Noticias

Los alumnos de Brea de Tajo con Jon Rahm

 

 

(En la imagen, y bajo estas líneas, los niños golfistas del Colegio Rural de Brea de Tajo rodean a Jon Rahm, con el que charlaron durante su visita a Valderrama y al que lograron hacer sonreir en las dos jornadas en las que ha participado en un torneo que le ha dado para pocas alegrías. Foto: Bosco Martín).

 

Gracejo, desparpajo, elocuencia e ilusión son cuatro magníficas bazas cuando hay que convencer. Si esas armas las esgrimen con soltura unos niños cargados de razón y buenas intenciones, no es de extrañar que sus interlocutores caigan rendidos.

Eso es lo que volvió a suceder viernes 20 de octubre, con los alumnos del Colegio Rural Agrupado Los Olivos de Brea de Tajo, un pueblo madrileño de 560 habitantes que cada vez acapara más titulares gracias a la iniciativa de estos niños. 

Hace ya cuatro meses que se inauguró en su patio de colegio un putting-green fruto de un proyecto ideado por ellos -a través de la iniciativa mundial ‘Design for Change’ en la que colabora la Fundación Telefónica-, y sufragado por varias instituciones.

Dieciséis alumnos de Brea de Tajo vivieron el golf en mayúsculas durante la segunda jornada del Andalucía Valderrama Masters-Fundación Sergio García en un viaje organizado por la Federación de Golf de Madrid, y también tuvieron la oportunidad de comunicar a Nathan Homer, director comercial y de marketing del European Tour, su deseo de construir tres hoyos en su pueblo para seguir disfrutando de las bondades de este deporte.

Los chavales han recorrido las instalaciones del RC Valderrama, se han comportado como auténticos profesionales en una improvisada rueda de prensa con su anfitrión, Nathan Homer, han visto a los mejores golfistas en acción y han podido cumplir un sueño más: hacerse fotos con algunos de los jugadores a los que admiran e incluso abrazar a sus héroes, Jon Rahm y Sergio García, que a su vez les transmitieron su cariño. “Haré todo lo que pueda por ayudar; es lo más increíble que he escuchado estos días”, resumía el jugador vasco, visiblemente emocionado. Las sonrisas siguen abriendo puertas y estos niños cada vez tienen más cerca alcanzar su nuevo objetivo.

No es posible comentar.