Rimas

ROMANCE: LA FLAUTA DE OTAEGUI

ROMANCE: LA FLAUTA DE OTAEGUI

I

Después del birdie, mierdi,

dice el golfista al fallar

en el hoyo que sucede

al anterior magistral.

Eso es algo que le pasa

con carácter general,

no solo al aficionado

sino al buen profesional.

Y yo añado, por mi cuenta,

otra versión personal,

un poco escatológica:

después del par, cagar,

eso sí que no le ocurre

ni al peor profesional,

al menos no es frecuente,

ni suele ser habitual

II

A veces suena la flauta,

es tan difícil ganar

en este mundo del golf

que si no fuera Bartolo

un flautista excepcional

con un agujero solo

no la podría tocar.

Sin embargo, en ocasiones,

hasta puede interpretar

la más grande de las piezas

de un compositor genial.

Así, en una competición

de golf, a cualquier edad,

puede ganar el primero

y el último del lugar,

porque el golf es un deporte

que sorprende al personal.

III

Por poner un solo ejemplo,

que valga para opinar,

un solo botón de muestra

nos sirve para empezar:

¿por qué de pronto un tapado

jugador profesional

que lleva ya muchos años

con el quehacer semanal

de golpear a una bolita

para su vida ganar,

puede en una semana

de tal manera cambiar

que haya batido un récord

en un campo sin igual

y ganar a sus rivales

por una diferencia tal?

La respuesta es bien sencilla:

en golf, sí puede pasar.

IV

El de Adrián Otaegui

es un caso excepcional:

se fue a jugar a Mallorca,

después de en Cádiz ganar,

cuando hubiera preferido,

es cuestión de imaginar,

quedarse en Guipuzcoa

para poder descansar,

en un sitio tan bonito

como es San Sebastián,

Pero él se fue a Mallorca

también una bella ciudad,

donde pasarse un finde

de forma espectacular,

es labor más bien sencilla

tirando a fenomenal

V

Por eso el español

que apuntado estaba ya

quiso en Son Muntaner

presentarse a disputar

un premio que para él

no era fundamental.

Y las cosas no le fueron

de acuerdo con su pensar

cuatro rondas las jugadas

y solo un cuatro bajo par,

a once golpes de un líder

que se le escapó al final.

¿Tiene algo que ver

la flauta en este sonar?

En principio no parece

un resultado normal

éste de Son Muntaner,

con el de antes de llegar.

Mucho se espera del vasco,

porque lo vale Adrián,

lo veremos muy pronto,

y no a mucho tardar,

porque él se lo merece

como lo muestra su afán.

Y aunque la temporada

está ya por terminar,

con mejores resultados

el año que va a llegar,

apostemos por dos vascos

en la futura Ryder Cup.

Un comentario

  1. Jose L Valenciano

    A mi el juego de Otaegui me recuerda al de Chema Olazabal

    Responder

Comentar