Torneos

Paratore (-18) ganó The British Masters, con los españoles a la baja

Ver leaderboard del British Masters

Renato Paratore (-18) fue el brillante ganador del Betfried British Masters, el primer torneo de los seis que componen el Swing de las Islas Británicas, que finalizó el sábado 25 de julio en Newcastle. El italiano, de 23 años, consigue su segundo triunfo en el European Tour, con tres golpes de ventaja sobre el danés de 19 años, Rasmus Hojgaard.

La savia joven que ha llegado al Circuito Europeo está dando pasos al frente que hace olvidar a los grandes nombres que han abandonado el Tour para irse al PGA norteamericano y a los que se mantienen en el circuito del Viejo Continente y que se ven superados por los noveles que vienen pegando fuerte, y no solo con el driver.

Esta prueba inglesa nos deja un mal sabor de boca en cuanto a la actuación española que ha sido decepcionante. El mejor de los hispanos, Pablo Larrazábal, acabó (-7) en el puesto 2; en el 29, Nacho Elvira acabó -5 y Adrián Otaegui (-4) fue el 35. Con -3, empataron en el puesto 38 Gonzalo Fernández Castaño y Miguel Ángel Jiménes hy Álvaaro Quirós (-1), fue el 53. Sobre par terminó el séptimo de los españoles que pasaron el corte: Adri Arnáus (+1) en el puesto 60.¡

El Pisha ha igualado, a sus 56 años, el récord de Sam Torrance en partidos disputados en el European Tour, ya que éste Betfried British Masters Hoosted by Lee Westwood, que se disputa en la localidad inglesa de Newcastle-upon Tyne, es el número 706 de los jugados por el Pisha a lo largo de sus muchos años en el European Tour. Como anécdota hay que recordar que cuando Brandon Stone, el joven sudafricano, de 21 años, con el que el malagueño ha jugado las dos primeras rondas aún no había nacido, el Pisha había jugado ya 117 torneos del Circuito Europeo. Stone pasó el corte con -1 y el malagueño le superó con dos golpes menos.

Los otros cuatro hispanos que que estaban presentes en el retorno del Tour Europeo a la competición en las Islas Británicas, tras las dos semanas pasadas en Austria, donde el Challenge compartía prueba con el Tour grande, se quedaron fuera del fin de semana: Carlos Pigem, Sebastián García Rodríguez, que había sido cuarto la pasada semana en Austria, Eduardo de la Riva y Alejandro Cañizares.

En este British Masters, que comenzó el miércoles lo que no es habitual en el Circuito, no estaba Jorge Campillo, que es el segundo español que tiene una victoria este año, conseguida en Qatar, el pasado mes de marzo, en el undécimo y último torneo del Circuito jugado hasta el Austrian Open del 9 de julio. Otro de los ganadores hispanos es Pablo Larrazábal, que logró la victoria en el primer de los torneos disputados esta temporada, el pasado noviembre, en Sudáfrica.

En cuanto a Campillo, el extremeño tenía previsto jugar en Newcastle, pero los problemas con el virus le han obligado a viajar a los Estados Unidos con dos semanas de antelación para poder participar en el PGA Championship que se inicia el 3 de agosto.

Campillo entra en el PGA Tour este año y si quería estar en el TPC Harding, en San Francisco, tenía que viajar a los Estados Unidos el 20 de julio para poder pasar la cuarentena de quince días que exigen en California a todos los viajeros, con alguna excepción hecha con los ingleses y los propios norteamericanos que lleguen desde fuera del país, y debido a esa circunstancia tuvo que renunciar a estar en Newcastle.

El que si estará es Lee Westwood, que es el anfitrión de esta prueba que reparte 1.200.000€ en premios y que, precisamente por su calidad de cabeza visible de la organización del torneo no ha podido dejar de estar en el tee de salida del Close House G.C. Además, por su condición de inglés, podrá viajar a los Estados Unidos sin pasar cuarentena. Lástima que a Westwood le haya ido tan mal en su propio torneo ya que acabó +8, con el farolillo rojo, en la última posicón.

Total: pasar el corte en su propio torneo, «pa ná».

No es posible comentar.