Torneos

Pablo Larrazábal (-5) acabó, en el BMW PGA Wentworth, a catorce golpes de Tyrrell Hatton

Ver leaderboard del BMW Championship

Pablo Larrazábal (-5) acabó en el puesto veintisiete, a catorce golpes de Tyrrell Hatton, ganador (-19) del BMW Championship, un torneo de las Rolex Series y la joya de la corona del European Tour, que finalizó el 11 de octubre en Wentworth.

Larrazábal (73, 69, 66 y 75) fue de menos a más hasta la tercera ronda, en la que terminó décimo, lo que hacía concebir ciertas esperanzas de cara a la jornada dominical. Sin embargo, sus tres golpes sobre el par 72 del campo, le hicieron descender diecisiete posiciones para terminar (-5) el 27. Pablo no terminar de completar cuatro jornadas bajo par y eso le lastra para conseguir los puestos en los que, por su calidad, debería terminar los torneos.

Algo parecido le ocurre a Adri Arnáus (66, 70, 74 y 74), otro que no termina de consolidar su juego a lo largo de cuatro jornadas. El barcelonés, al contrario de Larrazábal, empezó muy bien, con seis golpes bajo el par del campo lo que le llevó a coliderar la prueba, pero sus siguientes tarjetas, y sobre todo las dos del fin de semana, le dejaron en el puesto 32, con un acumulado de -4.

Peor lo tuvo Nacho Elvira (74, 69, 76 y 70) que perdió cualquier ocasión de acercarse a las primeras posiciones con sus malas tarjetas del jueves y el sábado. Al final terminó (+1) en el puesto 54 de 67 jugadores que acabaron el fin de semana.

HATTON VINO DEL PGA TOUR

El inglés Hatton (66, 67, 69 y 67), uno de los favoritos llegados del PGA Tour norteamericano para revitalizar este BMW Championship, que finalizó el domingo 11, en Wentworth, partía con una ventaja de tres golpes que fue definitiva al final del domingo, un día espléndido en las cercanías de Londres, donde sus perseguidors, el francés Víctor Pérez y el danés J. B. Hansen, que empataban (-11) al inicio de la cuarta jornada, no aguantaron el tirón del inglés y acabaron, segundo (-15) el francés y séptimo el danés que no pudo pasar del par en la última ronda.

La prueba, dotada con 7.000.000$, todo un lujo para el European Tour, se disputó en el magnífico recorrido del Wentworth G.C. (par 72) en Virginia Water, en el condado de Surrey, cerca de Londres, bajo una lluvia que, por un lado molestó a los jugadores y, por otro, les ayudó a dejar la bola cerca de la bandera en unos greenes muy húmedos y receptivos. La cuarta jornada, además, se disputó con sol y sin viento, lo que permitió a los jugadores entregar tarjetas bajo par, como la del ganador que hizo cinco golpes bajo el par del campo, cifra insuperable para sus perseguidores.

En la tercera posición empataron (-14) el norteamericano Patrick Reed y el inglés Andy Sullivan; Reed que, con su Tarjeta del European Tour, partía como líder de la Carrera hacia Dubai, mantiene su primera plaza, tras el tercer puesto de Wentworth. cuatro jugadores entre los que se encuentan otro de los ingleses habituales en el PGA norteamericano, Tommy Fletwood, acompañado por otro inglés David H

Le sigue en el ranking europeo, el inglés Tommy Fletwood, que mantiene su segunda posición gracias a ser decimotercero(-9) en este BMW Championship.

En la Carrera hacia Dubai, el tercero es el norteamericano Collin Morikawa, que ocupa esa posición de privilegio gracias a su victoria en el US PGA Championship, pero que no ha pisado tierra europea y no la pisará ya que, aunque jugara la final del Circuito Europeo, sería en Dubai y lo haría sin pisar el Viejo Continente. Cosas de las burocracias y de los torneos compartidos.

EL PISHA QUISO, PERO NO PUDO

Fuera del corte del viernes, establecido al par y que superaron 67 jugadores, se quedaron los otros cuatro españoles: Adrián Otaegui (+1) y Miguel Ángel Jiménez (+2) no estarán el fin de semana por los pelos. Con dos tarjetas de 73 golpes, el Pisha no pudo pasar al fin de semana; de todos modos, el Pisha sigue aumentando su prestigio y su condición de líder por el número de torneos disputados en el European Tour.

Álvaro Quirós (+4) y Jorge Campillo (+7) también se quedaron fuera del fin de semana.

UN NORTEAMERICANO EN WENTWORTH

Patrick Reed, que es el noveno del ranking mundial es uno de los pocos norteamericanos que suelen venir a Europa a disputar torneos. Además, como queda dicho, tiene la Tarjeta del Circuito y figura en la primera posición de la Carrera hacia Dubai.

Otros ingleses, habituales del PGA Tour, que han vuelto a casa para mayor gloria del European Tour son Ian Poulter, que acabó quinto (-13) y Justin Rose (-3) que ocupó el puesto 37 y no levantó cabeza en las cuatro rondas disputadas.

LAS ROLEX SERIES, UN GRAN ESFUERZO

Entre la pandemia, los cambios de fechas y los problemas para los grandes desplazamientos, el esfuerzo del European Tour por conservar las Rolex Series, dotadas con 7.000.000$, no ha sido del todo baldío y, aunque la pasada semana, en el Aberdeen Standard Investment Scottish Open 2020, había solo un jugador entre los 20 primeros del ranking mundial y muchas ausencias notables, en esta ocasión, a Wentworth han acudido casi todos los jugadores ingleses de alto nivel.

Una ausencia que, quizás, tiene alguna justificación es la de Rory McIlroy; el norilrlandés sigue en los Estados Unidos aprendiendo a ser padre, dado el reciente nacimiento de su primera hija y, aunque los norirlandeses pertenecen a la Gran Gretaña, Rory McIlroy no parece ser un entusiasta de la política del Reino Unido.

No es posible comentar.