Torneos

Bernd Wiesberger (-19), profeta en su tierra, ganador del Open de Austria. Pablo Larrazábal, en el top ten

(En la imagen, Bernd Wiesberger, ganador en el Diamond Country Club austríaco. Foto: Getty Images, cedida por el European Tour).

 

Ver resultados y clasificación del Open de Austria

Bernd Wiesberger, el jugador austríaco de 26 años ha conseguido al ganar el Open de Austria, su segundo triunfo de este año en el European Tour y lo ha hecho de manera brillante, en su propia tierra. Con cuatro tarjetas de 71, 66, 67 y 65, con un acumulado de 19 bajo el par 72 del Diamond Country Club, situado en la localidad austríaca de Atzenbrugg, se ha alzado con una victoria muy trabajada, gracias a su últimos nueve hoyos que ha finalizado en treinta golpes, en el Lyoness Open Powered by Greenfinity, como se llama este torneo austríaco dotado con 1.000.000 €. Además de la gloria de triunfar en casa, Wiesberger, ha logrado una bolsa de 166.660 €.

La anterior victoria de Wiesberger fue en abril de este mismo año, en el Ballantine's Champioship, celebrado en Corea. Tras el jugados austríaco han terminado empatados (-16) en la segunda posición, el irlandés Shane Lowry y el veterano francés Thomas Levet, que está jugando bien a estas alturas de la temporada, después de quedarse en la cuneta durante muchos tornes de este año.

El danés Thorbjorn Olesen, que partía líder en la cuarta jornada, con tres golpes de ventaja, no supo mantener el control de su juego y con una tarjeta de 74 golpes, nueve golpes más que el ganador, tuvo que conformarse con la quinta plaza y un acumulado de -14.

PABLO LARRAZÁBAL, EN EL TOP TEN

El primero de los seis españoles que pasaron el corte del jueves, en este torneo que se ha disputado del 25 al 28 de abril, ha sido Pablo Larrazábal, con cuatro tarjetas de 64, 76, 68 y 69 y un acumulado de 11 bajo par, en el puesto décimo. Lástima del 76 de la segunda ronda, porque el catalán mereció más en un torneo en el que la lluvia de la jornada del jueves le jugó una mala pasada.

Tras Pablo los siguientes españoles se clasificaron como sigue: en el puesto 40 (-3), Nacho Garrido, Jorge Campillo y Eduardo de la Riva; el 49, Agustín Domingo (-2), y en el 57, Carl Suneson, al par.

Los organizadores de este torneo austríaco anticiparon la jornada inaugural del jueves, como es habitual en el Tour Europeo, al miércoles, para poder acabar el sábado 28 y dejar un día más para viajar y descansar, a los posibles jugadores que fueran a Austria y que tuvieran que ir también al Bridgfestone. Lo malo de la decisión es que… ninguno de los presentes tienen plaza en el torneo norteamericano y el anticipo no les ha servido para nada. Otra vez será.

CRÓNICA DE LA TERCERA RONDA

Thorbjorn Olesen (-16), primero en el Open de Austria, otro líder fumador en el European Tour. Larrazábal, decimotercero (-8)

Thorbjorn Olesen (-16), con tres tarjetas de 64, 68 y 68 golpe es, a falta de la jornada del sábado 28, el líder del Lyoness Open Powered by Greenfinity, que se está jugando en el Diamond Club de la localidad austríaca de Atzenbrugg. El danés, ganador este año ya en Sicilia, está jugando muy bien, como demostró al quedar noveno, al par, empatado con Miguel Ángel Jiménez entre otros jugadores, la semana pasada en el Open Championship. Olesen, con solo 22 años, no es muy alto, pero sus brazos musculados reflejan las muchas horas de gimnasio que dedica a su fortalecimiento. Lástima que tenga un vicio, el tabaco, muy común entre los jugadores del European Tour, que le obliga a fumar durante el recorrido.

(FUMADORES ¿HASTA CUANDO?

"¿Hasta cuando en el Royal & Ancient o en la USGA van a esperar para prohibir el tabaco en los recorridos de golf? Esperarán a ver el poco edificante espectáculo de los golfistas olímpicos en 2016, en Brasil, dándole caladas a un cigarrillo a escondidas mientras esperan su turno para dar un golpe? Mucho preocuparse del anclaje en el cuerpo del putt escoba, que parece prohibirán en 2014 y poco hablar de este vicio tan extendido entre muchos jugadores que, aunque no esté considerado como dopaje es una fórmula clara de tomar ventaja sobre otros rivales, ya que los fumadores utilizan el tabaco para calmar sus nervios durante el recorrido. El golf es un deporte en el que se hacen muchas trampas, sobre todo a nivel amateur, donde no hay árbitros, ni público, ni televisión, y fumar durante una competición es, lisa y llanamente, una forma como otra cualquiera de hacer TRAMPAS").

 

THOMAS LEVET, UN VETERANO AL ACECHO

Segundo (-13), a tres golpes del danés es el sueco Rikard Karlberg, que compartirá con el danés el partido estelar. La tercera posición es para el veterano francés Thomas Levet (-12), empatado con otros tres jugadores.

Pablo Larrazábal (64, 76, 68), el primer español, ocupa el puesto decimotercero (-8), pero su distancia de ocho golpes con el líder le hace prácticamente imposible optar a la victoria, aunque nunca se sabe. Ha sido una lástima porque el catalán, colíder con Olesen (-8) en la primera ronda, se hundió en la segunda con un 76 y jugó muy mal la primera parte de su tercera vuelta, el viernes. Sin embargo, Pablo supo rehacerse en los segundos nueve hoyos que finalizó con 30 golpes y seis birdies, cinco de ellos consecutivos, del hoyo 10 al 14. Toda una hazaña. Lástima que sea demasiado tarde para llevarle a los puestos de cabeza.

Los torneos de golf no se ganan en la primera ronda, pero sí se pueden perder. Ese es el sentir general y la lógica llevada a un deporte que no es nada previsible. Pablo Larrazábal (-8) era colíder, junto al joven danés Thornbjorn Olesen, después de firmar la mejor vuelta de su carrera (64) en el Tour Europeo, en el  que ha empezado a jugarse el miércoles 25 de julio y que terminará el sábado 28, en el Diamond Golf Club, en la localidad austríaca de Atzenbrugg, pero los fenómenos meteorológicos le han impedido continuar con su progresión de la primera vuelta y le han hecho perder muchas opciones de victoria con sus cuatro golpes sobre el par 72 del campo, en la segunda ronda. Mientras,

Larrazábal es uno de los ocho inscritos en este torneo que reparte 1.000.000 € y al que han acudido pocos nombres relevantes del golf europeo, ya que la semana pasada jugaron el Open Championshio en Inglaterra y la próxima tienen una cita con el Bridgestone Invitational, en Akron, Ohio, en los Estados Unidos. 

 

LOS OTROS SIETE ESPAÑOLES

Del resto de los españoles participantes en Austria, hasta ocho, otros cinco, además del catalán pasaron el corte: Agustín Domingo, Carlos Suneson, Nacho Garrido, Jorge Campillo y Eduardo de la Riva.

Fuera se quedaron José Manuel Lara, ganador de este torneo en 2010 y Raúl Quirós que fue uno de los 13 jugadores, retirados o descalificados, tan solo dos jornadas después del comienzo del Open de Austria.

No es posible comentar.