Torneos

Los errores de sus rivales dan el triunfo del Open de Francia a Thomas Levet. Nacho Garrido, decimoquinto, primer español

(En la imagen, Thomas Levet, ganador del Open de Francia, durante una de sus actuaciones en España, país en el que le gusta mucho jugar al golf… "y comer jamón"). 
 

El veterano Thomas Levet ha sido profeta en su tierra y se ha proclamado vencedor del Alstom Open de Francia, el torneo más antiguo del Tour en el continente europeo. Claro que han sido más los errores de sus rivales, especialmente de los dos ingleses que formaban el partido estelar del domingo, James Morrison y Mark Foster, que le aventajaban con tres golpes antes de iniciarse la cuarta ronda, que por sus propios méritos.
En cualquier caso, aunque su última tarjeta de 70 golpes, para un total de -7, no es para tirar cohetes, sí lo es el hecho de que Levet  (70, 70, 67 y 70) ha sido el único jugador, acompañado por el joven danés Thorbjorng Olesen, que le ha ganado al campo, aunque solo haya sido por un golpe.
El caso es que Le Golf National, el campo de la Ryder 2018 birlada a España, se ha mostrado muy duro en la última ronda del Open francés. Eso, la alegría de ser sede de la Ryder, y la victoria de un francés, han hecho subir los decibelios del chauvinismo francés hasta límites superiores a lo permitido. En todo caso, tenían motivos y estaban en su perfecto derecho para presumir. Lo malo es que, en España, no hemos presumido, ni la centésima parte, con el gran espectáculo de Munich donde, sin ir más lejos, dos españoles, Pablo Larrazábal y Sergio García, se jugaron el título en un play off que fue magnífico.
Los periódicos españoles, ni siquiera los deportivos, le dieron ninguna importancia a este triunfo de Larrazábal. Este lunes, 4 de julio, sin embargo, todos los periódicos franceses llevarán en primera plana el triunfo de un francés en el Open de su país. ¡A ver, qué alguien busque las siete diferencias!
ERRORES Y NERVIOS EN EL PARTIDO ESTELAR
Con tres golpes de ventaja al iniciarse la ronda final, James Morrison ha terminado con 78 golpes (+7) y ha bajado de ser colíder al puesto séptimo. En cuanto a Mark Foster, que las tres últimas veces que ha salido líder en la última ronda ha terminado en tercer lugar, tampoco su vuelta ha sido buena. Ha finalizado con 74 golpes (+3) y se ha conformado con ser segundo, y un total de -6, a un golpe del ganador, aunque empatado con el joven Olesen. El danés, que es otro de los que tiene la mala costumbre de fumar en el campo -¿para cuándo la prohibición de fumar en los torneos, ancianos señores del anciano St Andrews?- no se ha podido quitar los nervios ni con el tabaco y ha desperdiciado, no solo la oportunidad de ganar en París, sino de conquistar una plaza para el Open de dentro de dos semanas, que le ha arrebatado Foster, empatado con él, en la segunda posición, pero con mejor ranking que Olesen.
UN POBRE TOP TEN
En cualquier caso, y por mucho que presuman los franceses, con un torneo de 3.000.000 € de los cuales Levet se ha llevado 500.000 €, el top ten del Open de Francia ha sido muy pobre, con jugadores alejados de los primeros lugares del ranking mundial y europeo, incluido el vencedor, pero que se ha podido maquillar gracias a Martin Kaymer que, a pesar de firmar un 73 en la última vuelta, ha podido ser cuarto (-4), lo que le devuelve a la tercera posición en el ranking mundial.
LOS ESPAÑOLES CON MÁS PENA QUE GLORIA
 
 
Y menos mal que de los cuatro que pasaron el corte, después de la debacle de la terna formada por el Pisha, el catalán y el gaditano, a los que pilló el toro el viernes 1 de julio, Nacho Garrido (72, 71, 71 y 71) ha sido el más regular y con su +1 final, ha conseguido colocarse en el puesto 15. Tras él, Lara fue el 40 (+4); Pablo Martín, el 43 (+6) y Alejandro Cañizares, el 47 (+7).
 
 
Ver resultados y clasificaciones del Open de Francia

Entre los ocho españoles que no pasaron el corte, establecido en +2, del viernes en este Golf National que ha sido gafe para la mayoría de nuestros compatriotas este año -recuerden que Jiménez ganó en París el  pasado 2010 y Pablo Larrazábal lo hizo en 2008-, estaban precisamente el Pisha (+8), Larrazábal (+7) y Álvaro Quirós (+4), las grandes esperanzas españolas antes de iniciarse el torneo. Los otros cinco que no pasaron el corte fueron: Carlos Rodiles, que después de esforzarse para pasar la previa, terminó (+3) y perdió sus posibilidades por un solo golpe; Rafa Cabrera, Manuel Quirós, que fue el primer español el jueves, al par, y que con una tarjeta de 78 se hundió el viernes, Álvaro Velasco y Carlos del Moral.

CRÓNICA DE LA TERCERA JORNADA

La de Lara, una caída anunciada

José Manuel Lara, que terminó en el top ten la segunda jornada del Alstom Open de Francia, era la única esperanza española para hacer un buen resultado en Le Golf National, en París, pero una tercera ronda de 76 golpes le ha hecho descender 25 posiciones, hasta terminar el 36 (+2), empatado con Alejandro Cañizares. Los otros dos españoles que pasaron el corte están mejor, pero no para tirar cohetes. Hasta el puesto 23 no encontramos, al par, a Pablo Martín y en el 29 está Nacho Garrido (+1). 
Y eso que solo hay un jugador de los llamados "estrellas" en el top ten de París. Es Martin Kaymer, que con sus 67 golpes del sábado está, empatado con el veterano francés Thomas Levet, a solo tres golpes de la cabeza, formada por dos ingleses: James Morrison, ganador este año en el devaluado torneo de Madeira, y Mark Foster, que en tres ocasiones ha salido este año en el partido estelar del Tour Europeo, y no ha sido capaz de ganar ninguna. 
UN CAMPO GAFE PARA LOS ESPAÑOLES  
Entre los ocho españoles que no pasaron el corte, establecido en +2, del viernes en este Golf National que parece gafe para los españoles este año -recuerden que Jiménez ganó en París el año pasado y Pablo Larrazábal lo hizo en 2008-, estaban precisamente el Pisha (+8), Larrazábal (+7) y Álvaro Quirós (+4), las grandes esperanzas españolas antes de iniciarse el torneo. Los otros cinco que no pasaron el corte fueron: Carlos Rodiles, que después de esforzarse para pasar la previa, terminó (+3) y perdió sus posibilidades por un solo golpe; Rafa Cabrera, Manuel Quirós, que fue el primer español el jueves, al par, y que con una tarjeta de 78 se hundió el viernes, Álvaro Velasco y Carlos del Moral.

BUBBA, EL INVITADO AMERICANO, OTRO TURISTA MÁS

No me explico el por qué de ese interés del European Tour por gastarse el dinero en "invitar" a un famosillo americano para que le de colorido yanqui a los torneos. Ya se equivocó la Federación Española, dos años seguidos, con John Daly, y la semana pasada erraron los del Tour Europeo al traer a Dustin Johnson. Al menos, Johnson pasó el corte del BMW International, pero Bubba ("por favor, llamadme Babba") Watson, ni eso. Dos tarjetas de 74 golpes cada uno, eso sí, muy regular, y vuelta a hacer turismo a París porque la visita del martes 28 de junio le supo a poco. Y el domingo, a primera hora, de vuelta a casa. "Y aquí me las den todas!" 

El Open de Francia es el torneo más antiguo que se celebra en el continente europeo. Se inició en 1906 y se jugaba en La Boulie Golf Club. Desde 1990 se disputa en Le Golf National, un par 71 de 6.675 metros, no exento de dificultades, pero que será más peligroso en 2018 para la segunda Ryder continental, después de la de Valderrama.

CRÓNICA DE LA SEGUNDA JORNADA
Lara (-3) en el top ten del Open de Francia. El Pisha, Larrazábal y Alvaro Quirós, turistas en París durante el fin de semana.
Bajo estas líneas, como ilustración a mi crónica del jueves 30 de junio, el lector encontrará el cartel anunciador del Alstom Open de Francia que se está jugando (30 de junio al 3 de julio) a treinta kilómetros de París, en Le Golf National, un par 71, construido en 1990 y al que han elegido los sesudos responsables del tema, como  sede de la Ryder Cup 2018, en detrimento del campo que se hubiera hecho en Madrid, especificamente para el caso.
En ese cartel, Miguel Ángel Jiménez, ganador en 2010, es la estrella del torneo. Más bien, después de dos días de juego, se podría decir que es el "estrellado", ya que ni siquiera ha pasado el corte. Todo empezó el jueves, en el hoyo 16, un par tres con la bandera pegada al gran lago que interviene en los hoyos 15, 16 y 18. El Pisha iba -2, que era un resultado más que aceptable y faltaban solo tres hoyos para terminar la primera ronda. Pero la bola se fue al agua de salida y el resultado final de doble bogey, dejó al Pisha al par.
El problema no fue el jueves, sino el 79 que se "cascó" el malagueño en la jornada del viernes. Empezó mal, con un bogey en el hoyo 2, pero un eagle en el 3 hacía presagiar lo mejor. Pues no, no solo vinieron seis bogeys más, contra solo un birdie, sino que en el hoyo 13, par 4,  Jiménez firmó un 8. Y ahí se acabó lo que se daba. En el puesto 132 se quedó sin pena ni gloria "el golfista peligroso" al que se buscaba por todo París, que apareció esta semana inundada de pasquines con el rostro del Pisha, y al que seguramente podrán encontrar, si es que no se ha vuelto a su casa malagueña, haciendo turismo en la Torre Eiffel, acompañado de otros siete españoles, todos ellos con la insatisfacción del deber cumplido en el Open de Francia, junto a los miles de compatriotas que han iniciado este julio sus vacaciones en la capital francesa.
LARA, EL ÚNICO ESPAÑOL EN EL TOP TEN
Es verdad que está muy alejado de la cabeza, a siete golpes del líder, el inglés James Morrison, ganador esta temporada del devaluado torneo de Madeira, y a seis del segundo, el australiano Richard Green, que estuvo a punto de salirse del mapa, aunque se frenó al final, pero José Manuel Lara, noveno (-3), está a tan solo tres golpes del tercero, el también inglés Mark Foster (-6) y en este campo todo puede suceder.   
A José Manuel Lara, en el top ten, le acompañarán el fin de semana solo otros tres jugadores, del total de una docena que se presentaron al tee del 1, y del 10, el jueves día 30. Ocho de ellos, pues, habrán elegido entre volverse a su casa, o quedarse a hacer turismo en París, lo cual no es ninguna mala idea.
En el puesto 43 figuran empatados (+1) Nacho Garrido (72, 71) y Pablo Martín (74, 69). Y en el 55, a la cola del pelotón (+2), Alejandro Cañizares (73, 71). 
UN CAMPO GAFE PARA LOS ESPAÑOLES  
Entre los ocho que se han descartado del pelotón, las tres grandes esperanzas españolas, Jiménez, fatal, como ya se ha dicho, igual que Pablo Larrazábal (+7) y Álvaro Quirós (+4). Los otros cinco que no pasaron el corte fueron: Carlos Rodiles, que después de esforzarse para pasar la previa, terminó (+3) y perdió sus posibilidades por un solo golpe; Rafa Cabrera, Manuel Quirós, que fue el primer español el jueves, al par, y que con una tarjeta de 78 se hundió el viernes, Álvaro Velasco y Carlos del Moral.

El Open de Francia es el torneo más antiguo que se celebra en el continente europeo. Se inició en 1906 y se jugaba en La Boulie Golf Club. Desde 1990 se disputa en Le Golf National, un par 71 de 6.675 metros, no exento de dificultades, pero que será más peligroso en 2018 para la segunda Ryder continental, después de la de Valderrama. En este año 2011 se ha manifestado gafe para la mayoría de los jugadores españoles.

BUBBA, EL INVITADO AMERICANO, OTRO TURISTA MÁS
No me explico el por qué de ese interés del European Tour por gastarse el dinero en "invitar" a un famosillo americano para que le de colorido yanqui a los torneos. Ya se equivocó la Federación Española, dos años seguidos, con John Daly, y la semana pasada erraron los del Tour Europeo al traer a Dustin Johnson. Al menos, Johnson pasó el corte del BMW International, pero Bubba ("por favor, llamadme Babba") Watson, ni eso. Dos tarjetas de 74 golpes cada uno, eso sí, muy regular, y vuelta a hacer turismo a París porque la visita del martes 28 de junio le supo a poco. Y el domingo, a primera hora, de vuelta a casa. "Y aquí me las den todas!" 
CRÓNICA DE LA PRIMERA JORNADA

Se busca al Pisha, en París, y a otros once españoles desaparecidos en el Open de Francia, donde son líderes Greene y Storm (-6) 

En las calles de París hay pegados innumerables carteles a la antigua usanza de los que se clavaban en los pueblos del Oeste americano: "Wanted" o, si lo prefieren "Se busca". Claro que, en este caso no se persigue a un ladrón de trenes o a un pistolero del tres al cuarto, sino al Pisha, nacido en Málaga, de 47 años de edad y que, como todo delito, tiene sobre sus espaldas haber conquistado el Open de Francia, en Le Golf National, a treinta kilómetros de París, el pasado 2010.
El citado cartel, que puede verse bajo estas líneas, es muy ingenioso y ha convertido a Miguel Ángel Jiménez en un personaje muy popular durante toda este fin de semana, a caballo entre junio y julio. Además de servir de pasquín anunciador del torneo de golf más antiguo del continente europeo, la imagen de Jiménez ha sido la portada de la documentación sobre el acontecimiento que se les ha repartido a los periodistas acreditados en el torneo.

 

 

NI JIMÉNEZ, NI EL RESTO DE LOS ESPAÑOLES LE PUDIERON AL GOLF NATIONAL
Pero toda la campaña organizada en torno al icono Jiménez, se puede ir al traste si el malagueño no mejora su actuación de la primera jornada, en la que no ha podido pasar del par 71 del campo, aunque fue un doble bogey, tras irse al agua en el hoyo 16 (par 3), lo que le ha impedido colocarse en mejores posiciones -con -2 sería el 17, y al par es el 33,empatado con otros 20 jugadores entre los que se encuentran Manuel Quirós y Carlos Rodiles. Lo curioso es que son tres malagueños los que mejor resultado han hecho en esta primera jornada del Alstom Open de Francia, y Rodiles, al que se echa de menos en el Tour Europeo, ha conseguido su plaza en París, gracias a la fase previa del torneo.
De todos modos, Jiménez, que no lleva una buena temporada, quizás producto de la resaca deportiva sufrida tras su magnífica campaña de 2010, no ha estado a la altura esperada por los aficionados. Ninguno de los doce españoles que han terminado, el jueves 30 de junio, la primera jornada del Open francés le han podido al campo de la Ryder 2018.
Greene y Storm son líderes (-6).
Después de la primera ronda, en la que han intervenido 151 jugadores (eran 156, pero cuatro fueron descalificados y otro se retiró), solo 32 profesionales le han podido al campo. Le Golf National es un campo, par 71, abierto en 1990, y es el campo elegido por la Ryder Cup para la celebración del famoso encuentro golfístico del año 2018, la segunda vez que, con sede en Europa, salga de las Islas Británicas. Y es un campo peligroso, aunque no lo parezca.  Y sus cuatro últimos hoyos, tres de ellos (el 15, el 16 y el 18), abrazados a un enorme lago pueden resultar muy complicados, según estén colocadas las banderas en los greenes.
Dos jugadores de primeras rondas que, desgraciadamente para ellos, no suelen rematar el fin de semana, son colíderes, con seis golpes bajo el par del campo: el australiano zurdo, Richard Greene y el inglés Graeme Storm. Tras ellos, un grupo de tres jugadores (-5).
El problema para nuestra Armada surge al ir comprobando en la clasificación de esta primera jornada, que no aparece ningún nombre hispano hasta que se llega al puesto 33, al par, donde están empatados los tres malagueños, como se ha dicho ya, y donde también se encuentran Colin Montgomerie, que está con ganas, y Martin Kaymer, que no termina de enderezar su juego.
Y hay que bajar hasta el puesto 55 (-1) para encontrar a Lara, Cabrera y Garrido. Y más abajo aún, empatados (-2) en la posición 72, fuera del corte si siguieran estos resultados el viernes primero de julio, a Álvaro Quirós, que viene de descansar dos semanas, y a Alejandro Cañizares, que perdió en 2010 el torneo en play off con Jiménez.
Mención aparte merece Pablo Larrazábal, ganador en 2008 en este Open francés y también la semana pasada en Alemania, en play off con Sergio García, no parece haber terminado aún su celebración. Su +3 le obliga a hacer un esfuerzo titánico para poder pasar el corte. En esa misma situación, empatado en el puesto 91 se encuentra Pablo Martín. Junto a ellos, también con tres golpes sobre el par y con dificultades para pasar el corte, está el "invitado americano" que todo torneo de esta categoría suele tener. En Alemania fue Dustin Johnson, que pasó sin pena ni gloria. Y Bubba Watson, "él americano en París" va por el mismo camino.
Bubba (llamadme "Babba", les dijo a los periodistas en Le Golf National, dedicó el martes 28 de junio a recorrer París, el miércoles a entrenar y … el domingo se marchará de inmediato a los EE.UU. Pero como es de ley, volverá la siguiente semana para irse aclimatando para el Open Championship, del 14 al 17 de julio.
Pasada la centena, Carlos del Moral, el 113 (+5) y Álvaro Velasco, el 132 (+6). Mañana viernes 1 de julio, más.
 

********************
CRÓNICA PREVIA DEL OPEN DE FRANCIA 2011
Jiménez busca repetir título en París, en el Open de Francia, con Bubba Watson y Raphaël Jacquelin como testigos
Miguel Ángel Jiménez no lleva una temporada tan buena como la del pasado año, cuando ganó tres torneos del European Tour, uno de ellos éste de París, y la Ryder Cup, pero esta cita en la Ciudad Luz tiene para el malagueño algo especial. Por eso el “Pisha” será otro en cuanto se ponga en el tee del 1 de Le Golf National, el campo en el que se jugará la Ryder Cup 2018 que le han birlado a España en los despachos del golf europeo.
Será a las 13.20 horas del jueves 30 de junio, desde el tee del 1, en un partido a tres en el que le acompañarán Bubba Watson, el clásico invitado americano en los mejores torneos de Europa, y un francés, Raphaël Jacquelin, para darle interés nacional al encuentro. Y los tres, como el resto de los jugadores, intentarán el triunfo en este Alstom Open de Francia, que se disputa a tan solo treinta kilómetros de París y 40 minutos del aeropuerto de Orly.
Como es lógico, también estará Pablo Larrazábal, aún con la resaca de su victoria en Colonia la pasada semana. El catalán jugará con Martin Kaymer y Gregory Bourdy, a las 08.20, del tee del 10. El que descansa esta semana es Sergio García, no realmente para lamerse de sus heridas, aunque debiera trabajar más esos putts de metro y medio que le han dejado sin corona en el reino de los Majors.
Álvaro Quirós, que no estuvo en Colonia, también es de la partida. Juega a las 08.10, el partido anterior al de Larrazábal, desde el tee del 10, con Robert Rock y Edoardo Molinari.
Los nueve españoles que estarán en los tees de salida de Le Golf Nartional, son: José Manuel Lara, Alejandro Cañizares, que el pasado año perdió el título de París en play off ante Jiménez, Manuel Quirós, Rafa Cabrera, Álvaro Velasco, Nacho Garrido, Pablo Martín, Carlos del Moral y el malagueño Carlos Rodiles, al que hay que desear suerte porque lleva varios años de capa caída y se merece volver a estar en el Tour Europeo.
No es posible comentar.