Torneos

Fernández Castaño (-24) conquistó el BMW Open de Italia en Turín, la cuna de la FIAT. Larrazábal y Cabrera, en el top ten

Ver resultados y clasificación del Open de Italia

Gonzalo Fernández Castaño (69, 64, 67 y 64) ha sido el brillante vencedor del BMW Open de Italia, que ha finalizado el domingo 16 de septiembre, en Turín, precisamente la cuna de la FIAT que ha dejado el patrocinio del golf en su propia casa, a sus competidores alemanes. El madrileño que está haciendo un magnífico fin de temporada y ya estuvo cerca del triunfo en semanas anteriores, firmó una cuarta tarjeta de ocho golpes bajo el par 72 del Royal Park I Roveri, a veinte kilómetros al noroeste de Turín, para un acumulado de -24, con dos golpes de ventaja sobre el sudafricano Garth Mulroy.

La vuelta final resultó muy emocionante, con tres jugadores españoles luchando por el triunfo, aunque en los últimos hoyos se convirtieron en un duelo entre Fernández Castaño y Mulroy que llegaron empatados al hoyo 16, con 23 golpes bajo par. Y fue en el 17, en el segundo golpe, donde se decidió el torneo. Fernández Castaño fue al green de dos golpes, mientras Mulroy terminó en el bunker, en un lugar de difícil golpeo y terminó firmando un bogey que ponía en ventaja de un golpe al madrileño y con el hoyo 18, par 5 por jugar.

Y en ese hoyo 18, también fue decisivo el segundo golpe. Mientras Gonzalo llevó la bola al green, Mulroy volvió a encontrarse con el bunker de la izquierda del green. Finalmente, Mulroy firmó el par y Gonzalo el birdie, lo que le dió la victoria con dos golpes de ventaja sobre su rival.

Con esta victoria Fernández Castaño consigue su sexto título en el European Tour y gana por segunda vez el Open de Italia. Además se ha embolsado 250.000 € y ha tenido como primera admiradora a Alicia, su mujer, que nunca le había visto ganar en el Circuito. Gonzalo se coloca entre los cuarenta primeros del mundo y con opciones para jugar todos los Grandes de 2013.

DOS ESPAÑOLES MÁS EN EL TOP TEN

La tercera posición fue para Gregory Bourdy y el joven italiano Matteo Manassero, empatados (-20), y en la quinta plaza aparece el segundo español, Pablo Larrazábal (-18), empatado con otros tres jugadores, entre ellos dos jugadores del equipo europeo de la próxima Ryder que se va a celebrar dentro de dos semanas en Chicago. La próxima semana no habrá torneo del Circuito Europeo.

También en el top ten, en la novena posición, terminó Rafa Cabrera (-7), mientras que los otros tres españoles que pasaron el corte acabaron en los puestos de cola: Chema Olazábal, el 63 (-7) después de maquillar su resultado con un 65 en la cuarta ronda. El 71 fue Jorge Campillo, que a pesar de su 74 y de terminar con un -5, se vuelve encantado por el hoyo en uno que le sirvió para ganar un BMW. Nacho Garrido (-4) fue el 72 y antepenúltimo.

CRÓNICA DE LA TERCERA JORNADA

TRES ESPAÑOLES A LA CAZA DEL TÍTULO

Tres españoles irán decididamente a la caza del líder Garth Mulroy (-17) en la última ronda, el domingo 16 de septiembtre, para buscar el triunfo en el BMW Open de Italia que la marca alemana patrocina, como un moderno y motorizado caballo de Troya, en pleno territorio de la FIAT, que es la dueña y señora de Turín, donde se juega este torneo italiano, dotado con 1.500.000 €.

Gonzalo Fernández Castaño, con tres tarjetas de 69, 64 y 67, para un acumulado de -16, a un solo golpe del sudafricano, es el principal enemigo del líder, pero tras ellos, empatados en la tercera plaza (-15) hay otros dos españoles al acecho: Rafa Cabrera, que firmó una tarjeta sabatina de 65 golpes, 7 menos del par 72 del agradecido Royal Park I Roveri, a veinte kilómetros al noroeste de la capital turinesa, y Pablo Larrazábal que hizo una tercera ronda de 66 golpes.

Los otros tres españoles que pasaron el corte andan perdidos por los bajos fondos de la clasificación. No tanto Jorge Campillo, que firmó una tarjeta tercera de 71 golpes para un acumulado de -7, en el puesto 51, como Chema Olazábal y Nacho Garrido, que hicieron una vuelta de 76 golpes cada uno y están, al par en los dos últimos puestos (73) de la clasificación.

LOS JUGADORES RYDER

De los jugadores que van a participar en la próxima Ryder Cup defendiendo al equipo europeo, destacan Martin Kaymer, que parece recuperar la forma poco a poco y Nicolas Colsaerts, que son quintos (-13). Peor está Francesco Molinari, que en su tierra no está siendo profeta y ocupa el puesto 70 (-3), después de acabar +4 la tercera ronda.

Se quedaron fuera Alejandro Cañizares, José Manuel Lara, el ya citado Álvaro Quirós, Pablo Martín y Carlos del Moral.

ÁLVARO QUIRÓS CON BUTCH HARMON

Debido a su irregular juego en 2012 y a sus malos resultados -el último en Italia donde no ha pasado el corte-, el gaditano  ha decidido trabajar con el conocido entrenador  Butch Harmon, considerado uno de los mejores del mundo, y que ha colaborado con jugadores veteranos como Davis Love III, Fred Couples, Ernie Els y Chema Olazábal -que es quien le ha aconsejado acudir a Harmon-, y con otros profesionales del prestigio de Tiger Woods, Phil Mickelson y Adam Scott.

En todo caso, Quirós no va a dejar de contar con Pepín Rivero como entrenador fijo, con quien ha decidido dar este nuevo paso en su carrera golfística: "vamos a buscar la opinión de uno de los mejores entrenadores del mundo. Hablé con Butch y él está muy contento de poder trabajar conmigo. Ahora estamos pendientes de cuadrar agendas para vernos. Posiblemente será en diciembre", ha dicho el jugador nacido en la localidad gaditana de Guadiaro.

CRÓNICA DE LA SEGUNDA JORNADA

Fernández Castaño (-11), segundo a un golpe del Richard Bland en el Open de Italia. Álvaro Quirós no pasó el corte

La sombra de Butch Harmon no ha sido lo suficientemente alargada para que Álvaro Quirós, que piensa acudir al entrenador norteamericano en el próximo mes de diciembre para que le ponga a punto, pudiera pasar el corte en el BMW Open de Italia y con dos tarjetas de 68 y 75 golpes, para un acumulado de -1, se ha quedado fuera del torneo. Quirós se ha quedado fuera después de una mala segunda jornada, cuyo corte se ha establecido en -4, lo que es una muestra de la bondad del campo turinés donde se está disputando este torneo, último del Circuito Europeo antes de la Ryder Cup de Medinah, en Chicago.

El líder es el inglés Richard Bland, con un acumulado de -12, seguido, a un golpe, por cuatro jugadores entre los que se encuentra Gonzalo Fernández Castaño, con dos tarjetas de 68 y 65 (-11), que ya hizo la semana pasada muy buen torneo y que es uno de los favoritos para hacerse con este Open italiano cuyo patrocinador, la empresa alemana de coches BMW se ha colado de rondón en la cuna de la FIAT, y ha puesto sobre la mesa el 1.500.000 € que se reparten en Turín.

En el top ten también está otro español, Pablo Larrazábal, séptimo (-9). El decimocuarto es Rafa Cabrera (-8) y en un margen de cuatro golpes hay 21 jugadores que pueden aspirar a todo, a falta de dos jornadas.

En total, seis españoles pasaron el corte y figuran entre los 74 que jugarán el fin de semana en el Royal Park I Roveri, un par 72, a veinte kilómetros al noroeste de Turín, con vistas a los Alpes y que se está dejando hacer muchos birdies, aunque puede asomar las uñas en cualquier momento. Para empezar, el corte como queda dicho se estableció en -4 y lo pasaron, además de los tres ya citados, Jorge Campillo, el 36 (-6) y empatados en el puesto 64, el pelotón de los últimos, Chema Olazábal y Nacho Garrido (-4).

Se quedaron fuera Alejandro Cañizares, José Manuel Lara, el ya citado Álvaro Quirós, Pablo Martín y Carlos del Moral.

LOS EUROPEOS DE LA RYDER

Las dos primeras jornadas ha habido un partido de jugadores Ryder, formado por Francesco Molinari, Nicolas Colsaerts y Martin Kaymer. El mejor de todos, después de dos rondas, es precisamente el alemán, cuyo estado de forma preocupa tanto al capitán del equipo como a los aficionados. Kaymer es el 14 (-8), el italiano es el 22 (-7) y Nicolas Colsaerts, el 36 (-6).

CRÓNICA DE LA PRIMERA RONDA

El aura de Butch Harmon inspiró a Álvaro Quirós (-4) en la primera ronda del BMW Italian Open, con Sjöholm (-8) líder

Dicho y hecho: decir que se va a poner en manos de Butch Harmon en diciembre y recuperar el tiempo perdido -o ganado con ese mes de descanso del que ha disfrutado Álvaro Quirós-, todo ha sido uno. A su regreso a la competición, el de Guadiaro ha terminado con una tarjeta de cuatro golpes bajo el par 72 del Royal Park I Roveri, el campo turinés donde se disputa el BMW Italian  Open, y aunque lo ha hecho en la vigésima posición, tras la primera jornada, empatado con Gonzalo Fernández Castaño, sus sensaciones han sido buenas, especialmente después de empezar con dos bogeys en los primeros hoyos del recorrido, que para él fueron el 10 y el 11, ya que empezó su vuelta por el segundo recorrido del campo.

El primer líder del torneo es el sueco Joel Sjöholm, inconfundible con sus bombachos a lo Payne Stewart, que firmó una tarjeta de 64 golpes, ocho para el par del campo donde esta semana, del 13 al 16 de septiembre se celebra el BMW Italian Open by CartaSi, en el Royal Park Gol & Country Club, un par 72 de 6.660 metros, situado a veinte kilómetros al noroeste de Turín. Es el último torneo que se disputa en Europa antes de la Ryder Cup que se juega en Chicago en la última semana de septiembre.

En la competición participan once españoles, con la ausencia de Miguel Ángel Jiménez, que ha preferido tomarse un descanso. El primero de ellos es Rafa Cabrera (-5) que ha finalizado en la décima posición, diez puestos por delante de los citados Quirós y Castaño.

El cuarto de los españoles es Pablo Larrazábal, el 32 (-3) y en el puesto 47 aparecen empatados (-2) 33 jugadores, entre los que se encuentran Nacho Garrido, Jorge Campillo, Alejandro Cañizares y el capitán español de la Ryder Cup, Chema Olazábal.

Precisamente en ese -2 es en el que establece el corte provisional y fuera de él quedarían José Manuel Lara, el 80 (-1); Carlos del Moral, al par, en el puesto 100 y Pablo Martín (+1), el 115. En total participan en este torneo, dotado con 1.500.000 €, 156 jugadores de los que uno, Colin Montgomerie, se ha retirado.

ÁLVARO QUIRÓS CON BUTCH HARMON

Debido a su irregular juego en 2012 y a sus malos resultados, el gaditano  ha decidido trabajar con el conocido entrenador  Butch Harmon, considerado uno de los mejores del mundo, y que ha colaborado con jugadores veteranos como Davis Love III, Fred Couples, Ernie Els y Chema Olazábal -que es quien le ha aconsejado acudir a Harmon-, y con otros profesionales del prestigio de Tiger Woods, Phil Mickelson y Adam Scott.

En todo caso, Quirós no va a dejar de contar con Pepín Rivero como entrenador fijo, con quien ha decidido dar este nuevo paso en su carrera golfística: "vamos a buscar la opinión de uno de los mejores entrenadores del mundo. Hablé con Butch y él está muy contento de poder trabajar conmigo. Ahora estamos pendientes de cuadrar agendas para vernos. Posiblemente será en diciembre", ha dicho el jugador nacido en la localidad gaditana de Guadiaro.

No es posible comentar.