Torneos

Cabrera y Pigem (-1), quintos en la India

 

 

Ver leaderboard del Hero Indian Open

 

Rafa Cabrera y Carlos Pigem (-1) acabaron, el domingo 12 de marzo, quintos en el  Hero Indian Open, donde ganó Chawrasia (-10) y solo siete jugadores ganaron a un campo infernal. De los tres españoles que pasaron el corte, establecido en +6, y que superaron 69 jugadores, dos de ellos terminaron bajo el par del campo y el tercero, Pep Anglés (+1), fue decimoprimero.

El indio S.S.B. Chawrasia, al que le sonó la flauta esta semana (72, 67, 68 y 71), acabó con 10 golpes bajo el par del campo y con un bogey en el hoyo 18, después de jugar una madera de calle de salida, y el resto de los golpes con el sand y el wedge, hasta llegar al tee. Llevaba tanta ventaja que podía haber firmado un 10 y todavía le hubieran sobrado golpes. Segundo fue el norteamericano Gavin Green  (-3) y en la tercera plaza empataron (-2  Mateo Manassero y Jamie Donaldson.

Como dato curioso queda señalar que el último jugador clasificado, en la posición 69, acabó con 22 golpes sobre par, y a partir del puesto 43, los jugadores restantes acabaron con dos dígitos sobre el par del campo.

PROBLEMAS, PROBLEMAS…

A los problemas causados por el campo, tan difícil como si estuviera preparado para jugar el US Open, hubo que añadirle los diferentes paros y aplazamientos debido a la climatología adversa. Este campo, el DLF G & C.C. (par 72), nuevo y complicado diseño de Gary Player, situado en Nueva Delhi, la capital de la India, es tan bello como monstruoso: con enormes subidas y bajadas, calles y greenes ciegos, con mucha agua y bunkers que quieren parecerse a las trampas de arena de paredes altas y peligrosas, como las de los links escoceses.

Pigem (69, 73, 67 y 78) iba «como una moto», y nunca mejor dicho, en este torneo que repartía en premios 1.750.000 €, patrocinado por Hero, el mayor fabricante de motos del mundo, cuya sede principal está precisamente en la India, firmó dos tarjetas de 69 y 73 golpes. Con la Tarjeta del Tour Europeo a tiro de wedge, durante las tres primeras rondas ha estado situado en las primeras posiciones; incluso a falta de tres hoyos, era segundo en solitario, a pesar de que en su última tarjeta llevaba tres bogeys al llegar al hoyo 16.

Pero un nuevo bogey en ese hoyo 16, un par tres de 250 metros, tan difícil como largo, provocado por los nervios del español, que sabía de la importancia de un segundo puesto en este torneo, que le colocaba al borde de la Tarjeta del Tour Europeo para la próxima temporada, le provocó tal presión que, aunque no salió a flote en el par 4 del hoyo 17, donde firmó un par, sí lo hizo en la salida del 18, un par 5 de 571 metros, con agua, subidas, bajadas y un green como un Tío Vivo. Pigem envió su bola al injugable rough que le esperaba a la derecha de la calle, y volvió a salir otras dos veces, en las que la bola también se escondió, aunque esta vez, a la derecha. Fiinalmente encontró su primera bola, tuvo que dropar hacia atrás y jugar desde la calle del diez y posteriormente firmar un siete que le dejó su tarjeta con la suma de 78 golpes y un acumulado de -1, que le llevaba hasta la quinta posición, empatado con Rafa Cabrera Bello y uno de los favoritos, el indio Anirban Lahiri.

Total, unas ganancias de 59.249 € que le colocan muy cerca de su objetivo principal: la Tarjeta del European Tour 2017/18.

Pep Anglés, que partía al comienzo de la cuarta ronda  en el top ten, no pudo mantener esa posición (73, 70, 77 y 69), a pesar de su buena tarjeta de 3 golpes bajo par en la última jornada, con lo que acabó (+1) en la undécima posición, empatado con Edoardo Molinari y con unas ganancias de 29.459 €.

EL LARGO VIAJE DE CABRERA Y  CAMPILLO

Rafa Cabrera Bello es el tercero de los seis españoles que iniciaron el torneo, que pasaron el corte. Después de un largo viaje, de México a Nueva Delhi, Rafa Cabrera (73, 73, 70 y 71), mantuvo una línea regular, aunque con las dos primeras rondas sobre el par del campo, y terminó, como queda dicho, entre los siete jugadores que le ganaron al campo, aunque solo fuera por un golpe, empatado con Pigem, en la quinta plaza.

Los tres españoles citados son los únicos que pasaron el corte. Jorge Campillo, que viajó desde Pretoria, en Sudáfrica, donde acabó segundo la pasada semana, se quedó (+7) fuera del corte por un solo golpe, igual que Nacho Elvira.

El torneo tuvo que suspenderse por las tormentas en varias ocasiones y, por unos problemas o por otros, el caso es que, tras las dos primeras rondas, catorce jugadores, entre ellos Eduardo de la Riva tuvieron que retirarse del torneo.

 

 

No es posible comentar.