Torneos

En la Gran Final (18-21) de la Carrera hacia Dubai no es oro todo lo que parece

(Movistar Golf 57 ofrece el DP World Tour Championship, Dubai (18-21 noviembre), jueves, viernes y sábado, a las 08.00 horas; el domingo, a las 07.30. El torneo se repetirá a las 16.00, el jueves y el viernes, y a las 16.30, sábado y domingo, siempre una hora menos en Canarias).

Ver leaderboard de la Gran Final de Dubai

Con la Gran Final de la Carrera hacia Dubai (18-21 noviembre) finaliza la temporada del Circuito Europeo, en el que, teóricamente, participan los 50 mejores del ranking.

Este DP World Tour Championship, Dubai se disputa en el Jumeirah Golf Estates, Earth (Tierra) Course, en los Emiratos Árabes, el mismo complejo en el que se jugó la semana pasada, pero en un campo diferente y, es de esperar, más complicado que el recorrido Fire (Fuego), donde el danés Hansen logró la victoria con 23 golpes bajo el par 72 del campo.

La prueba reparte un total en premios de 9.000.000$ -siempre que se disputa un torneo del Circuito Europeo en un país árabe, y son muchos, el dinero se calcula en dólares ¿por qué será?- y en ella participan, en teoría, los 50 mejores del ranking europeo.

¿Y por qué repito lo de «en teoría»? Primero, porque el ranking del European Tour es totalmente engañoso. Como los torneos Grandes y los Campeonatos del Mundo suman puntos para el PGA Tour y el Ranking Mundial, y lo hacen también para el Circuito Europeo, entre los 20 primeros hay media docena de jugadores que han jugado una, o ninguna -es un decir-, prueba valedera solo para el European Tour: ahí están: Collin Morikawa, número 1, Billy Horschel (2), Jon Rahm (3) que estará ausente, Paul Casey, Abraham Ancer y Will Zalatoris, a los que ni siquiera se les conoce en Europa, y Rory McIlroy.

NO SON 50, SINO 53

Segundo, porque no son 50 los jugadores que estarán en esta Gran Final, sino 53, un número impar que obliga a que uno de esos participantes tenga que jugar solo, lo que no deja de ser una tontería porque donde «comen» 53 podrían «comer» 54. Vamos, de cajón.

Tercero porque hay tres bajas importantísimas: empezando por Jon Rahm, que prefiere seguir descansando -y es posible que haga muy bien- en su casa americana, con su familia americana, a darse el palizón de viajar a Dubai: «no es por no ir, pero ir pa ná» no merece la pena. Hay que tenere en cuenta que lleva sin jugar desde Valderrama, hace exactamente un mes, y ya avisó que no iba a dar un palo -no al agua, sino a una bola de golf- durante una temporada.

Así que, teniendo en cuenta lo que le espera el año que viene, prefiere quedarse en casita, empezar a entrenar poco a poco, hasta prepararse bien para lo que viene en 2022. Jon Rahm no volverá a jugar hasta enero, cuando viaje a Hawai para disputar el Sentry Tournament of Champions, el Torneo de Campeones que abre el año del PGA Tour (6-9 enero). Esta prueba, decimosegunda de la temporada en el Circuito norteamericano, y primera del año 2022, se disputa, como es tradicional, en el Plantation Course, en Kapalua, Maui, en las islas Hawai, y está dotada con un total de 8.000.000$.

AUSENCIAS UN TANTO EXTRAÑAS

Y cuarto, porque aunque de las tres bajas entre los 50 primeros -además de Rahm, faltan a la cita Viktor Hovland (12) y Justin Rose (22), los presentes no se quedan en 37, sino en 53. No se justifica ninguna de esas dos bajas: Hovland, el noruego de 24 años, ganó hace dos semanas en Mayakoba, en México y es el jugador no nacido en Norteamérica que, junto a McIlroy, ha ganado tres pruebas en el PGA Tour, a edad tan temprana.

Pero si la ausencia de Hovland puede estar provocada por el cansancio -raro para un veinteañero- peor es lo de Justin Rose; el inglés pasa de jugar en Dubai pero lo hace en The RSM Classic, torneo del PGA Tour que reparte 7.200.000$, cuando hay casi dos millones más en premios en Dubai, que se disputa esta misma semana (18-21) en el Sea Island Resort (Seaside), en la localidad de Sea Island, en Georgia.

A los tres citados les sustituyen el sueco Alexander Bjork (51 del ranking), el finlandés Tapio Pulkkanen (52) y otro sueco, Joakim Lagergreen (53), que con ese apellido tendría que arrasar con el putt.

No queda ahí la cosa, hay un cuarto jugador que es el 54 en el ranking y el que hace el número 51 de los participantes, vamos, el que se queda de non. Es el inglés James Morrison, que sale en primer lugar, solo o en compaía de otro, un marcador puesto por la organización.

SERGIO GARCÍA Y PATRICK REED

Y aún hay más: otros dos invitados son Sergio García, que no aparece por el ranking europeo y Patrick Reed, que suele ser de la lista, pero que no está clasificado. Pero los dos juegan juntos en el sexto partido del jueves 18 y claro, el que se queda de non… ya se sabe. No iban a dejar solos a uno de los dos «invitados de excepción».

Dicho lo cual, vayamos al meollo de la cuestión: el torneo propiamente dicho. Solo hay dos españoles entre los 50 primeros del ranking -descartado Rahm- en el Earth Course dubaití, Rafa Cabrera Bello (31) y Adri Arnáus (40). El canario, presente la semana pasada en el Aviv Dubai Championship, donde no pasó el corte, juega con el norteamericano Johannes Veerman y el catalán lo hace con el franco-catalán Víctor Pérez -lo digo no por su nacionalidad, que es francesa, sino por la cercanía del lugar de nacimiento de Pérez, además de por su apellido, que fue, hace 29 años, en la localidad de Séméac, en el Departamento de los Hautes-Pyrénées, cerquita de la frontera con España.

Del tercero de los españoles, Sergio García «invitado de honor», ya conocen al compañero/rival del jueves 18 de noviembre.

No es posible comentar.