria Lopesan Open, Garrick Higgo volvió a lograr el triunfo en el tercero y último torneo del “Swing de las Islas”, el Canary Islands Championship, que finalizó el domingo 9 de mayo en el tinerfeño recorrido de Golf Costa Adeje (par 71).

El sudafricano venció de manera incontestable con un 27 bajo el par del campo, tras firmar cuatro tarjetas de 66, 63, 64 y 64 golpes, que le dejaron a solo dos del -29 con el que su compatriota Ernie Els batió el record de una victoria en el European Tour cuando, en 2003 ganó, con esa cifra, el Johnnie Walker Classic, en Perth.

Higgo, que cumplirá 22 años el próximo miércoles 12 de mayo, solo ha disputado 26 torneos del European Tour y se da la circunstancia de que en las tres pruebas que jugó antes de llegar a Canarias, hace tres semanas, no pasó el corte. Sin embargo, en las tres que ha jugado en las islas, una en Canarias y dos en Tenerife, no solo ha ganado la primera, el Gran Canaria Lopesan Open, y la tercera, el Canary Islands Championship, sino que, además, en el Tenerife Open, el segundo de los torneos isleños, acabó en la octava posición, en una prueba que también fue para otro sudafricano, Dean Burmester.

UN RÉCORD TRAS OTRO

Esta tercera victoria en el European Tour, tras la primera lograda en Portugal el pasado año, con solo 26 pruebas disputadas, le convierte en el sudafricano más joven en conseguir tres victorias, al margen de Majors y WGC, y en el cuarto jugador más joven en lograr tres triunfos en el Circuito Europeo; además iguala a Tiger Woods que fue quien logró tres victorias en la menor cantidad de torneos jugados.

El sudafricano Higgo finalizó en Tenerife, después de hacer un hoyo en uno, en el par 3 del hoyo 7 de Costa Adeje -recorrido en el que se disputaron las dos pruebas tinerfeñas-, con seis golpes de ventaja sobre el australiano Maverick Antcliff, de 28 años, y siete sobre el tercer clasificado, el finlandés Tappio Pulkkanen.

ADRI ARNÁUS, PRIMER ESPAÑOL

De los doce españoles que pasaron el corte, Adri Arnáus, fue el mejor y acabó en cuarta posicion (-19), empatado con otros cuatro jugadores, entre ellos el citado Burmester.

Arnáus (-14) era líder, después de las dos primeras jornadas en el Canary Islands Championship y de terminar, el viernes, con seis birdies en los siete últimos hoyos del recorrido. El sábado, sin embargo, el español (64, 64, 72) desperdició el golpe de ventaja que tenía sobre Garrick Higgo, y con una mala vuelta de un golpe sobre el par del campo descendió (-13) hasta el puesto noveno.

Mientras tanto, el sudafricano Higgo, ganador al final, firmó una tercera vuelta de -7 y se colocó en cabeza de la prueba con un acumulado de -20.

Pero en la tercera ronda sabatina todo se torció al comienzo de la jornada. El catalán firmó un par en el uno (par 5) y un birdie en el dos (par 3), pero un TROPIEZO ENORME, en forma de ¡¡¡NUEVE!!! en el hoyo tres, par 5, fue su tumba en el torneo. A pesar de todo, Adri siguió luchando y, superó  el palo recibido y otros dos bogeys en la vuelta, para llegar al final con un 72 en la tarjeta -SOLO uno sobre el par del campo- gracias a los cinco birdies que firmó, cuatro de ellos entre los hoyos 9 y 14.

Una verdadera pena porque Arnáus llevaba trazas de ganador pero ya se sabe… el golf y la madre que lo parió; en este caso la que parió al hoyo 3 donde el propio Arnáus firmó un eagle el lunes, eagle que también firmó Higgo el sábado, precisamente su compañero del partido estelar. Que Arnáus no se hundiera y terminara a siete golpes de líder no le sirvió para ganar, entre otras cosas por la magnífica actuación de Higgo, pero sí le valió para acabar (-19) en una buena cuarta plaza, con cuatro tarjetas de 64, 64, 72 y 65.

SUDÁFRICA, VIVERO DE GOLFISTAS

Con las dos victorias de Higgo, sumada a la de Burmester en el Tenerife Open, tres ganadores sudafricanos firman una victoria consecutiva en el Tour Europeo desde 2012, y es la primera vez que esa hazaña se logra fuera de Sudáfrica.

Sudáfrica sigue siendo un vivero de golfistas: desde el mítico “caballero negro”, el incombustible Gary Player, pasando por Ernie Els, Retief Goosen, Charl Schwartzel, Louis Oosthuizen, hasta llegar a Garrick Higgo, último “invento” de la factoría sudafricana, junto a Brandon Stone, Wilcon Nienaber…. el país no deja de lanzar al mundo del golf a los mejores jugadores del mundo… aunque el número 1 del ranking les quede aún lejos.

En cualquier caso, Higgo asciende al quinto lugar en la Carrera hacia Dubai, y está a punto de entrar en el top 50 del Ranking Mundial.

HIGGO NO SE CONFORMA CON EL -27

Al finalizar la prueba, Garrick Higgo confirmó: “estaba tratando de llegar a 30 bajo par, y batir el récord de Ernie Els, porque hoy jugué de manera increíble. Le pegué muy bien a la bola, casi no puedo creer que lo haya hecho tan bien, pero así ha sido”.

«He estado trabajando muy duro, pequeños detalles, y he aceptado lo que me funciona. Voy a intentar seguir adelante -añadió Higgo-. Creo que puedo llegar tan alto como quiera, por la forma en que estoy jugando puedo hacer muchas cosas buenas».

RECORD DE ESPAÑOLES EL FIN DE SEMANA

En esta prueba no solo se ha registrado un récord de participación hispana, con veintiseis jugadores, de 131 participantes, en el tee de salida del Golf Costa Adeje, también se batió el récord de españoles que pasaron el corte del viernes. En total fueron doce los que lo superaron -once lo hicieron la pasada semana en el Tenerife Open, en este mismo recorrido-.

Tras Arnáus, el siguiente español fue el rookie Alejandro del Rey que acabó noveno (-18). El madrileño, que ha aprovechado su oportunidad en este swing canario, firmó cuatro tarjetas de 69, 66, 65 y 66) y terminó en un magnñifico top ten que le abrirá muchas puertas esta temporada.

Alfredo García Heredia (-17) fue el tercero de los españoles y se quedó duodécimo, muy cerca del top ten. Con cuatro tarjetas de 64, 70, 67 y 66) demostró que está preparado para asumir responsabilidades en el European Tour en cuanto tenga ocasión.

Adrián Otaegui y Eduard Rousaud empataron (-13) en el puesto 34; el rookie catalán (67, 67, 67 y 70) que está haciendo un buen papel en esta minigira isleña, demostró una regularidad durante toda la prueba, lo que dice mucho en favor de su juego, aunque sus 70 golpes de la última ronda le relegaron a una posición más baja de la que hubiera merecido. Pero no está nada mal como experiencia para empezar una carrera que tiene visos de ser duradera y esperanzadora.

Eduardo de la Riva (-10) acabó el 45 y Scott Fernández (-8), el 56; en el puesto 61 (-7) empataron Jorge Campillo y Álvaro Quirós; en el puesto 70 con -4 cabó Pep Anglés y el 71 terminó (-3) el canario Luis Claverie: El ilerdense Carlos Pigem terminó (+3) el 75.

LA «HAZAÑA» DE PIGEM

Al margen del cuarto puesto de Arnáus, que fue lo más importante de la prueba, hay que destacar la magnífica recuperación mental de Carlos Pigem. El español firmó un ¡¡¡once!!! en el hoyo 3, par 5, en la primera jornada pero, a pesar de ese mazazo, tuvo la mente tan despejada como para firmar un total de 12 birdies en las dos rondas de jueves y viernes, por solo dos bogeys. Gracias a esa fuerte mentalidad, digna de alabanza, acabó -4 y pudo estar el fin de semana en Tenerife.

Sin embargo (72, 66, 80 y 69) el esfuerzo del viernes le pasó factura el sábado y Pigem volvió otra vez a las andadas. Firmó cuatro dobles bogeys y cuatro bogeys por solo dos birdies y, eso sí, un eagle en el 18, pero con sus 9 golpes sobre el par terminó con un acumulado de +5, el 77, en el último lugar.
Pero otra vez surgió el catalán deshojando la margarita -uno si, uno no- y el domingo firmó un 69, once golpes menos que el sábado. Para hacérselo mirar. En cualquier caso, Pigem terminó (+3) empatado con el inglés Oliver Wilson, el 75, penúltimo lugar, para ceder el farolillo rojo al alemám Max Schmitt (+4), y 77 y último.

CATORCE ESPAÑOLES FUERA DEL CORTE

Los catorce españoles que no pasaron el corte fueron Borja Virto, Sebastián García Rodríguez, Nacho Elvira, Samuel del Val, Alejandro Cañizares, Gonzalo Fernández Castaño -que no parece estar en su mejor momento de forma, David Borda, Carlos Suneson, Jacobo Pastor, Mario Galiano, Iván Cantero, Pedro Oriol, y los amateurs Oscar Sánchez y Álvaro Hernández Cabezuela.

GOLF COSTA ADEJE REPITIÓ TORNEO

El Golf Costa Adeje (par 71) repitió como sede en este último torneo que finalizó el domingo 9 de mayo en Tenerife y que tenía, como los dos anteriores, 1.500.000€ en premios, y en los que los ganadores -con 234.000€ el primer premio- han sido dos sudafricanos: en Gran Canaria, Garrick Higgo y la pasada semana en este mismo campo tinerfeño, Dean Burmester.

En ambos casos se firmaron 25 golpes bajo par, la cifra más baja de las que habían servido para ganar en un torneo de la época moderna del European Tour hasta el -27 de Higgo en esta última prueba tinerfeña. En cualquier caso, aún no se ha podido batir la marca de Ernie Els, otro sudafricano, que ganó (-29) con el resultado más bajo de un torneo del European Tour, en el Johnnie Walker Classic, en Perth, en 2003.

También fue Ernie Els el que colocó el listón de ganadores en el PGA Tour con su -31 en el Mercedes Championship, en Hawai, también en 2003.

¿Hay quien dé más… o menos?

No es posible comentar.