Torneos

Fitzpatrick (-17) ganó en Dubai; Campillo (-12), noveno. Sergio y Rafa se hundieron al final

 

 

Ver ranking final de la Carrera hacia Dubai

 

Ver leaderboard de la final de Dubai

 

Mattehew Fiztpatrick (-17) venció por un golpe a Tyrrell Hatton en el DP World, en Dubai, donde el mejor español fue Jorge Campillo (-12), noveno. Sergio (-9) acabó decimonoveno y Rafa (-8), vigesimotercero.

En un emocionante final donde los dos jóvenes ingleses tuvieron posibilidades de vencer, Fitpatrick, de 22 años, aprovechó el error de Hatton, de 25, que se fue al agua de salida en el hoyo 18 y terminó con un par (-16), mientras Matthew llegó al bunker de green de dos golpes y con su «sandsave», salida de bunker y putt, hizo un birdie en el complicado par 5 del final del recorrido del Jumeirah Golf Estates, par 72, donde finalizó la Carrera hacia Dubai y la temporada 2016 del Circuito Europeo.

La tercera posición en solitario (-14) fue para el sudafricano Charl Schwartzel.

Los dos jóvenes ingleses, el futuro del golf británico, han tenido una magnífica actuación, en un campo que se ha mostrado como una madre, con sus greenes receptivos y al que se le han hecho muchos birdies y también unos cuantos eagles.

Lástima que los ingleses, y no solo ellos, cuando formaron parte del equipo europeo de la Ryder en Hazeltine, que se comportaba como una suegra -de las malas, que también las hay buenas-, no estuvieron a la altura.

En el Jumeirah Golf Estates, ha habido dieciocho jugadores, de los sesenta participantes, los mejores del ranking europeo, que han acumulado dos dígitos en su resultado final. Y eso para un torneo de esta categoría, con 8.000.000 € en juego, parece demasiada condescendencia. Es cierto que el campo estaba en magníficas condiiciones y que no ha soplado el viento que se espera del desierto, aunque el campo está tan rodeado de casas y tan protegido de las arenas desérticas, que más parece un campo de las tierras húmedas de los Estados Unidos, que del desierto de los Emiratos Árabes. Para próximas y grandes citas, habrá que fijarse más en la preparación de un campo que, quizás no tenga que ser tan duro como cuando se juega un Major, pero tampoco tan «fácil» como el de Dubai. ¡Digo yo!

JORGE CAMPILLO, INASEQUIBLE AL DESALIENTO

Con 30 años cumplidos, y treinta torneos disputados esta temporada en el European Tour, los mismos que Nacho Elvira, Jorge Campillo es uno de los jugadores que participa en más prurbas a lo largo del año. Inasequible al desaliento, el cacereño es un profesional que lo intenta una y otra vez y no deja de mantener su Tarjeta año tras año, desde hace ya muchos.

En esta ocasión, contra todo pronóstico, Campillo (72, 71, 68 y 65) ha terminado noveno en el DP World Tour Championship, empatado (-12), nada menos que con Henrik Stenson, Rory McIlroy, con los que ha empatado a 65 golpes, al firmar la mejor tarjeta de la cuarta y última ronda, el domingo 20, y conseguir así un puesto en el top ten, también con Tommy Fetwoood, y acceder a la posición 42 del ranking final del European Tour. ¡¡¡Bien por el extremeño!!!

SERGIO Y RAFA, HUNDIDOS

De los seis españoles presentes en esta final de la Carrera hacia Dubai, dotada con 8.000.000 $ que se han repartido los 60 mejores del ranking del European Tour, Sergio García y Rafa Cabrera, que eran los favoritos, no ya para el triunfo final, que también, sobre todo el castellonense, han supuesto la gran decepción para los aficionados españoles. E, insisto, sobre todo Sergio que, después de dos jornadas era colíder (-9) con Francesco Molinari y que ha terminado (68, 67, 74 y 70) en el puesto 19 con los mismos -9 con los que llegó al coliderato tras la ronda del viernes.

Para Sergio fue la cruz, el sábado 19. El castellonense era firme candidato a pasar el primero por la meta de la Carrera hacia Dubai, tal y como estaba jugando; pero la tercera ronda se le atragantó desde el principio, y en el hoyo 4 ya había firmado tres bogeys. Otro en el 8 y un doble bogey en el 9 le llevaron a firmar 40 golpes en la primera parte del recorrido del Jumeirah Golf Estates (par 72), de Dubai.

La suerte estaba echada; es decir, mal echada, porque otro bogey en el 17, le dejó una tarjeta acumulada de 74 golpes, con lo que, sumados a los 68 y 67 de las dos primeras rondas, le hizo caer (-7) hasta el puesto decimotercero, desde la cabeza de la tabla.

Y en la cuarta jornada, las cosas tampoco fueron bien para el español y sus 70 golpes, le devolvieron a la cura realidad de un puesto al final del top 20, con el que no puede estar nada contento.

Sergio, que juega poco -ha disputado 13 torneos del European Tour, los justos para mantener la Tarjeta por pruebas jugadas-, planifica muy bien su temporada, ya que también disputa otros tantos en el PGA Tour, aunque los Grandes y los Campeonatos del Mundo le sirven para los dos Circuitos.

Está claro que, cada vez que participa en un torneo es capaz de estar en los puestos de cabeza, algo que saben los aficionados españoles y por eso esperan siempre su presencia en las pruebas importantes, sobre todo después de haber firmado dos jornadas iniciales a lo campeón.

Sergio jugó segundo recorrido en el Junmeirah Estates, con seis birdies y un solo bogey, en el hoyo 13, par 3, que no le impidió seguir haciendo birdies en los hoyos 15 y 16.

Lo curioso es que fue en el hoyo 12 donde el español podría haber perdido el buen ritmo de su vuelta, cuando se enredó desde el tee de salida: su driver, en este par 4 de 435 metros, se fue a la izquierda y se metió entre unos arbustos; Sergio tuvo que dropar y desde un suelo inestable consiguió llevar a green la bola, aunque se le quedó a la altura de la bandera, pero a unos diez metros, más o menos… y el putt entró, lo que convirtió al par en un birdie virtual, tal era la dificultad para terminar en cuatro golpes lo que hubiera podido ser un desastre. Pero no lo fue; la lástima es que el desastre le sobrevino con los 74 golpes del sábado, cuando el castellonense perdió todas sus posibilidades de victoria. El castellonense ha acabado en el puesto 22 de la Carrera hacia Dubai.

En cuanto a Rafa Cabrera (71, 71, 63 y 75), que había empezado mal, firmó 63 golpes, la mejor tarjeta de la tercera ronda y viniendo desde muy abajo remontó 18 posiciones y era uno de los candidatos a la victoria final; sin embargo, al canario le entró el cansancio acumulado por tantos torneos seguidos y por este final de la temporada, que con sus 75 golpes en la cuarta jornada, bajó  (-8) hasta el puesto 23. Al final, Cabrera ha terminado octavo en el ranking final del Circuito, con 23 torneos disputados esta temporada.

Y la semana que viene le espera otro viajecito, Melbourne, nada menos, donde representará a España, junto a Jon Rahm, en el ISPS Handa World Cup of Golf.

ELVIRA, CAÑI Y LARRAZÁBAL

Nacho Elvira (-9), era octavo y llevaba un magnífico torneo, con tres tarjetas de 70, 69 y 68, con un golpe menos en cada recorrido, pero su 75 de la cuarta ronda le hizo descender (-6) hasta el puesto 30. Lástima, aunque después de 30 torneos disputados en el Circuito, ha terminado en el puesto 44 del ranking, lo que no está nada mal.

 

Alejandro Cañizares (-4) acabó en el puesto 40, con tarjetas de 73, 72, 70 y 69, y Pablo Larrazábal, al par, (71, 71, 71 y 75) es el que terminó más cerca de la cola: en el puesto 52.

Solo dos jugadores acabaron al par del campo y otros siete no pudieron ganarle al Jumeirah Golf Estates. Andrew Johnston, The Beef, con su barba hipster, se llevó a casa (+6) el farolillo rojo.

LOS 60 MEJORES

Los 60 mejores del ranking del Circuito Europeo, incluyendo a Rory McIlroy y Sergio García, ausentes en los dos torneos previos a esta final, aunque pertenecían a las Series Finales del European Tour, si acudieron a Dubai.  McIlroy -al que ya no patrocina el Jumeirah Golf Estates y que solo lleva en la gorra el logotipo de Nike, y viste un polo sin cuello, igual que Francesco Molinari, nuevo modelo de la marca que le viste, y con el que no podría jugar en el Real Club de la Puerta de Hierro de Madrid, y en algún que otro campo pijo español-, fue de menos a más (75, 68, 68 y 65) para terminar noveno (-12), empatado con Campillo, Stenson y Tommy Fletwood.

En cuanto a los favoritos para vencer este año la Carrera hacia Dubai, Henrik Stenson (1), Danny Willet (2) y Alex Noren (3) luchaban en teoría por llegar primeros a la meta, aunque Stenson tenía la ventaja de depender de sí mismo.

El sueco (-12) acabó noveno y logró la victoria anunciada (ver más información en esta misma página). Ni Danny Willet, que terminó el 50 (-1) ni su compatriota Alex Noren, que acabó el 23 (-8), fueron enemigos para que Stenson culminara la llegada a la meta de Dubai en primera posición, como estaba previsto, y ganara el ranking fel Circuito por segunda vez, ya que en 2013 lo ganó e hizo doblete al vencer también en la FedEx Cup.

KNOX Y MCDOWELL, AUSENTES

En el tee de salida del Jumeirah Golf Estates  solo faltaron dos jugadores de los 60 primeros del ranking: Russell Knox, que es el 35 y Graeme McDowell, el 60. Fueron sustituidos por Raphael Jacquelin (61) y el chileno Felipe Aguilar (62).

Adrián Otaegui (69) se ha quedado a las puertas y solo algo menos de 50.000 $ le impidieron estar entre los mejores en Dubai.

SOLO 2 TOP TEN MUNDIALES

Está claro que los mejores jugadores del Circuito Europeo están en Dubai, pero no es menos cierto que entre los veinte primeros clasificados, solo hay dos jugadores que figuran en el top ten del ranking mundial: Henrik Stenson, el líder de Europa, es el cuarto en la clasificación mundial, y Rory McIlroy, cuarto en Europa, es segundo en el ranking mundial.

Para encontrar a otro jugador entre los veinte primeros del ranking mundial, hay que llegar hasta Sergio García, que es vigésimo en la Carrera hacia Dubai y decimoquinto del mundo.

Además, esos tres jugadores citados, no juegan solo en Europa, sino que comparten su Tarjeta con el PGA Tour.

Conclusión: el Cicuito Europeo se está convirtiendo en un trampolín para que los jugadores que destacan se vayan a los Estados Unidos, que es donde está el dinero. Cada vez son menos los jugadores europeos, o que juegan en el Circuito Europeo, los que están clasificados entre los 50 primeros del ranking mundial… y eso no presagia nada bueno para el futuro inmediato del golf profesional en Europa. ¡Que lo sepan!

No es posible comentar.