Sin categoría

Tiger: el sexo que no cesa y Linsay no era suficiente

 

(En la imagen difundida por las redes sociales a primeros de año, Lindsay y Tiger, felices en Cortina D’Ampezzo, donde la esquiadora volvió a ganar, una vez más. Ahora, a perdido un novio).

 

Parecía que todo era de color de rosa. Tiger había vuelto a una vida normal, sexualmente hablando, pero no era más que una máscara. El sexo es más fuerte que el amor y el ex número 1 del mundo, que perdió su excelencia golfística en camas ajenas, ha vuelto a las andadas.

Hace menos de un mes Tiger Woods y Lindsay Vonn rompían su relación. No había motivos aparentes: sus carreras deportivas hacían imposible el amor: tú a Boston y yo a California; tú en la nieve, yo al sol… el caso es que, tras aparecer en los pares tres de Augusta, en los días felices del Masters, donde Lindsay paseaba con los hijos de Tiger, la relaciópn se torció… sin motivo conocido.

Ahora, un mes después de finalizado el primer Major del calendario golfístico, el diario inglés Daily Mail ha asegurado, aunque sin citar fuentes conocidas, que el golfista y la esquiadora «han puesto fin a su relación sentimental, ante las contínuas infidelidades del golfista con prostitutas de lujo, motivadas por su posible adicción al sexo.

Precisamente esa adicción fue la causa de su separación con su esposa, la modelo suecaElin Nordegren, con la que tiene dos hijos y de la que se separó en 2010, después de seis años de un matrimonio que estalló en 2009, a las puertas del chalet de Florida en el que vivía la familia, y cuando su ex mujer le agredió, al parecer, con un hierro siete, lo que provocó la huida de Tiger y los posteriores problemas que le causó la separación, incluida la estancia en una clínica para, presuntamente, abandonar la adicción al sexo.

Ni el tiempo, ni las lesiones, ni el paso por la citada clínica -que debió costarle un pastón en dólares-, ni su relación con la bella Lindsey, han podido, al parecer, con la «afición desmedida» de Tiger por cambiar de cama y buscar compañía a base de dinero, en lugar de hacer el amor con una sola persona.

LINDSAY LO CONFIRMA

Lindsey Vonn, que participa en la competición alpina en Nueva Zelanda, confirmó, según parece, la ruptura, debido a las  «escapadas sexuales» de Tiger durante los periodos en los que permanecen separados por sus actividades deportivas.

Según fuentes anónimas cercanas a Woods, Tiger ha tenido una recaída sexual y ha vuelto a concertar citas con prostitutas de lujo, con las que intentaba olvidar sus malos resultados en los torneos en los que participa, cada vez con menos asiduidad. Parece que todo volvió a ser como antes de su primera separación, cuando llegó a gastar 40.000 $ en citas con distintas mujeres, y desde su retirada en San Diego, en el Farmers Insurance Open, en febrero pasado, no tuvo mejor idea para superar el fracaso, que volver a confiar en sus encuentros pasajeros con sexo por medio.

El caso es que, entre unas cosas y otras, el objetivo de llegar a los 18 Grandes con victoria -ahora tiene 14- para igualar el record de Jack Nicklaus, parece cada vez más lejos.

No es posible comentar.