Rimas

Romance al campo de la Federación de Madrid en Algete: Doña Inma, la alcaldesa, la firma ha estampado ya

Todo el que marcha a Sevilla
dice el saber popular,
de golpe pierde la silla
aunque vuelva sin tardar.
Eso le llegó a pasar
a nuestro amigo don Pedro
que por dejarse enredar
por algunos discrepantes
de su política audaz,
la su villa de Getafe
se ha quedado sin ganar
la batalla del deporte
con bolas, palo y el par.
Apenado y ojeroso
don Pedro, Castro, además
no podrá jugar al golf
y se habrá de conformar
con aplaudir al Getafe
desde su localidad.
En su palco está muy solo
nadie le va a acompañar
que en Getafe, madridistas
los hay más de un millar,
mientras que el fútbol de Michel
no pasa de ser local.
Y don Pedro, que tenía
elegido hasta el lugar,
por un dime y un direte,
de golpe se volvió atrás.
Que si quieren los terrenos
solo para especular,
que si el agua para el campo
nos va a dejar sequedad,
que si la hormiga verdosa
va a morir de inanidad…
Total, don Pedro se achica
y eso que en el PSOE austral
predican con el ejemplo
y, aunque con austeridad,
no paran de hacer campos
para la posteridad,
el señor Castro claudica
y pronto va a renegar
de su ambicioso proyecto,
de un campo de golf ideal
para que sus convecinos
se pusieran a jugar
con el driver y los hierros,
con el sand y con el “patt”.
Apenado y ojeroso,
insisto y es por demás,
solo podrá ver pasar
lo que ya en  otro pueblo
de Madrid, Comunidad,
han sabido aprovechar.
Lo que iba para campo
y precioso iba a quedar
es ahora un basurero
donde muchos van a echar
toda la porquería
que puedan almacenar.
Pero como siempre hay
gente con voluntad,
con criterio y sensatez
en un pueblo más al norte
han sabido aprovechar
lo que en Getafe, insensatos,
han dejado circular.
Algete, que bien se llama,
la bella localidad,
tiene alcaldesa y no quiere
perder la oportunidad
de hacer de Algete la bella
del golf toda una ciudad.
Porque la Federación,
de Madrid y capital,
ha firmado ya un convenio
con doña Inma y demás
ediles y consejeros,
concejales de verdad,
que no tienen ningún miedo
ni temen al qué diran.
Es un deporte perfecto
y toda la vecindad
se quedará muy contenta
cuando al golf pueda jugar.
Porque el que prueba repite
y nadie lo ha de dejar,
que es como un vicio bueno,
como un amor de verdad.
 Inmaculada se llama
la alcaldesa, con un par,
que ha sabido decidirse
por un juego sin igual,
sin importarle una pizca
lo que digan los demás.
Juárez es su apellido,
y con mucha dignidad
busca salidas al pueblo
que en crisis también está.
Y el golf sí tiene futuro,
porque la tercera edad,
cada vez es más primera
y en algo ha de gastar
la salud que cada vez
la vida tiende a alargar.
Y es mejor que los ancianos,
en vez de hacerse internar
en un asilo siniestro
o en un lóbrego hospital
pasen toda la mañana
y la tarde, que es igual,
jugando al golf tan contentos
sin al doctor visitar.
El campo será un primor:

el que lo va a diseñar,

Chema se llama de nombre
y Olazábal por detrás.
Nacho Guerras, presidente
de la Fede principal
la que más licencias tiene,
aunque no es la nacional,
está loco de contento
y ya quiere inaugurar
los greenes en un pis pas:
“es un día histórico
para toda la entidad
y en menos que canta un gallo
las obras han de empezar”
El presi verá con pena,
porque tiempo han de tardar
los trámites y los papeles
le pueden desesperar
que las cosas de Palacio
despacio vienen y van.
Años llevan en Algete
aguanta que aguantarás
con el atasco diario
para entrar a trabajar
los que tienen un empleo
en Madrid, la capital.
Y ya para culminar
el trabajo de la edil,
algeteños del lugar,
solo queda que un ministro,
del PSOE, no faltaba más,
se decida de una vez
un papel a rubricar.
Se trata del documento
que a Algete han de llevar
los trenes de cercanías
para así solucionar
el atasco de mañana,
tarde y noche, además.
Doña Inma es del PP
y Pepiño su rival,
Blanco él, ella también
pero distinto al pintar
cada cual con su pincel.
Más Fomento ha de aportar
dinero para ese plan.
Mientras tanto, a trabajar,
que no son tiempos de calma
y si quieren mejorar
tienen que subirse al carro
todos deben empujar,
los de uno y otro lado,
habrán de intentar callar
los sonidos de Barajas
que no dejan dormir más.
Entre tantas vías abiertas
el golf vendrá a procurar
calma, paz, salud y bien
a tan fiel localidad.
(En la foto de Fernando Herranz, la alcaldesa de Algete, Inmaculada Juárez, el presidente de la Federación de Golf de Madrid, Ignacio Guerras, el presidente de la Federación Española, Gonzaga Escauriaza y el que será diseñador del campo, Chema Olazábal, el día 17 de febrero, tras la firma del convenio para la realización de un campo público gestionado por la Federación de Madrid, en la localidad de Algete).
No es posible comentar.