Torneos

Dustin Johnson volvió y ganó (-9) en el Doral de Miami

 

 

 

Ver leaderboard del WGC Cadillac Championship

 

Y sopló y sopló y a Holmes derribó. Al final, el lobo tiró la «casa» de Holmes, pero no pudo con la de Dustin Johnson, mejor preparada para una cuarta jornada, definitiva, en un Campeonato del Mundo, el WGC Cadillac Championship que finalizó el domingo 8 en el Blue Monster del Trump National Doral, en Miami.

 

Tres jornadas de líder que `»solo» sirvieron a J. B. Holmes para terminar en la segunda posición. ¿Qué pasó para que eso sucediera? La respuesta es muy sencilla (62, 73, 69 y 75): en la primera vuelta, Holmes firmó 62 golpes (-10) y batió por cuatro el record del campo, par 72. En la última hizo 75 golpes, trece más que el jueves 5. Por eso, con 8 golpes bajo el par del campo, el de Kentuky, de 32 años, se tuvo que conformar con ver pasar por delante a Dustin Johnson (-9) y conformarse con casi un millón de dólares, como premio de «consolación» por no haber edificado su casa sobre ladrillos, como hizo Johnson.

 

Dustin, de 30 años, nacido en Carolina del Sur y profesional desde 2007, cimentó su victoria en el WGC Cadillac Championship, en la regularidad. A pesar de su mala segunda vuelta (68, 73, 69 y 69), las tres restantes le hicieron superar, no solo a Holmes, sino a Bubba Watson, que llegó a ponerse líder destacado tras firmar 32 golpes en los primeros nueve hoyos del domingo, pero que se vino abajo con tres bogeys en los hoyos 11, 12 y 14.

 

En cuanto a Holmes, que salía el domingo con cinco golpes de ventaja sobre Dustin Jhonson y Bubba Watson, se perfilaba como favorito para ganar el torneo, a falta de una jornada. A pesar de que el viento sopló en el Blue Monster, en la tercera ronda, el sábado 7 de marzo, Holmes resistió las embestidas de la lluvia y el viento y terminó con dos golpes bajo par, y así sumar esos 11 bajo el par 72 del Doral Trump National, gracias a sus tres tarjetas de 62, 73 y 70 golpes. Pero no pudo, ni contra el viento y la lluvia de Miami, que no fue tanta, ni tan calva, ni con la paciencia de Johnson

 

Porque Dustin aprovechó todos los problemas de sus rivales para ir al «tran tran» y, a pesar de haber fallado dos putts cortos al comienzo de su última vuelta, hacerse con la victoria (-9) con cuatro birdies y un solo bogey en el hoyo 7, aunque con un solo golpe de ventaja sobre Holmes y dos sobre Watson.

 

 

 

TRÍO DE ASES NORTEAMERICANO

 

Detrás de los tres norteamericanos, a cinco golpes del ganador, empataron (-4), el australiano Adam Scott y el sueco Henrik Stenson.

 

El australiano Scott, que ha tardado en iniciar la temporada y que llevaba nuevo caddie tras la retirada, al parecer no definitiva, de Steve Williams, el que fuera caddie de Tiger que acompañó varios años con el australiano. Pero lo más importante de Scott es que ha estado muchos meses practicando de nuevo con el putt corto, ya que en 2016 se prohiben los largos si se anclan, se adosan o se pegan al cuerpo, y ha demostrado que el cambio de putt, igual que a Keegan Bradley, no les afecta para nada. Moraleja: lo del putt no es cuestión de longitud, sino de tener la cabeza en su sitio.

 

EL RETORNO DE JOHNSON

 

El retorno de Johnson no ha podido ser más fructífero. Con escasos torneos disputados desde su vuelta, fue segundo en Los Ángeles y cuarto en Pebble Beach, para convertirse en ganador del WGC Cadillac en Doral. Dustin ya sabía lo que era ganar un campeonato del miundo porque ya triunfó en el WGC HSBC, en 2013.

 

En agosto de 2014, las cosas se torcieron para Dustin: se retiró de la competición por decisión propia -sin que el PGA Tour no solo no le sancionara, sino que hiciera la «vista gorda» ante el problema- , presuntamente tras dar positivo por consumo de cocaína, dato nunca confirmado por ninguna fuente oficial. El jugador anunció su ausencia en su cuenta de Twitter, indicando que buscaría «ayuda para resolver sus problemas personales». Entre esos problemas personales, no solo estaba, presuntamente, el consumo de cocaína, sino la adición al alcohol.

 

Antes de retirarse Jhonson había disputado 17 torneos en la temporada 2014, y estaba decimosegundo en la lista de ganancias del circuito estadounidense. Ahora con el premio de 1.570.000 $ logrado en Miami, de los 9.250.000 $ en juego, Dustin se ha colocado tercero en la FedEx Cup y ha subido muchos puestos en el ranking mundial

 

Una noticia buena, o mejor, excelente, sí ha tenido Johnson durante este tiempo de «retirada» y es que ha sido padre y, al parecer, ha regresado limpio de todos sus problemas.

 

En cuanto a otros favoritos, Rory McIlroy no solo no justificó su liderazgo mundial (70, 73, 72, 72) aunque acabó noveno (-1), sino que tuvo un mal gesto en la segunda ronda, cuando lanzó un palo al lago después de haber enviado su bola al agua. Luego se disculpó, pero son muchas las miradas que siguieron la fea acción y no parece que el castigo, si es que lo ha habido por parte de la PGA, haya merecido la pena correspondiente.

 

SERGIO, MEJOR DE SU CUELLO, PEOR DE SU JUEGO

 

Sergio García empezó mal… y terminó peor, en el puesto 31 (+3). García era el único representante español en el torneo que finalizó el domingo en el Trump National Doral, en Miami, especialmente preparado para la ocasión. El español salió al campo en la primera jornada con problemas en el cuello y tuvo que ser atendido varias veces durante el recorrido. A pesar de todo, el castellonense salvó el tipo y terminó (+1) en el puesto 27. En la ronda del viernes, el español, mejorado de su lesión, firmó un 69 que le llevó (-2) hasta la novena posición, a siete golpes de Holmes. Ya en la tercera, Sergio dio una de cal y otra de arena, pero se mantuvo en el top ten, en el puesto octavo, empatado con Lee Westwood, Webb Simpson y Adam Scott. Al final, sus ¡¡¡78 golpes!!! de la vuelta dominical, que se torció al fallar un putt para birdie en el hoyo 1 y al firmar doble bogey en el 2, le hicieron caer en picado 23 posiciones.

 

Solo once jugadores pudieron ganarle al Blue Monster que, finalmente abrió sus fauces para devorar a la mayoría de los participantes,El torneo lo disputaron, sin corte, 74 jugadores, con Bjorn retirado a las primeras de cambio.

 

 

 

No es posible comentar.