Torneos

Jiménez (-11) segundo, a un golpe de Westwood que ganó el Ballantine’s Championship, en Corea del Sur

Cuando la fuerte tormenta que caía sobre el Golf Club Blackstone, Icheon, en Seul, la capital de Corea del Sur, obligó a suspender la tercera jornada del Ballantine’s Champinship, Miguel Ángel Jiménez que jugaba en el partido estelar, junto a Brett Rumford y Soren Kjeldsen, empataba con el australiano Rumford con diez golpes bajo el par 72 del campo, después de haber hecho tres birdies en los primeros nueve hoyos.
 
No pudo reanudarse la jornada sabatina por lo que el domingo 1 de mayo, a las ocho de la mañana, ya estaban todos en el campo para terminar la tercera ronda. El Pisha seguía líder al inicio de la cuarta vuelta (-10), con un bogey y un birdie para culminar los nueve hoyos que faltaban, empatado con el sueco Alexander Noren.
 
Después de terminada la vuelta suspendida, la cuarta y definitiva se inició el domingo con Jiménez aguantando todo lo que le echaban. Al final, los 5 golpes bajo el par en los 18 últimos hoyos llevaron a Lee Westwood a la victoria, con doce golpes bajo el par del campo, mientras que Jiménez tuvo que conformarse con la segunda plaza (-11), después de firmar un solo golpe bajo el par del campo en la última ronda.
Dustin Johnson el norteamericano "invitado" de honor a este torneo que se disputó en el Golf Club Blackstone, Icheon, en Seul, la capital de Corea del Sur, terminó en cuarta posición (-9).

Hubo otros favoritos que quedaron fuera del corte: Ernie Els, Ian Poulter, que hizo un largo viaje desde la Costa Este de los Estados Unidos y que “venía para ganar”, pero se tuvo que volver antes del fin de semana, y de los coreanos Y. E. Yang y Seung yul Noh.
 
En cuanto a los tres españoles restantes, ninguno pasó el corte. Dos de ellos, Pablo Martín y Rafa Cabrera, por deméritos propios; el caso de Carlos del Moral ha sido mucho peor. Si el primer día llegaba a última hora desde Barcelona, donde iba a jugar el Peugeot Open de Catalunya, y se hacía tres bajo, el viernes, con una tarjeta de 73 golpes, para +1, entraba dentro del corte, establecido precisamente en esa cifra. Pero una decisión técnica de los árbitros le descalificaban y le dejaban fuera de la prueba. Una lástima: tanto viaje para nada. Ahora vuelta a España y a intentar resarcirse en el Open de España de la próxima semana en El Prat.
UN CAMPO CON MUCHAS TRAMPAS
El Golf Club Blackstone, Icheon, en Seul, la capital de Corea del Sur, donde se ha jugado el Ballantine’s Championship, ha creado a los jugadores más dificultades de las que se esperaban. Aunque no es demasiado largo, par 72 que se ha jugado con 6.653 metros, está situado en la montaña y es muy escarpado, tanto que se utilizan buggies para trasladar a los participantes desde los greenes que quedan muy distantes del siguiente tee. Además, los greenes son endemoniados, con unos pianos, que más que taludes parecen farallones. Para empezar, solo 35 de los 156 participantes han bajado del par el primer día, el mismo número de jugadores que terminó bajo par en la cuara jornada..
A todos los problemas que les está poniendo el campo de Seul, incluida las fuertes tormentas que retrasaron el juego e incluso hicieron suspender la tercera jornada a la mitad, hay que añadir el hecho de que  los árbitros brillaban por su ausencia y que el público, no muy numeroso, es además poco entendido y no paraba de hablar y de moverse, con el consiguiente enfado de los jugadores.

CRÓNICA DE LA SEGUNDA JORNADA 

El “Pisha” (-7), segundo en el Ballantine’s Championship de Corea, a tres golpes de Brett Rumford 

Todo lo bien que le ha ido la segunda vuelta del Ballantine’s Championship a Miguel Ángel Jiménez, le ha ido mal a los otros tres representantes españoles que ya están de vuelta a casa. El Pisha firmó 67 golpes, cinco bajo par del recorrido coreano, siete birdies y dos bogeys, después de finalizar el recorrido con un birdie en el hoyo 18 del complicado campo, sube y baja, del Golf Club Blackstone, Icheon, en Seul, la capital de Corea del Sur.
El malagueño figura empatado en la segunda posición con el danés Soren Kjeldsen, a tres golpes del líder, Brett Rumford. Al australiano le sonó la flauta en la mañana del viernes y se hizo 63 golpes, nueve bajo par, que unidos al 71 de la primera jornada, le ponen (-10) en la cabeza del torneo. Rumford ya fue segundo en la edición del pasado año, que ganó un compatriota suyo, Marcus Fraser, que ha vuelto a la competición después de un tiempo lesionado y que es el 29 (-2) en la presente edición.
Damien McGrane (72), líder en la primera jornada, es cuarto, después de un final sin brillo, junto al galés Rhys Davies (68) y el inglés James Morrison (69).
CRÓNICA DE LA PRIMERA JORNADA
Carlos del Moral (-3) llegó a Corea, besó el santo… y es septimo en el Ballantine’s Championship, a tres golpes de McGrane
El valenciano Carlos del Moral, que estaba preparado en Barcelona para iniciar su participación en el Peugeot Open de Catalunya, que se disputa los mismos días que el Ballantine’s Championship (28 abril – 1 de mayo), recibió a última hora la buena noticia de que había entrado en la lista de participantes del torneo coreano. Así pues, visto y no visto, Del Moral viajó a Seul y fue llegar y besar el santo -si es que hay santos que besar en Corea del Sur, cosa que no creo muy probable-. El caso es que, al margen de santos y limosnas, lo cierto es que Carlos ha firmado una tarjeta de 69 golpes, tres menos del par 82 del Golf Club Blackstone, Icheon, en Seul, la capital de Corea del Sur, y es séptimo tras la primera jornada.
“No he hecho un viaje tan largo desde la Costa Este de los Estados Unidos si no creyera que puedo ganar el Ballantine’s Championship”. Esta es una frase de Ian Poulter al llegar a Corea para participar en este torneo que tiene 2.205.000 € en premios, de los cuales 367.500 € serán para el ganador. Pues bien, Poulter está +2, en el puesto 74, por hablar, mientras que Carlos del Moral, a la chita callando, está en el top ten. ¡Que siga así!
DAMIEN Mc.GRANE, LÍDER
A pesar de los buenos jugadores que hay en el campo coreano, desde Westwood, número 1, a Miguel Ángel Jiménez e Ian Poulter, que formarán partido también el viernes, pasando por el veterano Ernie Els, el norteamericano Dustin Johnson, o el joven coreano Sung-yul Noh, el liderazgo de la primera jornada es para el irlandés Damien McGrane, que con una tarjeta de 66 golpes (-6) ocupa la cabeza de la tabla, con un golpe de ventaja sobre tres jugadores (-5), el coreano Sang-hyun Park, el inglés Richard Finch y el chileno Felipe Aguilar.
Jiménez es decimoprimero (-2), igual que Dustin Johnson y Westwood terminó al par la primera ronda. Por encima del par están el resto de los “favoritos”, aunque ya se sabe que en esto del golf, favoritos no suele haber ninguno y desde que Tiger no es el que era, mucho menos. Ernie Els, el sudafricano que no levanta cabeza, es el 53 (+1) y, a pesar de su horror a manejarlo, está utilizando el belly putter, el putter de vientre, aunque, según lo visto en la primera jornada, no parece haberle aliviado mucho sus problemas en los greenes. Por cierto,Westwood que utilizó en Indonesia un putt de los largos, ha vuelto al normal.
Entre los coreanos más distinguidos, las cosas tampoco marchan demasiado bien. Son muchos, sí, pero entre los primeros hay pocos y ni Y. E. Yang (+4), en el puesto 105, ni el jovencito de 19 años Seung-yul Noh, el 125 (+5), parecen contar ya para la victoria final, a pesar de que aún faltan tres jornadas.
Lo mismo ocurre con los dos españoles que forman el cuarteto hispano en Corea: Pablo Martín, segundo la pasada semana en China, es el 93 (+3) y Rafa Cabrera, el 105 (+4).

CRÓNICA PREVIA
¡Vaya partidazo! Westwood, Poulter y Jiménez juegan juntos en el Ballantine’s Championship, en Corea del Sur.
“No he hecho un viaje tan largo desde la Costa Este de los Estados Unidos si no creyera que puedo ganar el Ballantine’s Championship” (28 abril -1 mayo), aseguró Ian Poulter al llegar a Corea para participar en este torneo que tiene 2.205.000 € en premios, de los cuales 367.500 € serán para el ganador.
Claro que al llegar al Golf Club Blackstone, donde se celebra el campeonato, Poulter no sabía lo difícil que le iban a resultar las dos primeras rondas del jueves y viernes, con sus compañeros y rivales directos, Lee Westwood, que recuperó el nº 1 del mundo la semana pasada en Indonesia, y Miguel Ángel Jiménez.
Entre las muchas figuras que acuden a este torneo, además de Westwood, Poulter y el malagueño, se encuentran Ernie Els, Dustin Johnson y los coreanos Y. E.Yang, Noh Seung Yul, que encabezan un nutrido grupo de sus compatriotas, en un país que va lanzado a ocupar los primeros puestos del golf mundial, tanto masculino como femenino.
EL DINERO NO LO ES TODO ¿O SÍ?
Es curioso: la semana anterior, en el Volvo China Open, que ganó Nicolas Colsaerts, no había prácticamente figuras y el primer jugador del ranking mundial que participaba era Y. E.Yang, que está en la treintena del ranking mundial. Y eso que el dinero que estaba en juego era idéntico al del montante en Corea.
Será por la planificación de la temporada de los jugadores, o por los “incentivos” que algunos torneos añaden a sus invitaciones, o por los intereses de determinadas empresas multinacionales que llevan a los mejores jugadores, el caso es que unos torneos están llenos de figuras, mientras otros se quedan sin los más conocidos.
TRES ESPAÑOLES MÁS
Y con Jiménez en Corea, otros tres españoles buscan subir puestos en el escalafón europeo: Rafa Cabrera, Pablo Martín y Carlos del Moral.
Cuando la fuerte tormenta que caía sobre el Golf Club Blackstone, Icheon, en Seul, la capital de Corea del Sur, obligó a suspender la tercera jornada del Ballantine’s Champinship, Miguel Ángel Jiménez que jugaba en el partido estelar, junto a Brett Rumford y Soren Kjeldsen, empataba con el australiano Rumford con diez golpes bajo el par 72 del campo, después de haber hecho tres birdies en los primeros nueve hoyos.
 
No pudo reanudarse la jornada sabatina por lo que el domingo 1 de mayo, a las ocho de la mañana, ya estaban todos en el campo para terminar la tercera ronda. El Pisha seguía líder al inicio de la cuarta vuelta (-10), con un bogey y un birdie para culminar los nueve hoyos que faltaban, empatado con el sueco Alexander Noren.
 
Después de terminada la vuelta suspendida, la cuarta y definitiva se inició el domingo con Jiménez aguantando todo lo que le echaban. Al final, los 5 golpes bajo el par en los 18 últimos hoyos llevaron a Lee Westwood a la victoria, con doce golpes bajo el par del campo, mientras que Jiménez tuvo que conformarse con la segunda plaza (-11), después de firmar un solo golpe bajo el par del campo en la última ronda.
No es posible comentar.