Torneos

Nueva York: Dustin Johnson venció, en play off, a Jordan Spieth. Jon Rahm (-9), tercero

 

 

 

 

 

Ver leaderboard The Northern Trust

 

Dustin Johnson remontó y venció, en play off, a Jordan Spieth, en Nueva York. Jon Rahm (-9), acabó tercero, a 4 golpes del ganador del Northern Trust, el primero de los play offs de la FedEx Cup, finalizado el domingo 27 en Nueva York.

La primera lectura, para los aficionados españoles, de estos resultados, es la confirmación de que el español, de 22 años, con apenas una temporada de profesional, está a la altura de los golfustas más grandes del momento. Su tercer puesto en este primer play off del PGA Tour, así lo avala -además de su trayectoria durante la temporada-. El vasco (68, 68.67 y 68) realizó un torneo con muy pocos fallos, y acabó con un extraordinario putt de seis metros, en el complicado hoyo 18 del Glen Oaks Club (par 70), lo que le dejó, acompañado por el venezolano Jhonattan Vegas, en esa tercera posición, a solo cuatro golpes del número 1 del mundo, al final vencedor, y del número 3; con tres golpes de ventaja sobre el quinto clasificado, Paul Casey (-6) y cuatro sobre los empatados (-5) en la sexta posición, entre los que se encontraban Justin Thomas y Jason Day.

Rahm es ya quinto en el ranking mundial y quinto en la FedEx Cup… y con 11 años menos que Johnson. Además, el vasco ya es el primer español en el ranking del mundo, ya que ha superado a Sergio García que, al no disputar el Northern Trust y no sumar puntos, ha descendido a la séptima posición.

SPIETH «SE DEJÓ» REMONTAR

Naturalmente, él no quería, oiga, pero los hechos son incontestables: a falta de la jornada del domingo 27 en el Northern Trust, en Nueva York, Jordan Spieth era líder, con tres golpes de ventaja, sobre Dustin Johnson, su compañero del partido estelar. Al principio, todo iba bien para Spieth, hasta que firmó un doble bogey en el hoyo 6, par 3, que dio que pensar al jovben Jordan. Para más inri, un bogey en el hoyo 9, dejó las cosas casi en tablas. Y escribo casi porque al hoyo siguiente, el 10, un birdie de Dustin, por un paar de Jordan, puso el empate en la clasificación. En 10 hoyos, Johnson le había remontado la distancia de tres golpes al hasta entonces líder.

Un birdie en el 14 parecía que ponía de nuevo las cosas en el sitio que Jordan quería, pero la respuesta, también en forma de birdie, de Dustin, en el 15, volvió a la igualdad. De ahí hasta el 18, todo empatado.

Y fue en el 18 donde Jordan perdió su fusil, es decir, la posibilidad de victoria: mientras Johnson mandaba su bola de drive al rough denso de la derecha, Jordan la llevaba al centro de la calle. Dustin jugó corto y llegó de tres a green, con su bola a cuatro metros de la bandera. Spieth desaprovechó la oportunidad y de segundo golpe, con un hierro seis, se pasó de green y pateó desde una distancia casi imposible para el birdie: total, el par. Y ahí fue donde Johnson ganó el partido. Embocó su putt y salieron al desemparte en el hoyo 18.

Y los dos «cogieron su fusil». Pero mientras Jordan daba un buen golpe, similar al del hoyo 18 anterior, Dustin cambió su fusil por un cañón, pegó un driver para que la bola atravesara el lago que hay a la izquierda de la calle e hizo de vuelo 310 yardas, algo así como 270 metros; le sacó 40 metros a Jordan y se dejó la bola en el mismo sitio en que la tenía después de dos golpes, solo unos minutos antes. Luego dicen que el drive da la gloria… y la victoria, cuando se pegan golpes como este.

Jordan, con el hierro seis, la dejó pegada al collarín del green, pasada la bandera, y a unos cuatro metros del hoyo. Luego, Spieth, con el sand wedge, la dejó dada. Y ahí se acabó la historia.

La cara de Jordan anunciaba la tragedia que se había consumado. «Lo ganó él», dijo al final, pero lo cierto, es que aunque lo ganara Johnson, Jordan le dio muchas facilidades. ¡Otra vez será!

Quizás dentro de unos días (1 – 4 septiembre), en una semana a caballo entre dos meses, y con el Dell Technologies Championship, segundo de los play offs, dotado también con 8.500.000$, que comienza en viernes, ya que el día 4, lunes, es el Día del Trabajo en los Estados Unidos y por eso se aprovecha la festividad para jugar la última ronda del torneo.

Allí, en Boston, Massachussetts, estará los 100 mejores de la FedEx, esta vez con Sergio García en liza -además de Rahm y Cabrera, que busca revancha-, y con McIlroy, que defiende título y que intentará quitarse la espina del +2 que le ha dejado en el puesto 34 del Northern Trust. También estará Hideki Matsuyama, líder de la FedEx Cup, que con +3 no pasó el corte del primer play off.

LAS SERIES FINALES

El Northern Trust primero de los cuatro torneos de estas Series Finales, con las que termina la temporada del PGA Tour 2016/17 -al margen de la Presidents Cup que se disputará al finalizar estas cuatro pruebas- se jugó (24 – 27 agosto) en el Glen Oaks Club (par 70), en la localidad de Old Westbury, en el estado de  Nueva York.

Cada uno de los cuatro torneos de estas Series Finales, tiene 8.750.000 $ en premios y la primera prueba la ganó el pasado año Patrick Reed, que se embolsó 1.530.000 $.

 

No es posible comentar.