Torneos

Jordan Spieth ganó, en play off, el Valspar de Florida

 

 

 

 

 

Ver leaderboard del Valspar Championship

 

 

Jordan Spieth ganó, en play off, el Valspar Championship de Florida, a sus compatriotas Sean O’Hair y Patrick Reed. El joven Spieth, de 21 años, consiguió su segunda victoria en el Circuito Americano y un premio de 1.062.000 $ de los 5.900.000 $ que se repartieron en premios.

 

Spieth terminó empatado (-10) con O’Hair y Reed y los tres salieron a disputar un play off del que Henrik Stenson (-9) y Ryan Moore (-8) se quedaron fuera en los hoyos finales del torneo. Spieth, que dio un recital de golf, sobre todo en lo que se refiere a hacer «approach y putt», algo que consiguió en siete hoyos de los 18 últimos, se metió en el desempate con un putt de par, de más de tres metros, en el hoyo 72.

 

EL vencedor tuvo que disputar tres hoyos de play off para conquistar el torneo. En el hoyo 18 el sorteo le dio la salida a Sean O’Hair; tras él, Patrick Reed y, por útimo, el joven Spieth. Así sería durante todo el play off. En el duro par 4 con que finaliza el campo -el último de los tres (16, 17 y 18) que conforman lo que se llama «el nido de serpientes» (snake pit) que también puede traducirse como manicomio, con el que termina el recorrido del Copperhead Golf Course,(par 71) uno de los cuatro integrados en el Innisbrook Resort de Palm Harbor, en la Bahía de Tampa-, Jordan tuvo un putt de tres metros para ganar con birdie, pero desperdició la oportunidad. En el siguiente, el 16, due O’Hair el que pudo hacerse con la victoria, con un putt parecido al de Spieth, en el 18, pero la bola se resistió a entrar en el hoyo y le hizo una corbata dolorosa. En el 17, par 3, O’Hair se fue al green, pero lejos del hoyo; Reed llevó la bola al bunker y Spieth se quedó corto, a unos seis metros, pero en la línea de la bandera.

 

Los dos rivales dejaron la bola dada para par, pero Jordan… metió el putt de seis metros, más o menos y se alzó con su segunda victoria en el Circuito.

 

UN TEJANO DE DALLAS

 

Nacido en Dallas, Texas, Spieth estudió con los Jesuitas antes de entrar en la Universidad de Texas, donde se graduó en 2011 y se hizo profesional de golf en 2012 y ya en 2013 ganó su primer torneo en el PGA americano, también en play off, el John Deere Classic. También tiene dos victorias en el Circuito Australiano. Junto a Tiger Woods y Sergio García, es el tercer profesional que obtiene más de una victoria en el PGA Tour, antes de los 22 años, que el texano cumple el 27 de julio.

 

RAFA CABRERA CAYÓ EN EL «NIDO DE LAS SERPIENTES»

 

 

Rafa Cabrera Bello (+1) acabó el 44. El español había firmado vueltas de 74. 69 y 70 golpes para un acumulado de par, y ocupaba el puesto 34, tras ascender 23. Así afrontaba el canario la cuarta y última vuelta de este su segundo torneo en el PGA americano, tras acabar décimo en Puerto Rico la pasada semana y ganarse la oportunidad de acudir al Valspar Championship.

 

El español había empezado mal, pero se recuperó con dos vueltas bajo par. La cuarta tampoco era mala… hasta que llegó al «nido de serpientes» y firmó tres bogeys consecutivos en los hoyos 16, 17 y 18. De -2, a +1, lo que le hizo firmar una tarjeta de 72 golpes y acabar uno sobre el par del campo, en el puesto 44, tras descender diez posiciones.

 

El Copperhead Golf Course, calificado por Ernie Els como uno de los mejores campos en los que se disputa el PGA Tour cada año, fue diseñado por Lawrence Packard en 1971 y es uno de los cuatro recorridos que se integran en el Innisbrook Resort de Palm Harbor, en la Bahía de Tampa, en el estado de Florida.

 

Sin embargo, no es un recorrido de los habituales en el estado norteamericano y en sus 6.700 metros (par 71) cuenta con calles delimitadas por muchos árboles, un rough denso y nueve obstáculos de agua.

 

El final del recorrido, formado por los tres últimos hoyos, se conoce como el “nido de serpientes” (snake pit) que también puede traducirse como «manicomio”. El nido en el que cayó Rafa Cabrera, con un bogey en cada uno de los hoyos, está formado por el 16, un par 4 de 428 metros, considerado el handicap uno del recorrido; el 17, un par 3 de 194 metros, y el 18, un par 4 de 200 metros, donde no solo Cabrera ha enterrado sus ilusiones, sino donde otros muchos han caído un año tras otro.

·

 

En cuanto a Gonzalo Fernández Castaño, el madrileño sigue con su mala racha y con dos vueltas de 72 y 73 golpes, y un acumulado de +3, se quedó fuera del fin de semana, una vez más esta temporada. Tendrá que reaccionar pronto si no quiere quedarse sin la Tarjeta para 2016 antes de tiempo. Tampoco pasaron el corte, establecido en +1 y que superaron 72 jugadores, Adam Scott y Justin Rose, entre otros notables, lo cual no puede ser un consuelo para Gonzalo, sino más bien una advertencia más para animarle a mejorar su juego.

 

De los cinco jugadores que terminaron en el top en el WGC Cadillac Championship, la pasada semana en Doral y que han iniciado, el jueves 12, el Valspar Championship en el Innisbrook Copperhead (par 71), en Palm Harbor, a no muchos kilómetros de Miami y sin tener que salir de Florida, el único que está en el top ten, con vueltas de 67, 70 y 71 golpes (-5) es Henrik Stenson, como queda dicho, que ocupa la quinta plaza.

 

Ciento cuarenta jugadores iniciaron el Valspar Championship, que finaliza el 15 de marzo y que es el penúltimo de los torneos que conforman el Swing de Florida, que terminará (19-22) con el Arnold Palmer Invitational en Bay Hill, en Orlando, donde no estará Tiger Woods que sigue recuperándose y entrenando a fondo para intentar llegar al Masters de Augusta, en abril.

 

Con ellos había dos españoles, Gonzalo Fernández Castaño, que juega con la tarjeta del Circuito Americano, y Rafa Cabrera Bello, que es el único español en liza el fin de semana. Cabrera se ganó una plaza en este torneo al terminar entre los diez primeros en el Open de Puerto Rico que se disputó la pasada semana, coetáneo con el WGC Cadillac Championship.

 

No es posible comentar.