Torneos

Buena caza de Branden Grace (-20) en el «safari» de Leopard Creek, en Sudáfrica. Pedro Oriol (-7), undécimo

 

 

 

(En la imagen Twitter, Branden Grace el «mejor cazador» en el safari de Leopard Creek. Bajo estas líneas, Pablo Martín Benavides que, aunque no es rookie y se «bautizó» en el Tour Europeo hace ya varios años, buscaba su «confirmación» en el Alfred Dunhill Championship de Sudáfrica, donde ya ganó en dos ocasiones, en 2010 y 2011. Al menos en esta edición pasó el corte).

 

La transmisión por TV (Canal + Golf 55) será a las 12.30 -una hora menos en Canarias-, el domingo 14.

 

 

Ver leaderboard del Alfred Dunhill Championship

 

 

Branden Grace (-20) fue a de «safari» a Leopard Creek y, a orillas del Río Cocodrilo firmó cuatro tarjetas de 62, 66, 72 y 68 golpes y acabó, el domingo 14, con veinte golpes bajo el par 72 del campo «salvaje» que linda con el Parque Kruger sudafricano (ver más información en esta misma página), para ganar de punta a punta, el Alfred Dunhill Championship, segundo torneo de la temporada 2015, con el que se cierra, por el momento la competición, hasta pasadas las Navidades, concretamente hasta el 8 de enero, cuando continúa el Circuito en Johanesburgo, con el Open de Sudáfrica.

 

De principio a fin, el magnífico jugador sudafricano que, a comienzos de 2012 ganó cuatro torneos y parecía que iba a salirse de la tabla, tuvo un bajón -después del birdie, mierdi, ya se sabe- y no ha vuelto a ganar hasta ahora en el European Tour. Y lo ha vuelto a hacer, y con total brillantez, en su tierra sudafricana. Grace acabó con siete golpes de ventaja -¡¡nada menos!!- sobre su compatriota Louis Oosthuizen, ganador de Grande y duro competidor. Sin embargo, Louis tuvo que rendirse a la evidencia y acabar (-13) mucho antes que su compatriota y amigo. Le esperó en el green del 18 y cuando Grace acabó con birdie para veinte bajo par, le roció con champagne -o vino espumoso sudafricano-, como no podía ser menos. Branden consiguió un premio de 233.750 $, del 1.500.000 € que se repartieron en premios.

 

La tercera posición fue para el joven inglés Andrew Johnston (-11), ganador del Challenge Tour 2014 y que ha empezado con buen pie en el Circuito Grande, en el que ya estuvo y salió por su mala cabeza. Otro inglés Danny Willet, ganador la pasada semana en Sun City, terminó tercero (-10), empatado con el sudafricano Trevor Fisher Jr.

 

GANADOR DE PRINCIPIO A FIN

 

Branden empezó a fraguar su victoria en el Alfred Dunhill Championship, con su primera vuelta de 62 golpes, diez bajo el par 72 de Leopard Cree. Grace (-16) llevaba dos jornadas intratable en el Alfred Dunhill, pero en la tercera solo firmó el par, aunque no le impidió seguir siendo líder. Ya en la cuarta, sus cuatro golpes bajo par le llevaron a terminar con total tranquilidad, sabiéndose vencedor desde varios hoyos antes del final.

 

Grace, con -16 jugó la última ronda con el danés Lucas Bjerregaard, al que le sacaba solamente un golpe (-15). El desenlace de ese partido merece ser comentado porque no pudo ser más dispar. Mientras el ganador firmaba un 68, el danés empezó a meterse en problemas y acabó firmando una tarjeta de ¡¡¡¡¡89 golpes!!!!! y de -15 pasó a +2, su resultado final; de segundo al puesto 49. No tendrá dulces sueños Bjerregard (que imagino será Buenamirada, la tradución del danés de su apellido) durante una temporada. Menos mal que tiene el parón navideño para olvidarse de sus problemas.

 

PEDRO ORIOL, EL MEJOR ESPAÑOL

 

Pedro Oriol, en su debut en el European Tour, después de lograr su Tarjeta 2015 en la Escuela de Clasificación, firmó cuatro tarjetas de 70, 72, 74 y 65 (-7) y terminó en un magnífico undécimo puesto, empatado con otross dos jugadores, que le ha hecho ganar 25.150 € en su primer torneo del Circuito Europeo con la Tarjeta completa. El madrileño empezó bien pero sus dos tarjetas de viernes y sábado no le sirvieron para mejorar en la clasificación. No fue así en la última ronda, el domingo, ya que sus 65 golpes, siete bajo el par del campo, le auparon a una posición en la que debería andar a menudo en el futuro.

 

De los cinco españoles que pasaron el corte, Nacho Elvira, rookie español del pasado año que este ha perdido la Tarjeta del Tour, pero que puede acceder a un cierto número de torneos, empezó muy bien el jueves 11 y acabó quinto (-5); en la jornada del viernes llegó a estar ocho golpes bajo el par 72 del campo, pero dos bogeys en los hoyos 16 y 18 le dejaron (-6) en el puesto decimoquinto, empatado con uno de los favoritos, el sudafricano Louis Oosthuizen y otros cinco jugadores más. En la tercera ronda, Elvira volvió a fallar en los últimos hoyos -bogey en el 16 y doble bogey en el 17- y con un total de 74 golpes, añadidos a sus dos vueltas anteriores de 67 y 71 golpes, descendió al puesto vigesimoprimero (-4). Las cosas no mejoraron en la última ronda y un 75 le hizo bajar hasta el 33 (-1). Las últimas rondas son la perdición de Elvira que, en cuanto resuelva ese problemas podrá estar en puestos destacados.

 

Eduardo de la Riva -que perdió la Tarjeta y la recuperó en la Escuela de Clasificación- acabó el 40, al par; Carlos del Moral, el 49 (+2) y Pablo Martín Benavides que buscaba la «confirmación», ya que se «bautizó en el Tour» cuando era amateur y pasó a la historia como el primer jugador aficionado en ganar un torneo del Circuito Europeo en la era moderna, en Portugal, en el Estoril Open, en 2008, pasó el corte, lo que está muy bien, teniendo en cuenta su trayectoria en la temporada, y acabó (+5) el 58.

 

Los dos sudafricanos que partían como favoritos, el citado Oosthuizen y Charl Schwartzel, ganador en las dos anteriores ediciones, terminaron de forema muy diferente. Mientras Louis acabó segundo, como se dice al principio de la crónica, sube a la sexta posición (-10), Charl acabó el 26 (-3).

 

Los rookies españoles se «bautizaron» en el Río Cocodrilo

 

Pablo Martin Benavides

 

En Sudáfrica, a orillas del Río Cocodrilo, los rookies españoles se «han bautizado» en el Alfred Dunhill Championship, que se disputa en Leopard Creek C.C., en la localidad de Malelane (ver más información en esta misma página web), donde Charl Schwartzel defiende título.

 

Había diez españoles en el tee de salida, entre ellos, los tres rookies de este año que se «bautizaban» en el Tour en el mismísimo río Cocodrilo, que delimita el campo de Leopard Creek con el famoso Parque Kruger, la mayor reserva del mundo de animales salvajes.

 

Los tres rookies: Jordi García Pinto, que consiguió la tarjeta en el Challenge Tour, y Borja Virto y Pedro Oriol, que lograron su clasificación a través de la Escuela del Circuito Europeo. Hay un cuarto, Antonio Hortal, que finalizó el 16 del Challenge Tour -solo los quince primeros reciben la Tarjeta Completa- y que solo podrá jugar un número determinado de torneos, pero que, en todo caso, también se estrena en el European Tour, al margen de algún que otro torneo esporádico que haya podido jugar por invitación, igual que sus tres compañeros. De los cuatro, solo el madrileño Oriol pasó el corte y terminó con buena nota, mientras que los otros tres se quedaron fuera de un corte establecido en +1 y que superaron 75 jugadores. Tampoco pasó Adrián Otaegui, que perdió su Tarjeta la temporada que acaba de terminar, pero que la ha recuperado en la Escuela de Clasificación y que no pudo jugar el fin de semana.

 

 

No es posible comentar.