Torneos

Dustin Johnson (-24), ganador del WGC HSBC de Sanghai. Sergio García (-18), cuarto, firmó 63 golpes el domingo 3

 

 

(En la imagen, Dustin Johnson con la copa ganada en Sanghai. Bajo estas líneas, Ian Poulter, que defiende título, con Jason Dufner, Phil Mickelson, Rory McIlroy y Justin Rose, en el escenario en el que se representó la ópera china que formaba parte del acto de presentación del WGC-HSBC Champions. Foto: Getty Images, cedida por el European Tour).

 

 

 

Ver resultados y clasificación del WGC HSBS de Sanghai

 

 

Ver ranking de la Carrera hacia Dubai

 

 

No fue suficiente pero sí una gran vuelta. Sergio García firmó una tarjeta de 63 golpes, el domingo 3 de noviembre, para terminar con 18 golpes bajo par en el WGC HSBC que se disputó en Sanghai. Dustin Johnson (-24) fue el ganador de principio a fin, con tres golpes de ventaja sobre el segundo clasificado, Ian Poulter, y cuatro sobre Graeme McDowell. Lo curioso es que los tres primeros firmaron el domingo una tarjeta de 66 golpes, seis bajo el par del campo. Sergio, que finalmente ocupó la cuarta plaza, en solitario, sumó 263.181 € a su cuenta en el European Tour. El norteamericano logró con su victoria, un premio de 1.012.146 €. 

 

La ventaja del norteamericano, de 24 años, podría haber sido aún mayor, si en la segunda vuelta del sábado, su tarjeta no hubiera registrado dos doble bogeys, en el hoyo 10, par 4, y en el 18, par 5. A pesar de esos tropiezos, más bien chapuzones en los lagos del Sheshan International G.C., Johnson firmó un 66 que sumado a las dos tarjetas iniciales de 69 y 63 golpes y a la de 66 del último día, acanó con un total de veinticuagtro golpes bajo el par del campo.

 

 

 

LOS ESPAÑOLES, ASÍ ASÍ

 

Sergio García terminó cuarto y el primero de los tres españoles que han jugado en Sanghai. El castellonense (70, 68, 69 y 63) fue de menos a más en este WGC HSBC, el segundo torneo, dotado con 8.500.000 $, de las Series Finales del Circuito Europeo. 

 

Gonzalo Fernández Castaño, con el que empataba Sergio tras la segunda jornada, era decimocuarto (-8), en solitario, al firmar una vuelta de 70 golpes en la tercera ronda, pero un 76 el último día le hizo bajar hasta la posición 39 (-4). Dijo el madrileño, al ganar la semana pasada en la misma ciudad china donde se ha disputado el HSBC, que le gusta el país y que se le da bien jugar allí. Y no le faltaba razón, como lo ha demostrado esta semana, aunque la última jornada no le fue muy propicia.

 

El tercero de los españoles participantes en Sanghai, Miguel Ángel Jiménez (+7) no anda fino como demuestran sus tarjetas de 75, 76, 70 y 72, en un campo que nunca se le da bien. El Pisha terminó en el puesto 74, de los 78 jugadores participantes, sin corte. 

 

 

Rory McIlroy, que parece haber vuelto por sus fueros después de su triunfo el lunes 28 de octubre en el match/pachanga que le enfrentó a Tiger Woods, también en China, ocupa (65, 72, 67) la cuarta posición, empatado (-12), aunque a seis golpes del líder.

 

McIlroy, que sigue teniendo problemas con el driver, no baja del top ten. Se espera que después de sus rumores de ruptura con Caroline Wozniacki, desmentidos por la tenista, el norirlandés pueda recuperar el tiempo perdido en este 2013, aunque en Sanghai ha ido de más a menos y hay que esperar a la tercera jornada para saber como reacciona tras el 72 del segundo día.

 

En el tee de salida del Sheshan Internacional (par 72) de Shangai, están casi todos los mejores jugadores del mundo. Hay ausencias como la de Tiger Woods, que viajó a China para jugar la pachanga del lunes 28 de octubre con Rory McIlroy, como queda dicho (ver información en esta misma página), pero que se volvió a los Estados Unidos. Eso sí, regresará para disputar el Turkish Open de la primera semana de noviembre, tercero de los torneos de las Series Finales del European Tour. 

 

Destacó en la primera ronda la mala suerte de Phil Mickelson, que iba -6 en el hoyo 7, a falta de dos hoyos, ya que salió por el hoyo 10, y que firmó un 9 en el hoyo 8, par 5, después de irse dos veces al agua debido al fuerte retroceso que le imprimió a sus bolas, y que en el 9, el par 4 más difícil del campo, también se fue al agua, aunque pudo terminar con un bogey que le hizo bajar (-1), desde la segunda plaza a salir del top veinte. En la segunda vuelta del viernes, Mickelson se recuperó con un 68, pero en la tercera del sábado no bajó del par del campo y es vigesimosegundo (-5).

 

 

No es posible comentar.