Torneos

Mikko Ilonen ganó a Henrik Stenson el Volvo Match Play, en el partido que llegó del frío

 

 

(En la foto, Mikko Ilonen. Bajo estas líneas, la Casa Club del London G. C., en Inglaterra).

 

Ver leaderboard del Volvo Match Play

 

De la fría Finlandia llegó Mikko Ilonen para vencer a otro jugador que llegó del frío sueco, Henrik Stenson. Una vez más se demostró que, a 18 hoyos match play, cualquiera puede ganar. Ilonen hizo malo el pronóstico y en su partido final del Volvo Match Play Championship le ganó (3 & 1)en el London G.C, inglés, al favorito Stenson, número 5 del mundo, que tenía la mayoría de las papeletas para la victoria.

 

Desde el principio del encuentro, el finlandés, frío como el témpano, con cara de poker durante todo el recorrido, fue minando la moral del sueco hasta terminar en el hoyo 17 con un birdie que le dio la victoria y los 375.000 € del primer premio, en un torneo de dieciséis jugadores que repartía 2.250.000€ en premios. Además Ilonen ha ascendido desde el puesto 54 del ranking mundial hasta el 37, con lo que se asegura su presencia en los cuatro Majors de la temporada próxima.

 

La tercera posición fue para Joost Luiten que derrotó en el hoyo 19, tras empatar al final de los 18 reglamentarios, a George Coetzee, el sudafricano que había llegado al London Golf Club, al sudeste de Londres, en sustitución del lesionado Thomas Bjorn.

 

El holandés, verdugo (6 & 5) de Pablo Larrazábal en los cuartos de final, no tuvo su mañana en las semifinales frente a Mikko Ilonen. Precisamente había sido Luiten el único que pudo ganar al finlandés, al que derrotó en el último hoyo del primer partido, el miércoles 15, de la liguilla que compartían ambos jugadores.

 

En la mañana del domingo 19 se disputaron las semifinales entre Ilonen & Luiten, con victoria/revancha (2 & 1) del finlandés y de Henrik Stenson (uno arriba) sobre George Coetzee.

 

 

Paliza de Joost Luiten (6 & 5) a Pablo Larrazábal 

 

Fue un partido sin historia. Después de una buena salida en el hoyo 1, par 5, del London Golf Club, en el condado de Kent, al sudeste de Londres, Pablo Larrazábal mandó su segunda bola al agua, en un golpe de mala suerte. A partir de ahí todo se torció y las dos buenas actuaciones del catalán en los días precedentes, con victorias sobre Stephen Gallacher y Shane Lowry, se diluyeron como un azucarillo en el café de la mañana.

 

Y no solo porque Pablo jugara mal este cuarto de final, que no estuvo a su altura, sino porque su verdugo, Joost Luiten, está en un momento inmejorable de forma, como demostró en las fechas anteriores a la Ryder, a la que no accedió porque Stephen Gallacher, nacido en Escocia, no podía quedarse fuera del equipo de Paul McGinley, ya que no era políticamente correcto con la sombra del referendum sobrevolando Gleneagles y con los jugadores europeos vestidos con la bandera escocesa para iniciar el torneo.

 

El holandés, que se enfrentará en semifinales, el domingo por la mañana con el finlandés Mikko Ilonen, partido en el que es claro favorito y al que ya derrotó (uno arriba) en la primera ronda de la liguilla, el miércoles 15, ya que ambos jugaban en el mismo grupo, en este match play de dieciseis jugadores que disputaron en grupos de cuatro y en formato round robin las tres primeras rondas.

 

Luiten no dio respiro al español. Ya en el hoyo 1 se puso por delante y luego, con cinco birdies en los cinco primeros hoyos -que hay que hacerlos- tomó tal ventaja que, por mucho que quisiera, Pablo no podía ni acercarse en el marcador: no firmó un solo birdie y solo pudo empatarle siete hoyos a su rival. Lástima porque no se merecía una derrota como esa ya que su juego estaba siendo bueno hasta entonces.

 

Joost solo necesitó esperar para que en el hoyo 11, un nuevo birdie le colocara con seis hoyos de ventaja; así, al terminar empatados el hoyo 13, el holandés proclamó su victoria a los cuatro vientos con seis hoyos ganados y cinco por jugar. Ahora tiene un duro partido, aunque parezca que su victoria parecería más lógica que la del finlandés. Los dos rivales tienen un denominador común esta semana, los dos lograron vencer a Graeme McDowell que era favorito al comienzo del torneo.

 

La otra semifinal enfrentará al sueco Henrik Stenson, número cinco del mundo, vencedor por dos hoyos, tras llegar al 18, de su compatriota Jonas Blixt, y George Coetzee, el sudafricano ganador (2 & 1) de Patrick Reed, el único representante americano del torneo. Da la casualidad de que Coetzee está en el London G. C. precisamente por eso, por casualidad, ya que fue llamado a última hora por la organización para sustituir a Thomas Bjorn, lesionado.

 

LA VICTORIA DE PABLO SOBRE SHEAN LOWRY, EL VIERNES

 

Pablo Larrazábal volvió a ganar en el Volvo World Match Play Championship, su último partido de la liguilla disputada en las tres primeras jornadas, del miércoles 15, al viernes 17, y jugará los cuartos de final, el sábado 18, con Joost Luiten.

 

El español, que se jugaba el pase a cuartos de final con el irlandés Shane Lowry, en el London Golf Club, en el condado inglés de Kent, cerca de Londres, empezó con un birdie en el hoyo 1 que le ponía delante de su rival. En el tres aumentaba su ventaja a dos golpes, pero Lowry reaccionó y logró llegar al final del primer recorrido con solo un golpe bajo el catalán. Al comienzo de la segunda vuelta, el irlandés volvió a ganar y no solo empató el partido sino que consiguió ponerse por delante tras ganar el hoyo trece, pero tres birdies consecutivos de Pablo, en el 14, 15 y 16, le pusieron en ventaja y al empatar con par ambos jugadores en el 17, la victoria cayó (2 & 1) del lado de Larrazábal.

 

Importante victoria la del español en este no menos importante, económicamente hablando, torneo match play, que demuestra el buen momento de forma de Pablo en este final de temporada.

 

Luiten, rival de Larrazábal el sábado, pasó a los cuartos de final tras derrotar (2 arriba) a uno de los favoritos, Graeme McDowell. Los otros tres cuartos de final enfrentarán a Patrick Reed, el norteamericano que se vengó de la derrota de la Ryder al vencer (3 & 2) en su partido contra el Ryder europeo Jamie Donaldson, y George Coetzee, llamado a última hora para sustituir a Thomas Bjorn, lesionado. Victor Dubuisson tendrá como rival a Mikko Ilonen, y finalmente un partido entre suecos, Henrik Stenson y Jonas Blixt, que juega en el Circuito americano.

 

LA VICTORIA DE PABLO SOBRE STEPHEN GALLACHER

 

Pablo Larrazábal, el único español participante en el Volvo World Match Play Championship, ganó en un emocionante partido, el jueves 16 de octubre, resuelto en el hoyo 18  con un birdie desde fuera del green, al escocés Stephen Gallacher. Aunque el español perdió en la primera ronda, el miércoles 15, por un contundente 3 & 2, ante el francés Victor Dubuisson, que fue siempre por delante del catalán, Pablo tiene intactas las posibilidades de pasar a los cuartos de final del torneo, si el viernes gana -o empata, según se den otros resultados- su encuentro frente al irlandés Shane Lowry.

 

Pablo estaba exultante tras su triunfo: «hice birdie en el 18 sin pisar la calle. Tuve una mala salida y llevé la bola al bunker. Salí con un hierro 9 y me fui al rough; de allí, un hierro seis con todas mis fuerzas para que la bola llegara al green -al terminar el swing levantó la pierna derecha como si quisiera impulsar aún más la bola-, pero volvió a irse al rough, aunque a la altura de la bandera. Al ser un par 5, pensé que el par me podía valer para empatar, sumar un punto y jugármelo todo el viernes; sin embargo, pegué muy bien a la bola, a pesar de que estaba hundida en el rough y la metí».

 

Claro que todavía faltaba Gallacher por jugar. Había salido al centro de calle, pero un segundo golpe le llevó hasta el rough de la derecha, precisamente al lado contrario en el que Larrazábal se encontraba de tres golpes. El approach del escocés no fue bueno y se pasó del hoyo cinco o seis metros. El putt de birdie le servía para empatar, pero Gallacher fue el de siempre en los greenes, cuando juega match play, especialmente, y perdió su oportunidad al no embocar. Con este resultado el escocés suma un palmarés negativo en sus partidos de match play como profesional y en torneos oficiales: diez jugados, diez perdidos… ¿Hay quien dé menos?

 

BUENA IDEA, MALA GESTIÓN

 

Son escasos los torneos match plahy que se celebran a lo largo del año. Los jugadores no son muy partidarios de esta fórmula, a pesar de ser la de la Ryder Cup y del éxito que se obtiene con ella cada dos años. Hay otros torneos, como los World Golf Championship, los Campeonatos del Mundo Match Play, que sí tienen gran éxito. Sin embargo, este Volvo Match Play no levanta cabeza, a pesar de que tiene 2.250.000 € en premios, de los cuales 600.000 € serán para el ganador y que se disputa, en cinco jornadas (15 – 19 de octubre), este año en el London Golf Club, en The London GC, en el condado inglés de Kent, cerca de Londres.

 

Muy poco público, y eso que en Inglaterra todos los campos se llenan de aficionados en los torneos de profesionales, ha acudido en las primeras jornadas a esta competición. Y es que, a pesar de ser una magnífica idea y de que Volvo lleva patrocinándola muchos años, la gestión del torneo no deja de ser lamentable. Por la razón que sea: calendario, premios, motivación… el hecho es que de los dieciséis participantes -a pesar de ser grandes jugadores-, solo dos aparecen entre los veinte primeros del ranking mundial: Henrik Stenson, el quinto, y Graeme McDowell, el decimoctavo. Y son muchos los euros y el prestigio que se juegan en esta semana. Es más, el único americano que está en el Longon G.C. es Patrick Reed, el 26 del mundo.

 

Claro que hay seis jugadores de la pasada Ryder Cup, cinco europeos y un americano, pero faltan los mejores y eso en uno de los torneos con más montante económico de la temporada en el Circuito Europeo, es inadmisible. Ya pasó en Finca Cortesín en los años que se disputó el torneo en la Costa del Sol, y seguirá pasando si no se toman medidas para mejorar la situación.

 

Y una curiosidad. Los traslados desde el campo hasta el hotel, los hacen los jugadores en helicóptero. Parece que hay mucho atasco en la carretera; pero el caso es que el patrocinador es una marca de coches. Si tanto cuesta ir de un sitio a otro por el suelo, ¿por qué no buscan un patrocinador como el de la firma que transporta a los jugadores por el aire y que, además, se llama Gallacher, como el eterno perdedor escocés de match play?

 

 

London golf club

 

LA TERCERA RONDA, DECISIVA

 

La tercera ronda del viernes 17 en la liguilla del Volvo World Match Play Championship, es decisiva para la mayor parte de los diéciseis jugadores que participan en la competición. Prácticamente descartados Stephen Gallacer, Alexander Levy y Francesco Molinari, que perdieron sus dos partidos jugados, todos los demás tienen posibilidades de clasificarse para los cuartos de final que se disputarán el sábado 18 (Ver leaderboard y clasificación de los cuatro grupos de cuatro jugadores cada uno en los que está dividida la competición).

 

Entre los dieciséis participantes en el torneo hay, como queda apuntado, seis jugadores de la pasada Ryder Cup, cinco del equipo europeo: Victor Dubuisson, Graeme McDowell, Henrik Stenson, Jamie Donaldson y Stephen Gallacher, y uno del norteamericano, Patrick Reed.

No es posible comentar.