Torneos

Nadie pudo con Rory: ganó (-16) el US PGA, con Mickelson a un golpe. Sergio (-3), a la baja no pudo mejorar

 

 

 

Ver leaderboard del US PGA Championship

 

 

 

us pga chapship logo 14

 

 

Rory McIlroy (-16), logró la victoria en el US PGA Championship, el cuarto Major del año, con un golpe de ventaja sobre Phil Mickelson, dos sobre Rickie Fowler y Henrik Stenson, y cuatro sobre Jim Furyk y Ryan Palmer.

 

Sergio (-3) terminó con una tarjeta de 73 golpes, dos sobre el par del campo y no pudo recuperar su putt perdido durante toda la jornada. Acabó el 36. Tampoco le fue bien a Gonzalo Fernández Castaño que acabó el 59, al par. Lo peor fue para Rafa Cabrera, que firmó 80 golpes y tuvo el dudoso honor de finalizar portando el farolillo rojo en el puesto 74 (+10).

 

LA ÚLTIMA JORNADA

 

En la última ronda del US PGA Championship, el domingo 10 de agosto, en Valhalla G.C., en la localidad de Louisville, en Kentucky, deslucida por la mucha lluvia caída, Rory McIlroy jugaba con el austriaco Bern Wiesberger, en un duelo europeo que no lo fue tanto, ya que los americanos se encargaron de ponerle las cosas complicadas al norirlandés, sobre todo Mickelson y Fowler, pero que no pudieron impedir que McIlroy se alzarfa con el cuarto Major del año. McIlroy (66, 67, 67 y 68), siguiera en la línea de hace varias semanas y lograra su tercer triunfo consecutivo, después del Open de Liverpool y del WGC de Ohio.

 

LA TERCERA RONDA

 

Si la cumbre europea con los dos jóvenes de cabeza, no hubiera tenido el suficiente atractivo para los espectadores del sábado, especialmente para los norteamericanos, ahí están tras el dúo del partido estelar -antes en el tiempo porque estarán delante en el tee de salida-, el otro joven que es tercero, Rickie Fowler (-11), a dos golpes del líder, al que también pisan los talones (-10), el el único veterano de los cinco primeros, Phil Mickelson, que quiere hacer olvidar la retirada de Tiger, empatado con otro nuevo valor australiano, Jason Day, que ha vuelto con bríos renovados después de pasarse tres meses en el dique seco, debido a una lesión. Al final, ya se sabe el resultado definitivo, con Rory McIlroy como número 1 del mundo, lugar del que parece va a ser muy difícil bajarle.

 

Sergio García perdió su posición de número 3 del mundo después de su actuación en Valhalla. Aunque Sergio se recuperó algo gracias a su tercera ronda de 66 golpes, ya fue demasiado tarde. Luego, en la cuarta ronda, el castellonense, jugando muy bien de tee a green, pero regañado con el putt, fue cediendo posiciones hasta ese puesto 36, ya citado.

 

TIGER, TOCADO Y HUNDIDO

 

En la segunda jornada del PGA, Tiger se derrumbó y, sin posibilidades físicas, ni mentales y con su juego errático que estaba en otra parte, pero no en el campo de Valhalla, firmó dos tarjetas de 74 golpes para un total de +6 y quedarse fuera del corte. Lástima. El error de Tiger fue haber ido a jugar este PGA, para el que no se encontraba en condiciones. (ver más información en esta misma página.

 

Dos españoles, de los cinco que iniciaron el torneo, Miguel Ángel Jiménez y Pablo Larrazábal no pasaron el corte, tal y como se auguraba tras la primera jornada. Hay que destacar la profesionalidad de Larrazábal que salió a jugar a pesar de sus molestias físicas, en una muñeca y una pierna, y aunque iba con 8 golpes más del campo, jugó una buena segunda vuelta de 69 golpes, dos bajo el par 71 de Valhalla.

 

Finalmente, el corte, establecido en +1, lo superaron 74 jugadores, entre los que no estaban Martin Kaymer, Tom Watson y Jordan Spieth, entre otros muchos y buenos jugadores.

 

EL ÚLTIMO  MAJOR DE LA TEMPORADA

 

El US PGA Championship, cuarto y último Major del año, se disputa del 7 al 10 de agosto en Valhalla Golf Club (par 71), en la localidad de Louisville en el estado de Kentuky. El torneo reparte 10.000.000 $ en premios, de los cuales el ganador, que el año pasado fue Jason Dufner, se llevará 1.800.000, lo que iguala la cantidad que se lleva en The Players.

 

Tras la primera ronda de este Grande que es donde tienen más posibilidades los jugadores que no son favoritos, había tres colíderes (-6) inesperados. Uno de ellos era Lee Westwood, que no lleva una buena temporada y que nunca ha ganado un Major, a pesar de haber jugado 67 Grandes y haber terminado once veces en el top ten. Westwood es el segundo jugador que más torneos del Gran Slam ha disputado, a excepción de Colin Montgomerie, que jugó 72, sin ningún trunfo y que, aunque está presente en Valhalla se dedica ya al Circuito Senior. Westwood -bajo estas líneas- quiso pero no pudo y ya en la segunda ronda desapareció del mapa de los que aspiraban al triunfo.

Lee Westwood 09

Jason Dufner, el defensor del título, solo aguantó 10 hoyos y se retiró debido a sus problemas de cervicales que, posiblemente, le obliguen a pasar por el quirófano, lo que le impediría viajar a Escocia para jugar la Ryder. Más problemas para Tom Watson que, a sus 64 años firmó un 72 la primera ronda y con (+1), está en en el puesto 79, igual que Steve Stricker, ambos compañeros de partido de Sergio García.

 

TOM WATSON ESPÍA A SERGIO

 

Tom Watson y Sergio García jugaron juntos las dos primeras rondas, acompañados por otro veterano, aunque no tanto, Steve Stricker. ¿Querría Watson, como capitán del equipo norteamericano que es, espiar al español para ver como se comporta en el campo y así saber contrarrestar su juego que será fundamental en el equipo europeo de la Ryder Cup de Septiembre? ¿Se lleva además de compañero a Stricker, que es uno de sus vicecapitanes para que también tome nota?

 

Preguntas capciosas y especulaciones al margen, se sabe ya que el US PGA Championship cambiará de fechas en 2016 para no coincidir con la competición golfística de los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro. Se disputará, del 28 al 31 de julio, en Baltusrol, en Nueva Jersey.

 

 

No es posible comentar.