Torneos

Gonzalo Fernández Castaño (-4), tercero después de la primera jornada en el BMW PGA Championship, en Wentworth

Ver resultados y clasificación del BMW PGA Championship

James Kingston (-6), es el primer líder del BMW PGA Championship, después de la jornada del jueves 23 que no se pudo terminar debido a las tormentas caídas sobre Wentworth, al este de Londres, donde el día ha estado desapacible, frío y lluvioso. El sudafricano, de 47 años, y el tercer jugador más veterano de los clasificados, tiene un golpe de ventaja sobre el finlandés Mikko Ilonen. Ambos son protagonistas en las primeras rondas de los torneos, aunque después no suelen terminar con la brillantez de sus comienzos.

Gonzalo Fernández Castaño (-4), es tercero, a dos golpes del líder, empatado con el austriaco Martin Wiegele y el escocés Henry Scott. El madrileño, que juega las dos primeras rondas con Sergio García y Luke Donald, ha hecho una primera vuelta de mucho mérito, con siete birdies y tres bogeys. Los dos últimos birdies los hizo en los hoyos 17 y 18, dos pares cinco con los que se termina el recorrido del West Course de Wentworth, y a los que no es fácil hacerles menos del par.

De los otros diez españoles participantes en este torneo, tres están bajo par: Alejandro Cañizares es sexto (-3) y Álvaro Quirós (-2), duodécimo. Larrazábal es el 25 (-1). Ya al par, aparece Sergio García, en el puesto 46. El castellonense llegó a estar con dos golpes bajo el par del campo, a pesar de su doble bogey en el hoyo 8, pero llegó al hoyo 17 con dos golpes sobre el campo. Un magnífico eagle en el par 5 del hoyo 18, le dejó no solo al par del campo, sino con muy buenas sensaciones de cara a la jornada del viernes.

Sobre par figuran Nacho Garrido y Olazábal (+3), en el puesto 105. Miguel Ángel Jiménez y Jorge Campillo (+4) empatan en el 121 y Rafa Cabrera es el 143 (+6). El último de los españoles es José Manuel Lara (+7), en el puesto 147 de 150 participantes.

LOS FAVORITOS, REGULAR, TIRANDO A MAL

De los tres grandes favoritos del torneo, solo Lee Westwood ha respondido en la primera ronda. El inglés es decimosegundo (-2), empatado con Álvaro Quirós, entre otros; Rory McIlroy ocupa una posición baja en la tabla (+2), el 82 y la decepción principal es la de Luke Donald, que no termina de levantar cabeza y que con +6, a doce golpes del líder, en el puesto 143, tendrá que hacer un «vueltón» si quiere pasar el corte.

JIMÉNEZ Y SU HOMENAJE

Después de seis meses desde que se rompiera la meseta tibial esquiando en Sierra Nevada durante las vacaciones de Navidad, Miguel Ángel Jiménez vuelve a la competición tal y como tenía previsto desde hace tiempo. Lo cierto es que su regreso se produjo en el Open de España en El Saler y la prueba, al parecer, resultó físicamente satisfactoria para el Pisha, aunque solo pudo jugar dos jornadas, ya que no pasó el corte.

En el West Course de Wentworth, (23 – 26 de mayo) donde se disputa el BMW PGA Championship, hemos vuelto a ver a Jiménez, que cumple, como el jugador más veterano del torneo, su campeonato número 600 en el European Tour y que ha sido homenajeado por ello (ver información en esta misma página). Con el malagueño, que no ha tenido fortuna el primer día y ha firmado una tarjeta de 76 golpes, como queda dicho, forman trío en las dos primeras jornadas, Marcel Siem, otro con coleta y Robert Rock.

WENTWORTH, UN CAMPO DE LEYENDA

Situado en Virginia Watter, en el condado de Surrey, muy cerca de Londres, el campo de Wentworth es toda una leyenda en el golf inglés. En él se disputa el mejor torneo del European Tour, después del Open Championship. El recorrido del West Course no está en las mejores condiciones, quizás debido al mal tiempo invernal. El caso es que los greenes y los bunkers no están en perfectas condiciones y algunos jugadores se han quejado por ello.

Los mejores  jugadores de Europa, que no estuvieron en Bulgaria, en el Volvo Match Play, si acuden a este campeonato que reparte 4.750.000 €, que es una barbaridad, en premios. Los que le hicieron asco a los 3.000.000 € del Match Play a orillas del Mar Negro, no han tenido reparo ninguno en cambiar a Volvo -anterior patrocinador de este PGA Championship- por BMW y estar en el tee de salida del campo inglés.

Rory McIlroy, Luke Donadl, Lee Westwood, Ernie Els, junto a los que repiten de Bulgaria, como Graeme McDowell, que viene de ganar el citado Volvo Match Play, Nicolas Colsaerts, Ian Poulter… Todos buscarán la victoria en este campeonato al que solo vencen en categoría económica, el Alfred Dunhill del final de temporada en St. Andrews, Carnoustie y Kingsbarns, y los cuatro torneos de las series finales del European Tour que se disputan fuera del Viejo Continente e islas adyacentes.

NORTEAMERICANOS: NI ESTÁN, NI SE LES ESPERA

Lo destacable en este asunto de la participación, es la ausencia total de norteamericanos en el tee de salida de Wentworth. Solo la presencia del joven Peter Uihlein, ganador la pasada semana en Madeira, que se está buscando la vida en el European Tour y que terminó la primera ronda al par, junto con Sergio García, en el puesto 46. Cada vez se agranda más la distancia entre la Europa y la Norteamérica golfística. Los europeos están deseando ir al Circuito Americano, y los americanos no quieren saber nada de Europa, Asia y África, donde transcurre la Carrera hacia Dubai.

Es lógico si miramos los premios que se reparten en un Circuito y en otro, pero en el caso de Wentworth, los 4.750.000 € no están tan lejos de los 6.400.000 $ del Crowne Plaza de esta misma semana en Texas donde, por cierto, tampoco están ni Tiger, ni Mickelson.

Pero la crisis y otros problemas tienen efectos colaterales, también en el golf.¡Qué le vamos a hacer! ¡Disfrutemos con lo que hay!

WENTWORTH, DESDE 1926

El West Course de Wentworth fue diseñado en 1926 por Hary Colt. Es un par 72 de 6.679 metros, cuyo hoyo 9 no termina en su impresionante Casa Club, por lo que los jugadores salen todos por el tee del 1 y empiezan a las 07.00 hora británica, una hora menos que en la península Ibérica y Baleares. Ernie Els, ganador en varias ocasiones en este tradicional torneo, fue el encargado de remodelarlo en los años 2006 y en 2009 y 2010. Está situado a 20 millas al oeste de Londres, en el Condado de Surrey, y a 30 minutos del Aeropuerto londinense de Heathrow. Hay muy buenas comunicaciones por tren y por la A 30, aunque en ocasiones la carretera suele tener atascos.

No es posible comentar.