Noticias

Sergio García: de villano a héroe, imagen de la portada de la PGA: «Ole, Ole, Ole: Europe wins third Ryder Cup in a row»

 

 

 

Sergio García, ha pasado de villano a héroe en la Ryder Cup. Su imagen, abrazado a Graeme McDowell, fue la imagen de la noticia de la derrota norteamericana, en la web de la PGA:  «Ole, Ole, Ole: Europe wins third Ryder Cup in a row» («Ole, Ole, Ole: Europa ganó su tercera Copa Ryder consecutiva»).

 

Sergio García xsufrió esa transformación, de villano a héroe en menos de horas 24. El español, «castigado» sin jugar en la mañana del sábado 27, debido a su floja actuación en los dobles del viernes, volvió a ser pareja de Rory McIlroy en los foursomes de la tarde sabatina. En la rueda de prensa del viernes 26, celebrada después de disputados los dos encuentros de dobles con McIlroy, se le preguntó al castellonense no solo por su actuación -que él mismo dijo que no fue buena- por unas frases de Nick Faldo, metido a comentarista de la televisión norteamericana. Faldo recordó que Sergio García «fue un inútil y no tuvo una buena actitud en la Ryder Cup de Valhalla, en 2008». Ese año la Copa la perdieron los europeos, y precisamente el capitán fue el jugador inglés con título de Sir.

 

Naturalmente Sergio contestó con prudencia y con cierto sentido del humor y le quitó hierro a las palabras de Faldo: ¿seguro que ha dicho esas palabras? preguntó Sergio. Y no hizo ningún comentario a las palabras de Faldo. Todos los compañeros del equipo europeo arroparon a Sergio y hasta el propio Faldo recogió velas, aunque el tema estuvo sobrevolando la Ryder durante el fin de semana.

 

Explicó Nick que se refería al año 2008, cuando el equipo europeo perdió la Ryder Cup en Valhalla, en Louisville, Kentucky, precisamente por el mismo resultado que ahora han ganado en Escocia: 16.5 & 11.5. Sergio jugó dos dobles de fourballs y uno de foursomes. El de foursomes, con Lee Westwood, lo empataron; uno de los fourballs, con Miguel Ángel Jiménez, lo perdieron y el otro, de pareja con Casey, empataron. Luego, en los individuales, Sergio disputó el primer partido contra el norteamericano, de origen asiático, Anthony Kim que, contra todo pronóstico, ganó el norteamericano, desaparecido del Tour, debido a una serie de problemas físicos, por un contundente 5 & 4. Pero recordar aquello, hace seis años, no parece de recibo. Es obvio que los capitanes perdedores en la Ryder llevan una mácula en su curriculum difícil de borrar, pero intentar buscar excusas seis años después no tiene ningún sentido.

 

No hace mucho tiempo recordarán los lectores que Gonzalo Fernández Castaño también tuvo sus más y sus menos con Nick Faldo durante uno de los torneos disputados por el madrileño en el Circuito Americano. Parece que los comentarios del inglés molestaron a Fernández Castaño cuando iba a dar un golpe en su partido y el madrileño no se cortó un pelo al criticar a Faldo.

 

UNA PAREJA DE HECHO, DESHECHA SOLO PARA UN PARTIDO

 

Se esperaba una separación de la pareja formada por Sergio García y Rory McIlro, un doble que se tenía por ganador, solo conseguía medio punto de dos en la jornada del viernes 26 en la Ryder Cup. Pero no se esperaba que McGinley sentara a ninguno de los dos en la mañana del sábado. Sin embargo, Sergio García fue «castigado» por el capitán y no jugó ninguno de los cuatro fourball de la mañana del sábado.

 

Es cierto que Sergio no jugó bien; pero también lo es que Rory no estuvo tampoco a su altura de siempre. El caso es que, en el bando europeo, Sergio es el que cargó con las culpas de la pareja, mientras que para Tom Watson, el «culpable» que mereció el «castigo» del banquillo fue Phil Mickelson que no solo no participó en los partidos de fourball de la mañana del sábado 27 y que tampoco estuvo en los de la tarde. Y eso que un birdie suyo en la jornada del viernes, en el hoyo 18, salvó un punto para los americanos, precisamente cuando fueron perdiendo durante todo el partido ante Rory y Sergio.

 

Pero si Sergio García y Rory McIlroy volvieron a ser protagonistas en los foursomes de la tarde, Tom Watson mantuvo sentado a Phil Mickelson que, de esta manera, llegará más descansado a los individuales del domingo, pero no con la moral muy alta. Además, visto el resultado de la tarde, con tres foursomes ganados claramente por los europeos, quizás no fue tan buena idea tener a Mickelson de suplente, teniendo en cuenta que el zurdo californiano es capaz de darle la vuelta a un partido en cualquier momento. Claro que, a toro pasado, todos los muletazos son buenos.

 

PALIZÓN EN LA TARDE SABATINA

 

En la tarde del sábado los europeos barrieron en los foursomes (3.5 & 0.5), con tres victorias y un empate. Hay que constatar que a Sergio le vino bien el descanso de la mañana y, aunque no con su mejor juego, sus pinceladas, junto a las del norirlandés llevaron a la pareja al triunfo.

 

Rory McIlroy & Sergio García vencieron (3 & 2) a Jim Furyk & Hunter Mahan. Los dos amigos, separados en la mañana del sábado, volvieron a ser pareja de hecho por la tarde y vencieron, de forma incontestable a sus enemigos americanos. Ambos han ido de menos a más y tras ganar solo medio punto el viernes por la tarde, lograron una victoria que les deja un subidón de moral de cara a los individuales del domingo.

 

 

 

 

 

No es posible comentar.