Noticias

Tom Watson, de 63 años, será el capitán del equipo americano de Ryder Cup 2014, en el campo escocés de Gleneagles

Tom Watson, de 63 años, ganador de ocho Majors, ha sido nombrado capitán del equipo norteamericano para la Ryder Cup que se disputará en el campo escocés de Gleneagles, el próximo 2014.

 

Watson, nacido en Kansas City, repite en el mando de la selección, ya que fue el capitán de los norteamericanos en 1993, cuando ganaron (13 / 15) en The Belfry. última vez en la que los americanos vencieron en terreno europeo. Precisamente la Copa se quedó entonces en poder de los estadounidenses gracias a un último putt de Davis Love III, el mismo que estaba al frente del equipo en la pasada edición de Medinah, en Chicago, cuando los “doce de Olazábal” se impusieron “milagrosamente” a los norteamericanos en la última jornada individual.

Tom Watson será el capitán más veterano en la historia de la competición. Nacido el 4 de septiembre de 1949, tendrá 65 años cuando intente recuperar la Ryder Cup para los norteamericanos. Hasta ahora, el más veterano capitán era el británico J.H. Taylor, que tenía 62, cuando ganó en la edición de 1933, donde los americanos se enfrentaban solamente a los británicos.

Ted Bishop, presidente de la PGA americana aseguró al dar la noticia del nombramiento: "hemos escogido a la persona correcta para dirigir a nuestro equipo". En cualquier caso, parece que fue el propio Watson el que se ofreció para el puesto y que su petición estuvo por encima de la norma no escrita que, desde hace varios años, nombraba a los capitanes entre los jugadores que todavía están en activo, para que pudieran tener un mayor contacto con los profesionales durante el tiempo anterior a la competición.

UN PALMARÉS ENVIDIABLE

En el palmarés de Watson destacan cinco British Open (1975, 1977, 1980, 1982 y 1983). Sin embargo, a pesar del mal sabor de boca tras la derrota, uno de sus mejores Open Championship fue el del 2009, cuando, a punto de cumplir los 60 años, perdió su sexta Jarra de Clarete al perder en el play off ante su compatriota Stewart Cink, al que la “maldición del Open” que afecta a los jugadores mediocres, le ha apartado de los triunfos desde entonces. Watson, además de sus cinco Majors conseguidos en suelo europeo, también se puso dos Chaqutas Verdes en los Masters de 1977 y 1981, y conquistó el US Open en 1982.

Tras conocer su nombramiento, Watson declaró: "he estado esperando cerca de 20 años para recibir la llamada. Me encantó la primera vez, soy un gran fan de la Ryder Cup, y es un gran honor poder hacerlo de nuevo". Y Watson, que será el primero en repetir capitanía desde que lo hiciese Jack Nicklaus en 1987, añadió que no tenía miedo ante el reto que se le plantea en 2014: “he vivido siempre bajo una enorme presión durante toda mi carrera. Pero en esta ocasión, yo seré el director de escena, pondré el escenario y ellos tendrán que salir y actuar. En dos años, espero que podamos formar un equipo para ganar".

El campo de Gleneagles, que forma de un magnífico Resort en la zona escocesa de Perthshire, entre Edimburgo y St. Andrews, acogerá la Ryder por segunda ocasión y no es un sitio desconocido para Watson: “es un lugar que ha sido muy especial en mi carrera. Es difícil de creer que fue casi hace 20 años cuando disfruté de uno de las mejores experiencias en mi vida al ser capitán en la victoria en 1993. Los recuerdos que tengo están impresos para siempre, especialmente el 'putt' ganador deDavis Love para asegurar la victoria”, aseguró.

El americano tiene claro que su labor como capitán será la de poner "calma y organización a toda una combinación de nervios y emociones que viven los jugadores en la Ryder. Haré todo lo que pueda para que el resultado de 2014 sea el mismo que en 1993", terminó Watson, con rotundidad.

No es posible comentar.