Noticias

Tiger Woods se recupera, en un hospital de Los Ángeles, de un grave accidente de coche

 

(En la imagen, un aspecto del coche de Tiger Woods tras el accidente sufrido en las afueras de Los Ángeles).

Tiger Woods se recupera del grave accidente de coche sufrido, a las afueras de Los Ángeles, a primeras horas de la mañana el martes 23 de febrero. En el último parte médico facilitado por los médicos que le atienden en el Centro Médico Harbor-UCLA, se aseguraba que el golfista ex número 1 del mundo, “se encuentra despierto, receptivo y recuperándose en su habitación del hospital».

Tiger sufrió un grave accidente de tráfico a las siete de la mañana del martes 23, en una zona cercana a Rancho Palos Verdes, una pequeña ciudad cercana a Los Ángeles. Según el sheriff del condado de Los Ángeles, Alex Villanueva, todo apunta a que «iba a una velocidad relativamente mayor a lo normal en una zona que es cuesta abajo y tiene muchas curvas; es un lugar con una alta frecuencia de accidentes”.

UNA LARGA OPERACIÓN

Tras el accidente, llevado urgentemente al hospital, el golfista fue sometido a una larga cirugía en la parte inferior de la pierna derecha y el tobillo.

El director médico y director ejecutivo interino del Centro Médico Harbor-UCLA, Anish Mahajan, explicó que Woods «sufrió importantes lesiones ortopédicas en la extremidad inferior derecha que fueron tratadas durante una cirugía de emergencia por especialistas en traumatología ortopédica».

Según Mahajan, las fracturas abiertas conminutas -cuando el hueso se rompe en dos o más fragmentos- que afectaron tanto a la parte superior como a la inferior de la tibia y los huesos del peroné de Woods «se estabilizaron insertando una varilla en la tibia».

«Las lesiones adicionales de los huesos del pie y el tobillo se estabilizaron con una combinación de tornillos y pasadores. El trauma en el músculo y los tejidos blandos de la pierna requirieron la liberación quirúrgica de la cubierta del músculo para aliviar la presión debido a la hinchazón», detalló Mahajan. Los médicos no se han pronunciado sobre las posibles secuelas que el accidente de tráfico dejará en el ya maltrecho cuerpo de Tiger Woods, que se recuperaba de una operación en la espalda y tenía previsto reaparecer en el Masters de Augusta, donde ganó su decimoquinto Major en 2019. Parece que el golfista no podrá acudir a la cita del primer Grande del año que se disputará del 8 al 11 de abril.

No es posible comentar.