Corey Conners asaltó El Álamo y ganó (-15) el Valero Texas Open

0

El canadiense Corey Conners (-15) se alzó con la victoria en el Valero Texas Open que finalizó el 2 de abril, en San Antonio, Texas.

Ver leaderboard del Valero Texas Open

(En la imagen, el cartel de la película «El Álamo», dirigida y protagonizada por John Wayne, en 1960. Archivo Wikimedia Commons). 

(El Álamo, cuyo cartel ilustra esta información, es un western de 1960 dirigido y protagonizado por John Wayne, con Richard Widmark Laurence Harvey en los papeles principales. La película, que cuenta la leyenda de El Álamo, en San Antonio, Texas, fue nominada a diferentes categorías del Óscar del citado año: mejor película, mejor actor secundario a Chill Wills, mejor fotografía en color, mejor montaje, mejor guion original, mejor música a Dimitri Tiomkin por la canción “The Green Leaves of Summer”. El film, sin embargo, solo ganó el Óscar al mejor sonido).

Emparedado entre dos Grandes, el WGC Match que acaba de ganar en Austin, Texas, Sam Burns, y el Masters de Augusta que se juega en la primera semana de abril, el Valero Texas Open se ha quedado como el hermano pobre del PGA Tour. Los panes que cubren lo de dentro del bocadillo, que lógicamente tenía que ser lo más sabroso, son de oro, mientras el resto es puro relleno. 

De los 20.000.000$ que se repartían en el WGC, póstumo al parecer, a los muchísimos que se juegan en el Masters -es tanto el dinero que ni siquiera los responsables del PGA norteamericano se atreven a poner la cantidad en el calendario del Circuito-, los 8.900.000$ en premios del Valero Texas Open son calderilla comparados con los que se barajan en los dos torneos que encajonan a este clásico que se disputa en San Antonio, Texas, la ciudad donde se desarrolló el célebre asalto a El Álamo (Ver más información bajo estas líneas).

La conclusión es que, aparte de Rickie Fowler, que no se pierde una y que busca una última oportunidad para hacerse con un puesto en el Masters de Augusta, los nombres más destacados del ranking mundial -los mejores 64 estuvieron la semana pasada en la cercana Austin- están preparando el primer Grande del año y pasan, como es lógico, olímpicamente, de esta prueba.

Al final, el ganador fue el canadiense Corey Conners (-15), seguido por los norteamericanos Sam Stevens (-14), segundo y Sam Ryder y Matt Kuchar que empataron (-13) en la tercera posición.

SPAUN GANÓ EN 2022

El pasado año 2022, J.J. Spaun (-13) asaltó El Álamo en San Antonio, conquistó el Valero Texas Open y logró su primer triunfo, a los 31 años, en el PGA Tour. El de Los Ángeles, que logró con esta victoria clasificarse para el Masters de Augusta (7-10 abril) acabó con dos golpes de ventaja sobre su compatriota, el veterano Matt Kuchar y el australiano Matt Jones. Jordan Spieth, que defendía el título, terminó (-5) en el puesto 35 después de firmar 67 golpes el domingo, una de las mejores tarjetas de la última jornada. En esta ocasión, Spaun sí estará en el Oaks Course (par 72) del TPC San Antonio, pero Spieth no ya que sigue a la espera de Augusta, lamiéndose las heridas provocadas por su pobre actuación en el Round Robin del WGC Match Play.

Los muchísimos seguidores de Jordan, esperaban entonces que en esta batalla, incruenta, eso sí, el «héroe» de El Álamo, en 2021, repitiera un título que llevaba mucho tiempo añorando. Spieth (-18) volvió a ganar después de cuatro años y se coronó vencedor del Valero Texas Open que finalizó, el domingo 4 de abril de 2021, en Texas. En esta ocasión los aficionados tendrán que seguir esperando, dos años después, como el propio «texano maravilla» que, por mucho que se empeña no termina de encontrar el camino para volver a la senda que le llevó a asombrar al mundo y a pensar que el golf tenía un nuevo Tiger al alcance de la vista.

Fuera del corte, establecido en -1 y que superaron 72 jugadores, se quedaron figuras como Rory McIlroy, Bryson DeChambeau y Rickie Fowler; Hideki Matsuyama se retiró. Eran otros tiempos y, entre los que se han ido al LIV Tour y los que acuden a la cita, esos nombres ya están en la historia del torneo.

SAN ANTONIO, EL BASTIÓN DE EL ALAMO

Fue precisamente en San Antonio, donde se desarrolló, en 1836, la gesta de los héroes de El Alamo, el bastión que defendían los secesionistas texanos que murieron -solo se salvaron dos- después de los 13 días del cerco al que fueron sometidos por los mexicanos del general Santa Ana.

No ha pasado tanto tiempo y ahora las «guerras» incruentas se desarrollan, en su mayor parte -aunque todavía restan conflictos armados, desgraciadamente- en los enfrentamientos deportivos.

El Valero Texas Open se disputa en el TPC San Antonio, Oaks Course, un campo diseñado por Greg Norman que tuvo como «asesor» a Sergio García, en la época en la que el de Castellón mantenía muy buenas relaciones con el «Tiburón Blanco»… y mejores aún con la hija del australiano. Es la única experiencia de Sergio en el diseño de campos que, en un futuro, bien podría ser una salida profesional dentro del golf para el jugador español, sobre todo después de tener el aval del Grande que ganó en Augusta, en 2017 y de haberse ido al LIV Tour y abandonado, «motu proprio» los circuitos tradicionales,

Ahora Sergio ha firmado un contrato para diseñar un campo nuevo en Mayakoba, lo que sería una nueva faceta del castellonense, pensando en un futuro sin competición.

EL TPC SAN ANTONIO (OAKS)

El recorrido Oaks, del TPC San Antonio, es un difícil par 72, de casi 7.000 metros, que Greg Norman diseñó con el máximo respeto al entorno ecológico, lleno de robles y de ahí el nombre (Oaks) del recorrido en el que se disputa el torneo, y con un hoyo, el 16, par 3 de 170 metros, en forma de corazón, con un bunker en el medio del green.

En esta ocasión son muchas las ausencias de los mejores del ranking mundial, dada la situación de esta prueba, después del duro WGC Match Play que terminó el pasado domingo en Austin, y a pesar de celebrarse en el mismo estado y de que San Antonio está al sur de Austin y no demasiado lejos para las distancias en Norteamérica.

SAN ANTONIO Y EL ALAMO

San Antonio, en Texas, es una ciudad conocida popularmente por el asalto a El Álamo, una Misión Española situada en el centro de la ciudad y, en la actualidad, parcialmente reconstruida, que se ha convertido en uno de los mayores atractivos turísticos de Texas. En el asalto a El Álamo, en 1836, recogido en diversas películas de Hollywood –como la del cartel que ilustra este reportaje , murieron, durante un asedio de casi dos semanas,189 patriotas de Texas que defendían su tierra contra el Ejército mejicano, muy superior en número, mandado por el general Antonio López de Santa Ana. Entre los defensores se encontraban el famoso explorador Davy Crockett y el pintoresco Jim Bowie, un texano conocido por su habilidad con el cuchillo.

La Batalla de El Álamo transcurrió del 23 de febrero al 6 de marzo de 1836, durante la Revolución de Texas,  fue, en realidad, un asedio de 13 días de duración, en el que el ejército de México, encabezado por el presidente Antonio López de Santa Ana, acosó a una milicia de secesionistas texanos, en su mayoría colonos estadounidensesnaturalizados mexicanos, guarecidos en el fuerte de El Álamo, en San Antonio de Béjar, en la entonces provincia mexicana de Coahuila y Texas hoy estado de Texas.

Todos los colonos resguardados en el bastión de El Álamo, que defendían la República de Texas, murieron y solo se salvaron dos. A partir de entonces y con la frase “Recordad el Álamo”, convertida en bandera de guerra, muchos colonos texanos y estadounidenses se unieron al  ejército de Texas; animados por el deseo de venganza, debido a la crueldad mostrada por Santa Ana durante el asedio.  Finalmente, los texanos derrotaron el ejército mexicano en la Batalla de San Jacinto, el 21 de abril de 1836, poniendo fin al movimiento revolucionario.

UNA BELLA CIUDAD

Al margen del lugar histórico de El Álamo, San Antonio es conocida por ser una ciudad muy bella, con un Paseo del Río (River Walk) que camina paralelo al Río San Antonio. Son casi cinco kilómetros convertidos en un hermoso y florido paseo bordeado de árboles, flores tropicales, cascadas y caminos zigzagueantes, a cuyos lados se levantan restaurantes, bares, clubes nocturnos, comercios, hoteles, centros de compra y apartamentos de lujo.

CULTURA ESPAÑOLA Y HERENCIA MEJICANA

La Villita, junto al Paseo del Río, es una zona histórica del centro de la ciudad, que ha sido transformada en comunidad de artes y manualidades, con pequeños comercios que venden regalos y recuerdos interesantes. Al sur, en el distrito histórico King Williams se conservan cientos de casas victorianas. Por la mañana temprano, en la Casa Guenther, ubicada en esa misma zona, se puede disfrutar del mejor desayuno de la ciudad.

El Mercado, ubicado en el extremo oeste del centro de la ciudad, es el más grande de estilo mejicano de los Estados Unidos. Allí se pueden comprar hermosas piezas de cerámica hechas a mano, joyas, arte y vestimenta a precios muy baratos. En esta zona se encuentran también algunas otras atracciones culturales latinas, entre ellas el Palacio del Gobernador Español, la casa-museo Navarro y la Catedral  de San Fernando.

El MUSEO BUCKHORN, UNA CLÁSICA TABERNA DEL OESTE

Próximos a la Plaza del Álamo hay varios museos y atracciones culturales entre las que destaca la La Taberna y Museo Buckhorn. Se trata de una antigua taberna y restaurante del oeste, con museo de cuernos de animales y artílugios de coybows.

La torre de las Américas mide 230 metros de alto y se encuentra en el  Parque HemisFair. Se puede subir hasta el balcón de observación y cenar en el restaurante de la torre, con vista a toda la ciudad.

El Parque Nacional Histórico Misiones de San Antonio está en las afueras de la ciudad y conserva restos de cuatro misiones españolas en  diferente estado de conservación. La de  San José conserva todo su aspecto colonial.

EL MAYOR PARQUE TEMÁTICO DE LOS ESTADOS UNIDOS

Son varios los parques de atracciones que existen en San Antonio. El más importante es el Parque Six Flags Fiesta Texas, que es el mayor de los Estados Unidos, que tiene varias montañas rusas y un parque acuático en su interior, White Water Bay, que incluye una piscina de olas con la forma del estado de Texas. Otros Parques son: Mundo Marino San Antonio, con sus shows acuáticos y el Parque acuático Splashtown. Es curioso e interesante visitar Schlitterbahn, a unas 30 millas al norte. Se trata de un parque acuático de estilo alemán, con castillo incluido y que cuenta con uno de los mayores toboganes de agua de los Estados Unidos.

El lugar es óptimo para visitar los ranchos de las afueras de la ciudad, donde los aficionados a montar a caballo estarán a sus anchas.

Desde San Antonio, por carretera, son recomendables las excursiones al Golfo de México, a las playas de blanca arena de Corpus Christi e Isla South Padre; acudir a Laredo, en la frontera mexicana y cruzar el Río Grande, para hacer compras en el homónimo pueblo mejicano, Nuevo Laredo, o si se viaja hacia el norte, visitar LBJ, el rancho del presidente Lyndon Johnson. Hay que resaltar la existencia de distintas comunidades alemanas alrededor de San Antonio y recordar a Willie Nelson, nacido en la pequeña localidad de Luckenbach, y la música country, siempre de actualidad en la zona.

 

(Fuentes: Wikipedia y Enciclopedia Espasa).

 
 
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *