Torneos

Eduard Rousaud: del eagle del hoyo 1, en el US Open, al +21 que le dejó fuera del corte

(Movistar Golf 59 ofrece el US Open (17-20 de septiembre), que se disputa en el Winged Foot GC (Mamaroneck, NY, EEUU), viernes y sábado, a las 18.00 horas, y el domingo, a las 19.00, una hora menos en Canarias).

Resultados completos

El segundo ‘major’ del año, y primero de la temporada del PGA Tour 2020/21, el US Open (17-20 septiembre) ya está aquí. En el campo neoyorquino de Winged Foot -exigente como pocos, tal y como ha quedado demostrado en otras ocasiones- se celebra una de las ediciones más esperadas por los aficionados, tras su aplazamiento por la pandemia hasta las fechas actuales.

Uno de los muchos alicientes para los aficionados españoles, al margen de la presencia de cuatro profesionales: Rahm, García, Cabrera y Otaegui, era contemplar como se desenvolvía un joven amateur como Eduard Rousaud, convocado como uno de los mejores del ranking mundial amateur.

A sus 20 años, el barcelonés se clasificó para jugar el US Open tras obtener una de las plazas que otorgaba la USGA para compensar la ausencia de golfistas aficionados, al no habese podido disputar ningún torneo de clasificación debido a los problemas sanitarios en el mundo.

Rousaud jugó las dos primeras rondas con el norteamericano Adam Long y el francés Michel Lorenzo-Vera. Y no pudo empezar mejor ya que inició el torneo con un eagle en el hoyo 1, con lo que ya tenía, no solo su momento de gloria, sino una anécdota importante que contar a sus nietos en el futuro… si es que los tiene.

Claro que ya se sabe lo de el «golf y la madre que lo parió» porque, como era de esperar, conociendo la lógica del golf, del «birdie se pasó al mierdi», aunque en este caso el birgie fuera un eagle.

Las dos jornadas se le hicieron bola al joven catalán y con dos tarjetas de 76 y 85 golpes, acabó en el puesto 143, penúltimo, lo que no le impidió llevarse consigo el farolillo rojo virtual, ya que el norteamericano Andrew Putnam terminó el 144 pero porque se retiró de la prueba.

En todo caso, una magnífica experiencia la de Eduard que no tiene por qué avergonzarse de esa posición, ya que solo la participación en el US Open es lo suficientemente importante como para sentirse orgulloso de haber compartido dos jornadas con los mejores jugadores del mundo.

Además, con su +6 de la primera ronda en Winged Foot, ocupaba el puesto 120, empatado en un grupo de 12 jugadores entre los que figuraban nombres tan importantes como Graeme McDowell y Collin Morikawa, y por delante, y bastan dos ejemplos para dar importancia al +6 de Eduard, de Rasmus Hojgaard (+7), el danés de 19 años que tiene dos victoria en el European Tour, la última el 30 de agosto en el UK Championdhip, y de Phil Mickelson (+9) que figura en el puesto 142, la antepenúltima posición.

Lástima que el largo brazo de la USGA forzara la preparación del campo en la segunda ronda y el barcelonés firmara un 81 que le dejó fuera de la clasificación, pero, aunque no sirva de consuelo, jugadores tan importantes como Tiger Woods y Sergio García tampoco estarán el fin de semana en el US Open. (Ver más información en esta misma página web).

Rousaud jugaba en Winged Foot su primer torneo profesional y es el quinto español que disputa un Major como aficionado. Antes lo hicieron Jon Rahm, que jugó el US Open en 2016; José María Olazábal (1984) y Alejandro Larrazábal (2002). Sergio García participó en el Open, en 1966, clasificado como campeón de Europa.

No es posible comentar.