Ryan Fox (-15) ganó el Alfred Dunhill Links, en Escocia. Los españoles más allá del Top 20

0

Ryan Fox (-15), en la foto, fue el ganador del Alfred Dunhill Links Championship, que finalizó el domingo 2 de octubre en el Old Course de St. Andrews. Arnáus (-7) primer español, en el puesto 22.

En la imagen, Ryan Fox con el trofeo, sentado sobre el Swilcam Bridge, el puente que lleva desde el tee al green del 18 del Old Course de St Andrews

Ver leaderboard del Alfred Dunhill Links Championship

Ryan Fox (-15) fue el ganador del Alfred Dunhill Links Championship, después de haberse disputado en tres campos del noreste de Escocia el Old Course de St Andrews, Carnoustie y Kingsbarns. La prueba, en formato Pro Am, finalizó el domingo 2 de octubre en el recorrido del Old Course. El neozelandés, que ha conseguido su segunda victoria esta temporada en el DP World Tour, después de ganar en los Emiratos Árabes en febrero, logró el triunfo después de firmar cuatro tarjetas de 66, 74, 65 y 68 golpes, y acumular un resultado de 15 bajo par, a pesar de sus dos golpes sobre el par 72 de Carnoustie, en la segunda jornada del torneo, el viernes 30 de septiembre, un día de temporal, con frío, lluvia y fuerte viento.

Fox, de 36 años, que ha ascendido al puesto 46 del ranking mundial, no fue miembro del equipo Internacional de la Presidents Cup que la semana pasada fue apabullado por el combinado norteamericano, no se sabe muy bien si por una lesión o porque no fue designado por el capitán, lleva una magnífica campaña y con esta victoria en St Andrews se coloca séptimo en la «Carrera hacia Dubai» y se embolsa la nada despreciable cantidad de 800.000€, por ponerlo en números redondos.

Tras el neozelandés acabaron, a un solo golpe de distancia, el sueco Alexander Noren, que era uno de los favoritos tras ver sus actuaciones en los días previos a la final, y el inglés Callum Shilkwin quien, además, ganó el torneo paralelo de parejas, ya que esta prueba se disputa en formato Pro Am.

En la cuarta posición empataron (-13) Rory McIlroy y el francés Antoine Rozner, que está casi siempre, rondando por las alturas.

Décimo fue Billy Horschel (-10), el norteamericano que defendía título, empatado entre otros, con Louis Oosthuizen y Peter Uihlen, dos de los cuatro «expulsados» del PGA Tour por haber firmado con el LIV Tour saudí.

DEL INFIERNO, AL CIELO, O VICEVERSA

Si la segunda jornada del Alfred Dunhill Links se convirtió en un infierno para todos los jugadores, pros y amateurs, debido al mal tiempo que se apoderó el viernes 30 del noreste de Escocia, tras un magnífico jueves casi primaveral, la del sábado no le fue a la zaga; aunque para ser exactos, el tiempo no mejoró, pero tampoco empeoró y el frío propició resultados que, aunque no fueron como los de la primera jornada, al menos no fueron tan flojos como en la segunda. El domingo volvió a salir el sol, pero la temperatura siguió siendo baja, como corresponde a la época escocesa; el viento también amainó para mayor gloria del espectáculo.

Como muestra bastan dos botones: el líder tras la primera jornada, el francés Roman Langasque, que firmó el jueves una tarjeta de 61 golpes en St Andrews (-11) con lo que igualó el récord del campo, el viernes hizo 80 en Carnoustie, con lo que de la primera posición bajo a la 18, con un acumulado de -3. El sábado, en Kingsbarns, el recorrido más fácil, en teoría, de los tres campos, firmó un 72 y con el par del campo aguantó su -3 acumulado, volvió a caer esta vez, al puesto 39. Al final, el domingo con -2, terminó en el puesto 36 con un acumulado de -5.

Otra prueba del desastre golfístico de las jornadas segunda y tercera, la tenemos en Nacho Elvira que, el jueves, fue el primero de los españoles en la clasificación, ya que se colocó (-8) en la quinta posición y que después de acumular sus tres tarjetas (64, 76, 75), descendió a la décima posición con un acumulado de -4 y, tras sus +3 del sábado pasó el corte en el pelotón de los que cierran la clasificación tras el corte con un acumulado de -1, en la posición 54. El domingo, con 71 golpes acabó con un acumulado de -2, en el puesto 52.

PROBLEMAS PARA TODOS

De los diez españoles que iniciaron la prueba escocesa, cinco pasaron el corte y otros tantos tuvieron que hacer las maletas. El primero de ellos fue Adri Arnáus que del puesto 58 ascendió con un 68 final, al 22 y un acumulado de (-7) empataba, entre otros, con Matthew Fitzpatrick y Tommy Fletwood; Alejandro Cañizares (-6) acabó el 28, empatado con Francesco Molinari; Sebastián García Rodríguez que era undécimo tras la tercera jornada (68, 73, 68 y 74) descendió (-5) hasta la posición 36, a pesar de sus muy meritorios cuatro bajo el par de Carnoustie, el «coco» de los tres campos, en la jornada del sábado.

En el puesto 52 (-2) acabó el ya citado Nacho Elvira, y Jorge Campillo (70, 79, 70 y 66) terminó en el puesto 63, con un acumulado de +3 y se llevó 12.000€ en números redondos, más el virtual farolillo rojo del que cierra la clasificación.

Fuera del corte, que superaron 63 jugadores y veinte equipos (pro+amateur) se quedaron: Pablo Larrazábal (+3), Alfredo García Heredia y Santiago Tarrío (+4) y por último, Rafa Cabrera Bello (+6) y Adrián Otaegui (+12).

DANNY WILLET GANADOR EN 2021

La pasada edición, el inglés Danny Willett (-18) fue el ganador del torneo que se desarrolló con con mucho frío. Willet, que perdió el Fortinet Championship, del PGA Tour, en California, hace dos semanas; tenía ganada la prueba con hacer un putt de un metro en el hoyo 18, pero no solo no hizo uno, ni dos, que le hubieran servido para salir a play off con Max Homa, sino que firmó tres putts y le dejó la victoria en bandeja al norteamericano.

En esta ocasión Willet defiende un título, tiene que luchar con mucha competencia, ya que muchos jugadores de renombre se dan cita en esta competición que se disputa del 29 de septiembre al 2 de octubre y que reparte 5.000.000$ en premios. Después de dos rondas, Willett está (+2) en el puesto 102.

RORY MCILROY, FLETWOOD, FITZPATRICK…

Es muy extraña la posición del DP World Tour con algunos jugadores que participan también en el LIV Tour saudi. Dos ejemplos son Larrazábal y Otaegui, que comparten ambos circuitos, al parecer, sin problemas. Patrick Reed, que en París ni siquiera pasó el corte, es otro de los que también juega con los dineros saudíes; en esta ocasión no es de la partida, pero sí lo es el sudafricano Louis Oosthuizen, otro que también baila con los de Greg Norman… En total, con los tres citados y el norteamericano Peter Uhilein, son cuatro los jugadores del LIV con «licencia para jugar» en el DP World Tour. Tanto Oosthuizen como Uhilein acabaron en la décima posición, como se dice en párrafos anteriores, pero los dos españoles se quedaron fuera del domingo, tras no pasar el corte del sabado. Rara situación que, en principio, puede ser favorable a los intereses del circuito antes Europeo; pero ¿seguirán manteniendo esta situación a espaldas del PGA Tour?

TRES LINKS FAMOSOS, TRES

El Old Course de St Andrews, Carnoustie y Kingsbarns, son los tres recorridos en los que se disputa el torneo (30 septiembre – 3 octubre) y en los que juegan todos los participantes -168 profesionales, más otros tantos amateurs llegados de todas partes del mundo y entre los que se encuentran empresarios, actores y deportistas de renombre- para llegar hasta la cuarta jornada donde los que hayan pasado el corte se enfrentarán de nuevo al Old Course de St Andrews.

La prueba, ya tradicional en el calendario europeo -antes era un Campeonato del Mundo, donde Santi Luna ganó una vez a Tiger Woods, en el año 1998- tiene un montante en premios de 5.000.000$, como se dice al principio de esta crónica, y es la que abre la puerta al Swing español, con tres torneos, en Madrid, Valderrama y Mallorca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *