Torneos

Chema Olazábal repitió el «milagro de Medinah» en China. Europa ganó (8.5 & 7.5) a Asia y recuperó el Royal Trophy

 

 

 

(En la imagen, junto a estas líneas, el equipo europeo. Debajo, Álvaro Quirós. Más abajo, Y.E.Yang, capitán del equipo asiático y Chema Olazábal, responsable del europeo).

 

Ver resultados del Royal Tropy 2013

 

 

Chema Olazábal lo consiguió otra vez. Gracias a su estrategia en los ocho partidos individuales que cerraban el Royal Trophy, el equipo europeo remontó el 5 & 3 en contra con el que terminaron las jornadas de dobles, el viernes 20 y el sábado 21 de diciembre y logró el triunfo final por un resultado de 8.5 & 7.5, gracias a las cinco victorias de individuales y al empate conseguido por Álvaro Quirós, en su partido contra el coreano K. T. Kim.

 

Y. E. Yang, el capitán coreano había colocado a sus tres mejores jugadores en los tres primeros partidos individuales. Por su parte, Olazábal arriesgó al poner a los ganadores de Medinah en el primer y último partido y digo que arriesgó porque, como Europa necesitaba remontar dos puntos de desventaja, podría ser que el encuentro final, el de Nicolas Colsaerts ya no sirviera para nada.

 

Pero la estrategia de Chema dio resultado y aunque se perdieron los dos primeros partidos, en los que participaban los escoceses Lawrie y Gallacher y sobre el equipo europeo cayó una pesada losa de 7 & 3, cuando aún faltaban por jugar seis individuales, los de Chema se levantaron de la dura caída y ganaron cinco de los seis partidos que quedaban. El empate de Álvaro Quirós fue suficiente para que ese medio punto diera la victoria final a los europeos.

 

 

 

RESULTADOS DE LOS PARTIDOS INDIVIDUALES DEL DOMINGO 22

 

 

Kiradech Aphibarnrat a Paul Lawrie (3 & 2)

Thongchai Jaidee a. Stephen Gallacher (4 & 2)

Marc Warren a Ryo Ishikawa (1 up)

David Howell a H.S. Kim (1 up)

K.T. Kim – Álvaro Quirós (A/S)

Thorbjorn Olesen a Wu-Ashun (3 & 2)

Bernd Wiesberger a Hiroyuki Fujita (3 & 2)

Nicolas Colsaerts a Lian Wen-chong (2 up)

 

 

 

Álvaro Quirós

 

 

CINCO VICTORIAS EUROPEAS EN SIETE EDICIONES

 

Con este resultado del combinado europeo capitaneado por José María Olazábal, el equipo europeo ha sumado su quinto título en siete ediciones de competición. El pasado año, en Bahrein, los asiáticos lograron el Royal Trophy en un atípico play off, después de terminar empatados con los europeos (8 & 8)

 

Tras las dos primeras jornadas, el combinado asiático lideraba la prueba por 5-3. La primera jornada, la de los foursomes, se saldó con un 3-1 favorable a Asia, mientras que los fourballs de la segunda manga terminaron con un reparto de puntos (2-2) que alimentaba las opciones de remontada europea. En estas dos jornadas, Álvaro Quirós sumó medio punto en compañía del belga Nicolas Colsaerts.

 

El equipo europeo, capitaneado por Chema Olazábal, sigue sin levantar cabeza en el Royal Trophy, y después de jugar los ocho partidos de dobles en las jornadas del viernes 20 y sábado 21, pierden (5 &3) ante el equipo asiático de Y. E. Yang, por (5 & 3).

 

Y aún podría haber sido peor, pero en los hoyos finales de los foursball de la segunda jornada, los europeos pudieron reducir la ventaja a un solo punto con lo que los ocho partidos del domingo 22 serán decisivos para el resultado. Los asiáticos necesitan 3.5 puntos para conseguir la victoria, mientras los europeos tendrán que ganar cinco partidos y empatar otro para alzarse con el triunfo.

 

Si en la primera jornada, en la que se disputaron cuatro partidos de foursome, con tres victorias muy claras de los asiáticos y con solo una victoria por parte de los europeos, la de la pareja formada por David Howell y Marc Warren, que ganaron (2 & 1) a los chinos Ashun Wu y Weng-chong Liangt, en la segunda, de fourball, las cosas fueron algo mejor para los europeos que, en cualquier caso no encontraron facilidades en los greenes del Dragon Lake Golf Club de Guangzhou, más conocida por su nombre en español, Cantón, capital de la provincia de Guangdong, al sur de China, a solo 180 kilómetros de Hong Kong.

 

Álvaro Quirós que perdió (4 & 2) el partido de foursomes de la primera ronda, que jugaba con Thorbjorn Olesen, no jugó nada bien en esa cita inicial del torneo, como tampoco lo hizo su compañero. Nunca tuvieron opciones, ni siquiera de lograr un empate, ante los coreanos Kim K. T. y Kim H. S.

 

BUENA REMONTADA DE QUIRÓS Y COLSAERTS

 

En la segunda ronda, de fourballs, Quirós, con Nicolas Colsaerts como compañero, no empezó nada bien. Es más, durante todo el partido, sus rivales, otra vez la pareja coreana formada por los dos Kim, ya citados, estuvieron por delante y, a falta de dos hoyos, se encontraban dormies ante los europeos. Sin embargo, los europeos ganaron el par 3, del hoyo 17 y Álvaro fue el artífice del birdie en el hoyo 18, par 4, con un segundo golpe maravilloso que le propició el putt con el que lograron medio punto que, a la larga puede ser decisivo para el triunfo final.

 

Paul Lawrie y Stephen Gallacher cedían el primer punto del sábado (2 & 1) ante los tailandeses Thongchai Jaidee y Kiradech Aphibarnrat. Los escoceses no jugaron mal ya que hicieron nueve bajo el par 72 del campo, mientras los tailandeses hicieron solo cinco. Lo malo es que mientras los europeos firmaban birdies en el mismo hoyo, los tailandeses iban alternando sus buenos resultados bajo par y llegaron hasta el hoyo 17 para conseguir la victoria, después de que Lawrie fallara un putt de dos metros en ese citado par 3.

 

Thorbjorn Olesen y Bernd Wiesberger ganaron su punto (2 & 1) ante los japoneses Ryo Ishikawa e Hiroyuki Fujita en un partido muy igualado. El tercer punto del día se lo repartían los chinos Liang y Wu y los británicos David Howell y Marc Warren, que perdieron un encuentro que tenían ganado con dos hoyos arriba y dos por jugar, pero la reacción de los chinos con birdie en el hoyo 17 y el mal juego de los europeos en el 18, donde no pudieron ni con el par, permitió que los asiáticos arañaran medio punto más. 

 

 

EL ROYAL TROPHY 

 

El Royal Trophy es un torneo creado por Severiano Ballesteros, que se ha desarrollado en Tailandia desde 2006, y que enfrenta a jugadores de Europa contra profesionales de Asia, en un formato tipo Ryder Cup, las competición celebra su séptima edición en China, del 20 al 22 de diciembre, y despide, aunque de forma extraoficial, ya que no pertenece al Circuito Europeo ni al Asiático, el año golfístico 2013.

 

José María Olazábal es el capitán del equipo europeo que ha ganado cuatro de las seis ediciones disputadas, las cinco primeras en Tailandia, en el Amata Springs de Bangkok, donde la pasada semana ganó Sergio García, y la sexta, el pasado año, en Brunei, lugar en el que terminó victorioso el equipo asiático, aunque necesitara un extraño play off para determinar quien era el ganador, después de finalizar el torneo empatados. Chema tendrá que «poner las pilas» a sus jugadores para que mejoren su rendimiento en los cuatro partidos de fourballs del sábado 21.

 

 

El equipo europeo cuenta con otro español, Álvaro Quirós. Junto al de Guadiaro figuran en el equipo europeo, el belga Nicolas Colsaerts, uno de los héroes del “Milagro de Medinah”, el inglés David Howell, que jugó la primera edición del Royal Trophy, a las órdenes de Seve Ballesteros y que fue uno de los destacados de la Ryder Cup de 2006; el austriaco Bernd Wiesberger, ganador del Ballantine’s Championship de Korea; y el trío escocés compuesto por Paul Lawrie, Stephen Gallacher y Marc Warren.

 

Olazábal aseguró en la presentación del torneo: “es un honor capitanear por tercera vez al equipo europeo y tengo ganas de que se dispute este gran enfrentamiento. El golf profesional asiático sigue experimentando espectaculares mejoras y soy consciente de la potencia del equipo asiático de este año. No obstante, viajamos a China para ganar y devolver este gran trofeo a Europa, ya que fueron los asiáticos los que ganaron la anterior edición”.

 

Y. E. Yang, capitán del equipo asiático cuenta con los japoneses Hideki Matsuyama, Ryo Ishikawa e Hiroyuki Fujita, los tailandeses Kiradech Aphibarnrat y Thongchai Jaidee, los chinos Ashun Wu y Weng-chong Liang, y los coreanos H. S. Kim y K. T. Kim.

No es posible comentar.